twitter instagram facebook
Versión imprimir
22-10-2012

Ángela Molina, Espiga de Honor
en la Seminci de Valladolid
El compositor Alberto Iglesias también obtiene la máxima distinción del festival
 


CELIA TEIJIDO
La actriz y socia de AISGE Ángela Molina ha recibido la Espiga de Honor en la inauguración de la 57 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que se celebra en la ciudad castellana hasta el próximo fin de semana. Además de Molina, este galardón honorífico también ha ido a parar este año al compositor Alberto Iglesias, habitual en los créditos del cine español y tres veces candidato al Óscar a la mejor banda sonora. Como madrina del festival ha ejercido en la apertura la actriz Elena Anaya.
 
La polifacética actriz Ángela Molina pertenece a una saga dedicada por completo al espectáculo y encabezada por su padre, Antonio Molina, una de las grandes figuras de la historia de la canción española. Comenzó su carrera cinematográfica en 1977 con Luis Buñuel, para interpretar a la Conchita sensual de Ese oscuro objeto del deseo, que optó al Óscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa en 1978.
 
Ha trabajado en Italia y Francia, y bajo las órdenes de cineastas internacionales como Ridley Scott, Luigi Comencini, Paul Leduc, Alain Tanner, Alejandro Agresti, los hermanos Taviani o Giuseppe Tornatore, pero es en España donde ha alcanzado sus más grandes éxitos de la mano de cineastas como Jaime Chávarri (que la ha dirigido en cinco ocasiones), Manuel Gutiérrez Aragón (en tres) o Pedro Almodóvar (en dos), además de sus colaboraciones con Miguel Picazo, Ricardo Franco, José Luis Borau, Bigas Luna, Josefina Molina, Agustí Villaronga, Fernando Colomo, Imanol Uribe o Pablo Berger. Bajo las órdenes de este último encarna a la abuela y tutora de Blancanieves en la película que representará a España en la carrera hacia los Oscar de 2012.
 
Cuenta además con una notable trayectoria en televisión en las últimas décadas, con presencia en series como Gran Reserva y en otras grabadas en Argentina, Italia o Francia, además de haber participado en montajes teatrales dirigidos por Jorge Márquez, Andrés Lima o Robert Wilson. Entre su extensísima lista de galardones, ha conquistado cuatro Fotogramas de Plata y ha optado al Goya en otras cuatro ocasiones. En 1986 se alzó con el Premio a la Mejor Actriz en el Festival de San Sebastián por La mitad del cielo (Gutiérrez Aragón) y ese mismo año se convirtió en la primera actriz española en conseguir el David di Donatello por su papel en Camorra: contacto en Nápoles (de Lina Wertmüller).
 
Por su parte, Alberto Iglesias es uno de los mayores talentos que ha dado el cine español y ha sido el primer compositor español candidato al Oscar a la Mejor Banda Sonora Original, un logro que consiguió gracias a su trabajo en El jardinero fiel (Fernando Meirelles, 2005) y que repitió con Cometas en el cielo (Marc Forster, 2007) y El topo (Tomas Alfredson, 2011). Por su labor en la creación de esas partituras cosechó también tres candidaturas a los Premios BAFTA y una a los Globos de Oro, además del Prix France Musique en el Festival de Cannes y los trofeos al mejor compositor y a la mejor banda sonora del año en 2006 en los World Soundtrack Awards. Entre sus muchas distinciones se incluye ya una decena de Premios Goya Ha compuesto más de una treintena de bandas sonoras para películas de cineastas españoles de prestigio internacional como Julio Medem, Icíar Bollaín, Bigas Luna o Carlos Saura. Mención especial merece su fructífera colaboración con Pedro Almodóvar, con quien ha colaborado en nueve películas, incluida la aún en proyecto Los amantes pasajeros. Su labor en Volver y en Los abrazos rotos le valió sendos trofeos al mejor compositor en los European Film Awards de 2006 y 2009. 

Versión imprimir