twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
01-08-2017 Versión imprimir

BANDO SONORO
 
 
Sara Sálamo
 
Una actriz muy cantarina: de niña, en el coche; ahora, a grito pelado en el salón
 
 
FERNANDO NEIRA
A sus 25 años, la tinerfeña Sara Ainoa Concepción Sálamo se está convirtiendo en un rostro cada vez más popular y arrollador, en pantalla pequeña o grande. Y eso que la interpretación no parecía figurar entre sus planes de niña, pero a los 11 años acertó a doblar un cortometraje dirigido por su padre… y el veneno de la vida de actriz se le inoculó en la sangre y le acompañará ya de por vida. En televisión la hemos visto unas cuantas veces, sobre todo a partir de los 70 capítulos durante los que encarnó a Esther en Arrayán, la serie más mítica y longeva de Canal Sur. También formó parte durante dos temporadas de la serie B&B De boca en boca, y ha participado de manera más esporádica en Toledo, Águila roja, Aída, Con el culo al aire o, más recientemente, Olmos y Robles, donde se ha metido en la piel de la doctora Aguilar.

   Aprovechando su traslado a Madrid, en 2011, Sara aprovechó para matricularse en periodismo por la Universidad Complutense y perfeccionar su formación interpretativa en La Barraca, de la mano de la mítica Alicia Hermida. El también canario Roberto Pérez-Toledo la contactó en 2015 para el cortometraje Eurofan y acabó ofreciéndole uno de los papeles principales en la comedia coral Como la espuma, que tras su reciente estreno en cines acaba de desembarcar en la plataforma digital Filmin. En este encuentro melómano, la artista chicharrera demuestra un gusto muy ecléctico y confiesa el poder “mágico” que para ella posee la música. Ah, y no le importa que le acusen de ñoñería.
 
 
 
1. Nikka Costa
On my own (1981)
Escuché esta canción con apenas cinco años. A esa edad podía imitar los agudos de Nikka y me pasaba horas y horas creyéndome que era yo la que subía a ese escenario. Desde entonces, cada poco tiempo me la vuelvo a poner en el salón de casa y canto a pleno pulmón…
 
 
 
 
2. Nina Simone
Feeling Good (1965)
La música es magia. Tan solo necesitas escuchar los primeros acordes de una buena canción para cambiar tu estado de ánimo. Esta de Nina Simone es perfecta para primera hora de la mañana. Nada más ponérmela, consigo empezar bien el día.
 
 
 
 
3. Joan Manuel Serrat
Lucía (1971)
Mi canción favorita. Esa que nunca, nunca me canso de escuchar. Lo cierto es que ahora mismo no sé cómo ni a través de quién llegué a ella, pero es indesbancable.
 
 
 
 
4. Carlos Cano
Habaneras de Nueva York (1996)
Está pieza me traslada directamente a Tenerife, cuando era pequeña y la cantábamos en el coche camino de la playa. Teníamos que subir las ventanillas de tanto que vociferábamos... Es muy, pero que muy buenrollera.
 
 
 
 
5. Elton John
Your song (1970)
Sospecho que debe de estar en mi lista de tanto que me gusta la película Moulin Rouge. Cada vez que la vuelvo a ver, en cuanto la interpreta Ewan McGregor, me pongo a llorar. Quizás suene a ñoñería, pero tanto esta como City of stars, la de La La Land, despiertan cosas muy bonitas en mí
 
 
 
 
6. Izal
Este grupo es para mí todo un hallazgo. Hace cuestión de un mes me descubrieron tanto La mujer de verde como Qué bien, y ambas han pasado a formar parte de mi lista de reproducción diaria.
 
 
 
01-08-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio