twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
20-02-2017 Versión imprimir
Nil Cardoner y Roger Príncep, en 'En la azotea'
 
Tres grandes cortos de febrero
Por ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
 
 
‘En la azotea’
LA MIRADA DE LOS MUCHACHOS

Uno de los cortos finalistas de los últimos Goya fue esta historia iniciática firmada por el gerundense Damià Serra Cauchetiez con la que se graduó en la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña (ESCAC). La calidad y la fuerza del filme le hicieron acreedor al premio de La Noche del Corto Español en la Seminci de Valladolid y el galardón al mejor actor ex aequo para Nil Cardoner y Roger Príncep en el Festival de Medina del Campo.
 
   Cinco chicos suben a una azotea para ver cómo toma el sol desnuda una atractiva adolescente. Uno de ellos, Adrián (Nil Cardoner), siente más interés por el joven que en otra azotea se está dando una ducha. Le acusan de ser marica y él, negándolo, decide subir al bordillo para hacerle una foto a la chica. Parece que va a perder el equilibrio...
 
   Nil Cardoner tiene diecinueve años y ha actuado en la serie Pulseras rojas y en el programa de TV3 Polònia. De la misma edad es Roger Príncep, que fue nominado al Goya al mejor actor revelación con solo nueve años por El orfanato, de Juan Antonio Bayona. Después destacó en Los girasoles ciegos, de José Luis Cuerda; o en Pájaros de papel, de Emilio Aragón. “La experiencia que ya tienen Roger y Nil ayudó a que se formara un grupo homogéneo con los otros muchachos seleccionados en el casting”, explica el realizador Serra. Esos tres recién llegados al cine son Arnau Aizpitarte, Biel Estivill y Pol Hinojosa.
 
 
 
 
   Uno de los galardones que ha atesorado En la azotea fue el de mejor corto español en el Festival LesGaiCineMad, certamen madrileño que acoge las películas de temática LGTB. “Mi equipo y yo hemos tratado de plasmar una historia en la que la homosexualidad es un elemento más del conjunto. Son chavales que se están descubriendo a sí mismos, buscando su individualidad”, comenta Serra Cauchetiez, admirador de filmes como Barrio, de Fernando León de Aranoa.
 
   En poco más de ocho minutos, En la azotea nos impacta de manera genial y rotunda con esta mirada a muchachos asombrosamente encarnados por los jóvenes actores de Serra. Vivimos su angustia, la raya mínima que separa a su edad el placer y la violencia, la aventura y el peligro, justo en el momento de tomar una de sus primeras decisiones importantes.
 
 
Irene Anula, en 'Vainilla'
 
 
 
‘Vainilla’
HABLANDO DE LA SOLEDAD
 
Este drama cautivador del coruñés Juan Beiro ha obtenido galardones tan codiciados como el de mejor corto en el Festival de Austin  (EE UU),  que da acceso directo a la preselección al Oscar. Igualmente fue preseleccionado al Goya y consiguió entorchados en el Festival de Toulouse, Roze Filmdagen de Amsterdam o La Pecca de Sevilla.
 
   Un grupo de personas se reúnen en una sesión de terapia para tratar de curar sus heridas amorosas o afectivas. Narran una serie de discusiones, malentendidos, tonterías que quebraron sus relaciones.
 
   En un reparto coral, Beiro pone más énfasis en el relato de desamor que cuenta el personaje de Irene Anula, actriz conquense que posee a partes iguales belleza y carisma. “Esta es una de esas historias que me mueven, que me impresionan, y por eso acepté participar en Vainilla, explica Anula que obtuvo el premio AISGE-Versión Española por Cómo conocí a tu padre, de Álex Montoya, director con el que ha seguido colaborando en los cortos Malditos pandilleros o Vampiro.
 
 
 
 
 
   La onubense Pilar Gómez está también entre esos seres cariacontecidos y solos que capta Vainilla. “Lo que necesita un actor es un guion en el que creas y un director que te sepa llevar. Vainilla tiene las dos cosas”, señala Gómez, creadora de un exitoso monólogo teatral, Mejorcita de lo mío, con el que ha hecho giras por toda España.
 
   Forman parte del magnífico elenco reunido por el realizador Beiro la veterana Fely Manzano (una señora a la que su nieta abandona sin motivo), en series como Escoba! (TVG); Daniel Pérez Prada (rompió con su pareja por tener opiniones distintas de concursantes de Gran Hermano), intérprete de Carlos, Rey Emperador; Manuel Regueiro (su mujer le deja porque no quiere pasear al perro), actor de la telenovela Acacias 38; y Ana Rayo (la amante de Irene Anula), que protagonizó Helsinki, el anterior corto de Beiro. “Pienso que el lema publicitario del corto, ‘la vida es hablar de tonterías con la gente que quieres’, expresa muy bien lo que deseaba contar. No hay que enfadarse con alguien a quien amas y necesitas”, dice el cineasta.
 
   Vainilla expone certeramente el absurdo, el desconcierto y la pena de personas a las que se les ha parado la vida. La soledad se ha adueñado de ellas, retratándolas Beiro con ternura y un poco de humor.
 
 
Sabina Praga y Chus Lampreave en 'Yo, presidenta'
 
 
‘Yo, presidenta’
UNA ESTRELLA LLAMADA CHUS LAMPREAVE
 
Solo por volver a ver a Chus Lampreave, la gran actriz fallecida en abril del pasado año, ya merecería la pena ver esta risueña comedia de la bilbaína Arantxa Echevarría. Se alzó con el primer premio en el Festival de Pervolia (Chipre), siendo preseleccionada al Goya.
 
   Ante la parálisis institucional y el boicot del electorado, la Unión Europea decide que la presidencia del Gobierno español la ocupe quien tenga más amigos en Facebook. La elegida es Ana (Sabrina Praga), en paro, madre y con dos carreras. No tiene ni idea de política, pero con la ayuda de sus amigos del barrio y una suegra como Pilar (Chus Lampreave), quizá las cosas se puedan arreglar... o empeorar.
 
   De madre argentina y padre italiano, Sabrina Praga, la protagonista del corto, vive en Madrid desde hace más de diez años. Recientemente actuó en el filme De chica en chica, de Sonia Sebastián, y en televisión ha destacado en la telenovela Mi gemela es hija única o en la serie El fin de la comedia. “Ana es un personaje muy divertido. Me gusta mucho la humanidad que desprende y por supuesto la reivindicación del papel de la mujer en la sociedad”, afirma Praga.
 
 
 
 
   La directora Echevarría quería, ya mientras escribía el guion, que Chus Lampreave (Madrid, 1930) fuera una de las protagonistas de Yo, presidenta. “Desde que colaboró en Torrente 5, Chus no había hecho nada, habiendo rechazado ofertas importantes. Le envíamos el guion y para nuestra sorpresa dijo que sí. Ha sido su último trabajo en el cine y no puedo estar más orgullosa y al mismo tiempo muy triste”, dice la cineasta de una actriz asociada al cine de Pedro Almodóvar, y que ganó un Goya por Belle époque, de Fernando Trueba.
 
   Entre la nutrida participación de amigos y extras que puebla Yo, presidenta sobresalen las presencias de Vito Sanz (marido de Sabrina Praga), aún reciente su intervención en María (y los demás), de Nely Reguera; Pepe Ocio (consejero de la presidenta), en el reparto de Carlos, Rey Emperador; y, por si fuera poco, el divulgador Eduardo Punset.
 
   De estirpe berlanguiana, Yo, presidenta nos encandila con unos personajes que se apoyan unos a otros y que, llegado el caso, pueden llevar a buen puerto un país que no confía en los políticos. Echevarría nos hace reír y nos hace pensar en tantas cosas que van mal.
 
 
 
20-02-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio