twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
21-03-2017 Versión imprimir
Virginia DeMorata
 
Tres grandes cortos de marzo
Por ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
 
 
‘A prueba’

TENTACIÓN EN LA FRONTERA


El gaditano Pablo de Aramburu se ha estrenado a lo grande en el cortometraje con este sensacional thriller triunfador en el certamen LG Reinventa el Cine Negro de Cortogenia o en el Festival de Cine Independiente de Elche.
 
   Marta (Virginia DeMorata) es una agente en periodo de prueba de la guardia fronteriza. Mientras piensa en cómo conseguir dinero para casarse y celebrar el enlace, ve un vehículo a excesiva velocidad y le da el alto. El conductor (Miguel Hermoso) le pide que no le multe y que a cambio la recompensará con creces.
 
   La protagonista de A prueba es Virginia DeMorata, una malagueña que ha trabajado en filmes como El Camino de los Ingleses, de Antonio Banderas; o 321 días en Míchigan, de Enrique García, por el que obtuvo el premio Asecan del Cine Andaluz a la mejor actriz. “Trato de superarme en cada trabajo que hago, y este corto no es una excepción. Veo actuaciones mías de hace tiempo y creo que he evolucionado. Seguir progresando es lo importante”, afirma la intérprete, galardonada por su actuación en el corto de De Aramburu en el Festival Luna de Cortos de Veguellina de Órbigo (León).
 
 
 
 
   Juanma Lara encarna al superior de DeMorata. Este veterano actor ha alcanzado una gran popularidad por su papel del sargento Perona en la telenovela Amar es para siempre. “Mi personaje en A prueba no tiene sentido ético, o lo ha olvidado en tantas noches de incumplir su deber”, dice Lara, que también gozó de éxito con la serie El Príncipe. En cine ha destacado en El olivo, de Icíar Bollaín; y en el corto  Abre fácil, de Álvaro Carrero.
 
   “Me gustan los papeles de villano, como este de A prueba, que es estupendo”, comenta Miguel Hermoso, al que todos conocemos por su participación en la serie Cuéntame, donde da vida a Chema. Hermoso, hijo del cineasta de mismo nombre, ha intervenido también en filmes como GAL, de Miguel Courtois; y Ni pies ni cabeza, de Antonio del Real. El reparto de A prueba lo completa Pedro Lanzas (encargado de gasolinera), miembro del reparto de Toro, de Kike Maíllo; y la serie Mar de plástico.
 
   A prueba es uno de esos cortos con una historia tan condensada y sugerente que podría dar lugar a un largometraje. Tiene una planificación ágil y precisa, unos diálogos excelentes (De Aramburu posee experiencia como guionista de monólogos) y unos intérpretes francamente soberbios, con un duelo verbal entre DeMorata y Hermoso que remite a los buenos westerns.
 
 
Mario Alberto Díez y Yanet Sierra
 
 
 
‘Hostal Edén’


FÁBULA DE AMORES Y DESDICHAS


Avalado por premios en festivales como los de Medina del Campo o Boadilla del Monte en el ámbito nacional, y Manchester (Reino Unido) o Winchester (EE UU) en el internacional, Hostal Edén nos propone una deliciosa y entrañable fábula que firma el debutante Gonzaga Manso.
 
   En un destartalado hostal de carretera, una figurita de la Virgen María (Verónica Forqué), colgada en una de las habitaciones, cuenta las anécdotas de los variopintos viajeros que han estado allí. Glosa en especial la historia que nunca olvidará de la prostituta Yolanda (Yanet Sierra) y el suicida Félix (Mario Alberto Díez).
 
   La gran Verónica Forqué, ganadora de cuatro Goyas, subraya, con ese tono de voz entre inocente y pícaro que la caracteriza, la acción de Hostal Edén presentándonos a los dos personajes principales. Uno de ellos es el del lorquiano Mario Alberto Díez (mejor actor en la Semana del Corto de Madrid), incorporando a un hombre que porta una soga destinada a él mismo. “Está lógicamente muy deprimido, y para nada se espera que irrumpa en la habitación una prostituta dispuesta al sexo y a que le paguen por ello”, relata el intérprete de series como La vergüenza (Movistar+) o Las chicas del cable (Netflix), y el largometraje Lo contrario al amor, de Vicente Villanueva.
 
 
 
 
   La partenaire de Díez es la actriz y cantante cubana Yanet Sierra, residente en España desde hace dos décadas, intérprete del monólogo teatral Voces sin piel y profesora en la escuela Escena Studio de Madrid. Igualmente destacables son los graciosos papeles de los caseros del establecimiento, que encarnan Juana Andueza (colaboraciones en La que se avecina y Amar es para siempre) y Rafael Revuelta, con películas como Gente de mala calidad, de Juan Cavestany.
 
   “La historia de Hostal Edén se inspira en un mail que envié cuando tenía 18 años, mientras atravesaba una crisis de identidad, a mi novia de entonces y en la respuesta larga y bonita que recibí a la mañana siguiente. Aquella contestación logró que cambiara mi percepción de las cosas y de la soledad”, explica Gonzaga Manso, cotizado fotógrafo y diseñador publicitario.
 
   Hostal Edén nos encanta por su frescura, espontaneidad y firme propósito de hechizarnos con sus imágenes. Manso consigue que una habitación de fonda de tres al cuarto parezca un paraíso de belleza, sueños y amor, mucho amor.
 
 
Laia Costa
 
 
‘No me quites’


PALABRAS DESESPERADAS


Un auténtico tour de force de genio creativo, franqueza y plasmación de la fragilidad es este drama rodado en un plano secuencia con dos formidables intérpretes y realizado por la novel Laura Jou, prestigiosa directora de actores en importantes filmes nacionales. No me quites se aupó con el galardón al mejor corto en el Festival de Málaga (2016), que igualmente premió el trabajo de los intérpretes. Además, ha sido uno de los cortos finalistas en los recientes Goya.
 
   Laura (Laia Costa) recibe la visita de su exnovio Luis (Hammudi Al-Rahmoun Font), al que no veía desde dos meses atrás. Ella le ruega que vuelva a su lado, pero él desea estar solo. Laura no se da por vencida e insiste a la desesperada en vivir de nuevo juntos.
 
   “En cuanto pensé en el corto quería que Laia fuera la protagonista. La conozco desde hace tiempo y sé que tiene un potencial enorme”, declara la directora Jou. Recordemos que la barcelonesa Laia Costa obtuvo un impresionante triunfo con la película germana Victoria, por la que ganó en 2015 el Lola (equivalente al Goya en Alemania) a la mejor actriz, además de, entre otros, el Premio Sant Jordi a la mejor intérprete del año. Costa tiene pendiente de estreno el filme Nieve negra, de Martín Hodara, en el que comparte cartel con Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia y Federico Luppi.
 
 
 
 
   Fue una afortunada casualidad que el actor y director catalán Hammudi Al-Rahmoun Font invitara a Jou y Costa al estreno de su película Otel.lo. “No sabíamos quién podía encajar con Laia para interpretar a Luis en No me quites. Cuando Hammudi se acercó a saludarnos, Laia y yo nos quedamos atónitas, porque era él sin duda, tenía la apariencia física adecuada para ser la contraparte de Laura”, rememora la cineasta.
 
   Laura Jou ha trabajado en la preparación de actores en las películas Biutiful, de Alejandro González Iñárritu; Eva, de Kike Maíllo; o Lo imposible, de J.A. Bayona, siendo este último el productor ejecutivo del corto. “Es necesario vivir la experiencia para poder contarla, aunque sea doloroso y humillante. No me quites es un acto reflejo que evidencia todo aquello que tratamos de disimular o esconder”, reflexiona Jou.
 
   Nos deja sin aliento, preguntas o respuestas esta historia de pasión y tristeza sobre el sentimiento amoroso, sobre el cautiverio que a veces nos imponemos cuando amamos de verdad. Es una obra de arte que dura un cuarto de hora y a la que aplaudimos con ganas.
 
 
21-03-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio