twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
16-05-2017 Versión imprimir
Selica Torcal y Milagros Morón, en 'Ni una sola línea'
 
Tres grandes cortos de mayo
Por ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS


‘Ni una sola línea’
LA AUDACIA NO TIENE EDAD
Esta excepcional y profunda comedia del madrileño Víctor E.D. Somoza fue la brillante triunfadora del reciente certamen de Medina del Campo, en el que también logró el premio de la juventud. Además, acaba de participar en la Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid, donde resultó galardonada con los premios Madrid en Corto y el de Telemadrid/La Otra.
 
   Encarna (Selica Torcal) y Rosario (Milagros Morón), dos amigas de toda la vida, se reúnen en la cafetería de costumbre para merendar café con churros. Están hartas de que la pensión no les llegue ni para repetir la consumición o para seguir jugando al bingo. Pero tienen un plan. Y, como salga bien, las cosas van a cambiar mucho...
 
 
 
 
   Selica Torcal tiene a sus espaldas una fructífera carrera en filmes como Colorín, colorado, de José Luis García Sánchez; o El abuelo, de José Luis Garci. Quizá uno de sus trabajos más celebrados fue su tarea como actriz de doblaje poniendo la voz a Heidi, la protagonista de la recordada serie japonesa de animación. Su compañera Milagros Morón ha intervenido en Cuéntame y Centro médico; y es integrante del grupo teatral Ateneo de Pozuelo de Alarcón (Madrid). “El trabajo que han realizado Selica y Milagros es de quitarse el sombrero”, afirma el realizador Somoza.
 
   También son importantes los cometidos del bilbaíno Jon Urrutia (camarero), que participó en ma ma, de Julio Medem; y en el corto Te dejo, de Benjamín G. Rosado; y Gladys Guzmán (acompañante de las señoras), que colaboró en las series La que se avecina y El cor de la ciutat.
 
   “Estoy un poco abrumado por la acogida que está teniendo Ni una sola línea”, confiesa Díaz Somoza, autor de los cortos Sr. Metacarpo y 5Millones. “Es una comedia bienintencionada que quiere reivindicar a esas personas maravillosas que son las abuelas, al menos las mías”, señala de excelente humor Somoza, montador y coordinador de postproducción de la serie El secreto de Puente Viejo.
 
   Nos conquista este corto con dos veteranas y magníficas actrices, Selica Torcal y Milagros Morón, que se ríen de todos los que piensan que ya no valen para nada. Caricaturizando las películas de atracos, Somoza consigue una desternillante comedia policíaca que es un canto a la vida, a las personas sencillas que son capaces de muchas aventuras maravillosas e insospechadas. Pronosticamos que Ni una sola línea seguirá cosechando entorchados.
 
 
Cristina Alcázar, en 'Cachorro'
 
 
 ‘Cachorro’

AMOR/ODIO FAMILIAR

El debutante Jesús Rivera Soriano, diplomado en dirección por la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid (ECAM), ha realizado una película de tremenda fuerza emocional que pone de relieve el magisterio actoral de la ilicitana Cristina Alcázar y el joven Pedro Tamames. Fue muy aplaudido en su presentación en el Festival de Medina del Campo, logrando posteriomente en el certamen de Málaga una mención especial del jurado.
 
   Madre e hijo, mantienen una tensa conversación en un trayecto en coche. Ella está separada y su vida está llena de sobresaltos. Él se muestra reacio a dar detalles sobre la angustia que le produce ir al instituto. Ninguno de los dos se tranquliza mientras ella conduce cada vez más rápido...
 
   Cristina Alcázar ha gozado de una gran popularidad por sus papeles de Juana Andrade en Cuéntame y de la directora de banco Patricia en la sitcom Gym Tony. Además, es autora de los cortos Aunque todo vaya mal, Piensa, observa y respira y Reuniones. “Mi personaje trata de entender a su hijo, aunque  no sea precisamente un modelo de serenidad o madurez”, explica Alcázar, con papeles en la pantalla grande como los de Siete minutos, de Daniela Fejerman; o El club de los suicidas, de Roberto Santiago.
 
   Por su parte, Pedro Tamames ha intervenido anteriormente en el corto Take Away, de Geòrg J. Cantos, y le hemos visto en televisión en Centro médico. “Pedro había sido alumno de Cristina en un curso de interpretación y ella me lo recomendó vivamente”, alega el director Rivera, satisfecho con la compenetración que demuestran ante la cámara los dos intérpretes. Tamames también ha realizado un corto, No todos los días te tirotea un conejo.
 
 
 
 
   “Quería expresar la gran incomunicación que existe hoy entre las personas, y especialmente en las relaciones paternofiliales”, comenta el almeriense Rivera, que agradece la colaboración y el entusiasmo de una actriz tan consagrada como Cristina Alcázar para hacer realidad Cachorro. “Su trabajo es fantástico, pleno de energía y talento en esa madre desesperada ante la barrera de silencio que su hijo le impone”, dice el novel cineasta.
 
   Cachorro es una cinta dura, excitante, nerviosa que impacta en el espectador con unos elementos mínimos y bien aprovechados. Observamos ansiosamente los rostros de Cristina Alcázar y Pedro Tamames dentro del vehículo y presentimos que su falta de entendimiento va a concluir de manera trágica. Sin embargo, lo que vemos al final es una cierta e inesperada catarsis que encumbra aún más este gran filme.
 
 
Una de las intérpretes no profesionales de 'La disco resplandece'
 
 
‘La disco resplandece’
 
EL REVERSO DEL GLAMOUR
 
Chema García Ibarra es un consumado cortometrajista de renombre internacional que ha vuelto a dar la campanada con La disco resplandece, en el que el humor y una cotidianidad transgresora se unen de forma prodigiosa. El prestigioso certamen de Alcalá de Henares lo distinguió con el premio a la mejor película y el de Medina con el galardón del jurado.
 
   Chicos y chicas quedan al atardecer a las afueras del pueblo. Beben, hablan y ponen música del equipo instalado en el maletero del coche. Por la noche, la fiesta sigue cuando irrumpen en una discoteca cerrada hace años. Bailan al ritmo de de los móviles y tratan de no tropezarse con los cascotes y el destrozado mobiliario.
 
   La disco resplandece (que hace referencia a una exitosa canción de La Mafia del Amor) está interpretada, como en otros cortos de García Ibarra, por actores amateurs, hijos en este caso mayoritariamente de inmigrantes que han nacido y viven en Callosa de Segura (comarca de la Vega Baja, Alicante). “Son estudiantes de la escuela de mecánica de Callosa que acudieron al casting para conseguir el dinero que ofrecíamos”, dice García Ibarra., al que le encantaron las cosas –lo que hacen a diario- que le contaban sus intépretes: Fátima Kounbache, Juan José Faz, Amine Midoune, Allan Antonie Terrasson y Ani Hovhannisyan. “Les expliqué que no tenían que actuar, que fueran ellos mismos, y desde luego lo hicieron fenomenal”, comenta García Ibarra
 
 
 
 
   Aunque funciona como cinta independiente, La disco resplandece forma parte de la película colectiva de producción turca In The Same Garden, constituida por 10 cortos de distintas nacionalidades que reflejan aspectos de comunidades armenias y turcas en cada país. “Los chicos que muestro se divierten o lo intentan como cualquiera de su edad; y eso que están en un lugar desolado, carente de alicientes”, apunta el realizador de Elche, autor de los cortos El ataque de los robots de Nebulosa-5, Protopartículas, Misterio y el mediometraje Uranes, filmes multipremiados en certámenes como Sundance, Cannes o Berlín.
 
   Como en otras ocasiones, García Ibarra ha logrado imbuirnos del absurdo de situaciones cotidianas que no parecen requerir ninguna preparación especial para transformarse en cine, ficción, una mirada risueña a un entorno quizá hostil. Se nos pinta así la sonrisa viendo La disco resplandece, dispuestos a su sorpresa constante, al hechizo de un corto delicioso.
 
 
16-05-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio