twitter instagram facebook
Versión imprimir
05-12-2018


 

El orgullo de la interpretación

 

EMILIO GUTIÉRREZ CABA

 

El nuevo presidente de AISGE pronunció este 3 de diciembre, con motivo de los X Premios Actúa y HazTuAcción, su primer discurso al frente de la entidad. Además de glosar la figura de su antecesora, Pilar Bardem, reclamó que el respaldo al sector cultural quede al margen de disputas partidistas y sugirió a los artistas jóvenes que se involucren de manera más activa en los órganos de decisión. AISGE aspira bajo su mandato, adelantó, a consolidarse también en su faceta como dinamizador cultural


Reproducimos aquí, por su interés, el contenido íntegro de sus palabras


 

Queridas y queridos compañeros:

 

   Muy buenas noches a todos y gracias por estar aquí e invertir unas horas de vuestro preciado tiempo en acompañarnos. Es un honor ejercer como anfitrión para un público tan distinguido, con tantos rostros conocidos y apreciados en el patio de butacas. Creedme que haremos todo lo posible para no defraudaros.

 

   No es exactamente la primera vez que este “servidor de ustedes” se sube a un escenario. Pero os confesaré que hoy, por mucho que me asista algún que otro año de experiencia, vuelvo a sentir en el estómago ese famoso revoloteo de las mariposas, los nervios del estreno. Porque hoy es la primera ocasión en que tengo el gusto de subirme a estas tablas en mi condición de presidente de AISGE, lo que es tan grande honor como responsabilidad. Así que quiero, ante todo, que estas palabras iniciales sirvan como reconocimiento y admiración hacia la mujer que me ha antecedido en esta función a lo largo de los últimos 16 años. Una mujer a la que vosotros también conocéis bien y que durante todo su mandato ha sido ejemplo de coherencia y coraje, de compromiso y capacidad de sacrificio, de amor por nuestra profesión y solidaridad hacia los más necesitados dentro del colectivo, que no son pocos. Una compañera que ha hecho siempre alarde de tenacidad y a la que jamás hemos visto desfallecer; ni siquiera en los momentos difíciles, que tampoco han sido escasos. Gracias, amiga Pilar Bardem, por tantos años de amistad y empeño. Gracias por darnos tanto sin pedir nada a cambio. 

 

 

   En la época que se abre a partir de ahora seremos fieles a esa herencia y a ese ejemplo, y nos esforzaremos porque en AISGE os sigáis sintiendo representados y protegidos con independencia de vuestra procedencia o condición, de vuestra especialidad laboral, pertenencia generacional o preferencias ideológicas. Porque todos “somos AISGE”, como dicen nuestras direcciones en las redes sociales. Y todos hacemos posible el funcionamiento de una casa que es a un tiempo garante y cobijo. Garantía de una gestión rigurosa, detallada, honesta y transparente. Y respaldo cotidiano para aquellos más necesitados y desprotegidos, para quienes sufren o han sufrido desamparo y para jóvenes y no tan jóvenes que nos demandan a diario formación laboral y difusión para sus quehaceres y aventuras profesionales. No es posible -¡ya quisiéramos!- atender las necesidades de todos, pero sí llegar tan lejos como nuestros ingresos nos lo permitan. Con la seguridad de que siempre seguiremos buscando como referentes la eficacia, la solidaridad y el beneficio común.

 

   El nuevo Consejo de Administración que salió de las urnas este pasado verano es un compendio de continuidad y renovación, aúna a compañeros y compañeras que acreditan años de bagaje y desvelos en la entidad con otros que aportan la siempre necesaria savia nueva y el relevo generacional. Las visiones serán complementarias y el objetivo, común: gestionar más y mejor, defender nuestros derechos colectivos frente a los intentos de socavarlos y tenderles la mano a los más desfavorecidos. Y en este empeño no sobra nadie: hacemos falta todos. Es más, quiero aprovechar esta oportunidad para reclamar de los más jóvenes una mayor presencia e implicación en el día a día de la entidad. Porque los derechos y las garantías sociales, laborales e intelectuales ni caen del cielo ni son eternas. Y porque necesitamos asimismo de vuestro empuje y presencia en asambleas y órganos de gobierno. Los que peinamos alguna cana quizá no nos manejemos tan diligentemente con los hashtags o los trending topics como vosotros, pero creedme si os digo que también tenemos cosas que aportaros. De la unión, laboral e intergeneracional, salimos todos ganando.

 

   Quiero invitar a todas las fuerzas políticas, sean del signo que sean, a que nos conozcan mejor y nos pregunten cuantas cosas deseen conocer de nosotros. Porque la defensa de nuestro tejido cultural es un objeto que nos concierne a todos, que nos conviene como país y que debe posicionarnos a nivel internacional como esa gran potencia que somos o deberíamos ser. Agradezco de modo sincero al nuevo Gobierno de España su predisposición a la reunión y el diálogo y animo a los Gobiernos venideros a mantener una interlocución que nos compete y beneficia a todos. Porque la cultura es una cosa demasiado seria, señores, como para dejarla al albur de la disputa partidista. No podemos depender de tácticas, ventoleras ni tiras y aflojas. El arte de la interpretación es un bien universal y debería ser un orgullo y una tarjeta de presentación de nuestra identidad en todo el mundo. Y un país que ha sido capaz de alumbrar a Quevedo y a Cervantes, a Picasso y a Buñuel, a Paco Rabal y (permitidme la licencia) Julia Gutiérrez Caba, a Sara Baras o Nacho Duato, es un país que le puede sostener la mirada a cualquiera con la cabeza bien alta.

 

Emilio Gutiérrez Caba, entregando el Premio Actúa a Gemma Cuervo. Reportaje gráfico: Enrique Cidoncha

 

   Por parte de este nuevo equipo de gobierno, precisamente, me comprometo a hacer de AISGE un dinamizador cultural, un referente modesto pero apreciable para la ciudadanía, un generador de actividades y contenidos propios. Somos una casa de dimensiones pequeñas, pero queremos estar presente en las agendas culturales, en el corazón de aquellos amantes de nuestro cine, nuestro teatro y nuestra televisión, que ya son muchos y queremos que sean más. Yo no voy a pedirle a nuestra clase política que recuperemos la soberanía sobre el Peñón o que resolvamos de un plumazo nuestros problemas de convivencia, pero sí que ahondemos en nuestro amor propio y tengamos claro que la creación intelectual nos hace, siempre, más humanos y mejores personas.

 

   Y a vosotros, amigas y amigos, a luchar y a disfrutar. De cara al próximo mes de julio, que es el mes más popular entre los socios de AISGE, los que frecuentáis los platós televisivos os llevaréis mayores alegrías que quienes nos dejamos ver más por cines o teatros. Eso ya lo sé yo, y bien que haréis en aprovechar el tirón. Pero que no os falte nunca el empeño ni las ganas de llamar a cuantas puertas sean necesarias para seguir emocionándonos con vuestro arte. Que es mucho y, como dicen los memes de Julio Iglesias, ¡lo sabes!

 

   Un abrazo grande a todos, muchas gracias por vuestra generosa atención y, ahora, a disfrutar de la fiesta.

 

Versión imprimir