twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
20-07-2015 Versión imprimir
Érica Rivas
Érica Rivas
 
 
 
Los Platino encumbran a Érica Rivas y Óscar Jaenada como mejores actores


‘Relatos salvajes’, mejor película, arrasa en el palmarés con ocho de las diez estatuillas a las que optaba


HÉCTOR MARTÍN RODRIGO 
La argentina Érica Rivas, por su despepitado papel de novia despechada en Relatos salvajes, y el barcelonés Óscar Jaenada, que en Cantinflas encarna al genio del cine cómico mexicano, se convirtieron en los ganadores a las mejores interpretaciones en los II Premios Platino del Cine Iberoamericano, que vivieron su jornada grande este 18 de julio en Marbella. Un malagueño universal, Antonio Banderas, fue precisamente uno de los grandes protagonistas de la noche con su Platino de Honor, que dedicó a “todos los pueblos latinos”. Pero la triunfadora indiscutible fue la cinta de Damián Szifron, que además de la estatuilla a su actriz, se impuso en otras siete categorías; entre ellas, mejor película, dirección y guion.
 
   Unos 2.700 espectadores abarrotaron las gradas del StarLite marbellí con amplia presencia de grandes actores y actrices a ambos lados del Atlántico: desde Elena Furiase a Maribel Verdú, Inma Cuesta, Alberto Ammann, Álvaro Cervantes, Jordi Mollà, Unax Ugalde, Kate del Castillo, Julio Medem, Carlos Bardem o Bibiana Fernández. Lolita y Rosario Flores, David Bisbal, Luis Fonsi, Miguel Bosé y Rita Moreno aportaron las páginas musicales. La gala, retransmitida por TVE y las principales cadenas latinoamericanas, contó con Imanol Arias (España), Alessandra Rosaldo (México) y Juan Carlos Arciniegas (Colombia) como maestro de ceremonias para estos nuevos “Óscar del cine latinoamericano”. La Fundación AISGE figuraba por segundo año consecutivo entre las entidades patrocinadoras del evento. A esta segunda edición concurrían 760 largometrajes de 23 países. “¡Casi cifras de Bollywood!”, bromeó Arias durante las presentaciones.
 
 
Óscar Jaenada
Óscar Jaenada
 
 
 
   A juzgar por su semblante estupefacto, Óscar Jaenada fue el primer sorprendido al escuchar su nombre en una categoría en la que quiso tener una mención especial para los cuatro “monstruos” con los que competía: Javier Gutiérrez, Benicio del Toro, Jorge Perugorría y Leonardo Sbaraglia. Jaenada, un auténtico camaleón escénico que ya triunfó con otra película biográfica como Camarón, se ha encontrado con la paradoja de que Cantinflas ha arrasado en Latinoamérica (segunda cinta latina más taquillera de 2014), mientras en España ni siquiera consigue distribución. “Este personaje maravilloso ha conllevado mucho esfuerzo”, admitió ante el micrófono para apostillar, con cierta amargura: “Estoy aquí por México, lo cual me da mucho que pensar”. Javier Gutiérrez hubo de conformarse con el Platino del Público que había recibido en la vista por su multipremiado papel en La isla mínima.
 
 
Javier Gutiérrez
Javier Gutiérrez
 
 
 
   La bonaerense Érica Rivas, en cambio, sí pudo rubricar el doblete tras sumar el Platino a la mejor actriz a ese Platino del Público del día anterior gracias a los votos de los internautas. La lista de dedicatorias casi la condujo al llanto cuando llegó a Damián Szifron, “por ser amigo y un director maravilloso”, y apenas pudo rebajar la emoción a la hora de alabar estos galardones internacionales: “Me parece tan importante que nos juntemos…”. Szifron, que redujo finalmente a seis las 15 historias que tenía pensadas para Relatos salvajes, dedicó la lluvia de premios a “los grandes actores que le dieron vida al guion” y “a la memoria de mi papá”. “Este es el final de un largo recorrido, llevamos más de un año viajando por todo el mundo, así que este evento tiene una carga emocional muy especial. Siento pura gratitud”, agregó. Hugo Sigman, coproductor junto a El Deseo de Pedro y Agustín Almodóvar, incidió en la relevancia de sumar recursos económicos. “La coproducción es un modelo virtuoso que los españoles y latinoamericanos debemos intensificar para hacer películas importantes”.
 
   Mientras Relatos salvajes se hacía también con una buena colección de premios técnicos, desde la mejor música (Gustavo Santaolalla) al montaje, dirección de arte y sonido, la otra gran favorita de la noche, La isla mínima (nueve nominaciones), debía conformarse con el trofeo a Álex Catalán como mejor director de fotografía. Por su parte, la coproducción hispanovenezolana La distancia más larga, escrita y dirigida por Claudia Pinto, se hacía con el galardón a la mejor ópera prima. “Muchísima gente me dijo que esta era una película muy complicada y me animaba a debutar con algo más sencillo. Hoy doy las gracias a todos los que vieron más allá de la complejidad”, sentenció. Su dedicatoria más sentida fue para la española Carme Elías, a quien se refirió como “una maravillosa compañera de aventura, sobre todo en los momentos más difíciles”.
 
 
Santiago Segura
Santiago Segura
 
 
 
   En contraste, Santiago Segura, que acababa de celebrar su 50 cumpleaños, protagonizó uno de los momentos más hilarantes de la velada al referirse a su escaso predicamento con los premios. “Asumo que no me den premios, pero que no me dejen darlos… ¡Lo siguiente será poner una orden de alejamiento entre los premios y yo. No puedo ni tocarlos!”, se carcajeó. Enseguida se le unió sobre el escenario el mexicano Eugenio Derbez, que justificó su presencia por el éxito obtenido en 2014 en Panamá: “El año pasado fui lo mejor de la gala. Me han vuelto a invitar porque estuve inconmensurable”, bromeó.  Ambos coincidieron a la hora de definir el iberoamericano como un cine “honesto, comprometido y pobre, pero honrado. Y además limpio, trabajador, muy estudioso, buena persona…”. Y aconsejaron a los ganadores que no agradeciesen la victoria a sus padres: “El hecho de que les hayan permitido dedicarse al cine ya demuestra que sus papás nunca les importaron un cacahuate”.
 
 
Antonio Banderas
Antonio Banderas
 
 
 
Un Quijote andaluz con vocación iberoamericana
“El de Antonio Banderas es uno de los ejemplos más claros de que nuestro talento no tiene fronteras”, según Adrián Solar, presidente de la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA). Fue la puertorriqueña Rita Moreno, ganadora de un Óscar y un Globo de Oro en 1961 por su papel de Anita en la cinta musical West Side Story, quien hizo entrega del Platino de Honor al malagueño. Referente desde los años cincuenta para todos los actores que sueñan con Hollywood, la veterana se deshizo en halagos con el homenajeado de la noche: “Le admiro muchísimo. ¡Qué bestia! Ha luchado contra los estereotipos que nos marca Hollywood y ha demostrado que no importa el origen. Porque al final las historias no tienen acento”.
 
Desde su Málaga “picassiana por parte de padre y zambranista por parte de madre”, Banderas envió un saludo a “todos los pueblos latinos, a los que une, además de la lengua, el deseo de soñar a través del cine”. A lo largo del discurso libró una lucha quijotesca contra la “montaña de tentaciones vanidosas” que siempre lleva consigo un galardón e insistió en identificarse con el mítico personaje cervantino: “Aunque yo nací en tierras andaluzas, comparto con el caballero de la triste figura esa locura insensata, los anhelos irreprimibles y la vocación ansiosa por la aventura”.
 
Al repasar su currículum se contabilizan 14 filmes rodados en México, Argentina, Venezuela, Chile, Colombia y Puerto Rico, países todos ellos donde le han tratado con mucho cariño. “Allí he compartido con grandes profesionales una forma de hacer cine, pero el salto definitivo todavía no se ha dado. Nadie nos valorará si no lo hacemos nosotros primero. Es en EEUU, que poco a poco ha ido dando oportunidades al talento hispano, donde comprendo el indudable potencial de lo latino. Pese al interés insano y absolutamente reprochable de Donald Trump por patearnos el trasero, en aquel país se reúne un crisol de comunidades que hablan la lengua de Cervantes, enriquecen la vida cultural y aportan valores apoyados en el sacrificio. Y aunque todos amemos nuestros países, podemos abrazar la idea de lo latino y el orgullo de sentirnos hispanos”.
 
 
 
 
Cinco finalistas, cinco definiciones


ADRIANA BARRAZA sobre Conducta. “No sé si quedarme con la actuación sincera de sus protagonistas o con la historia de la maestra Carmela, una mujer entrañable y decidida que lucha por sus alumnos a toda costa. Esta película nos hace creer que todavía hay personas que se preocupan por la gente. Y por eso nos trae esperanza, compasión, muchísimo amor”.
 
ALBERTO AMMANN sobre Pelo malo. “Este drama nos hace testigos de la amargura de una madre soltera y de las ilusiones de su hijo. Incomoda cuando lo ves, pero tiene un magnetismo que hace que no puedas apartar la vista de la pantalla. Es inevitable recordar en ese momento tu infancia, verte reflejado en los ojos del protagonista y reconocer en el fondo que todos deseamos que nuestra mamá nos quiera”.
 
AURELIA FERNÁNDEZ sobre La isla mínima. Esta joven estudiante de interpretación señaló: “Todavía me estremezco cuando recuerdo esos paisajes áridos en la pantalla. Siento ese miedo y ese desconcierto que transmiten sus dos magníficos protagonistas. Yo quiero ser actriz por películas como esta”. Fernández bromeó desde su silla de ruedas con que era “la actriz que más ha rodado este año”, justo antes de que se lanzase a dar su “primer beso de cine” a un Imanol Arias arrodillado frente a ella.
 
MARLON MORENO sobre Relatos salvajes. “Damián Szifron nos brinda alguna que otra risotada de las buenas. No puedo olvidar esa gran boda del último capítulo; creo que con historias como esa ya tengo la excusa perfecta para librarme del siguiente enlace al que me inviten”.
 
INMA CUESTA sobre Mr. Kaplan. “Yo quiero un abuelo como el de esta película, un hombre sincero, sensible, pasota pero divertido. Es un viejito que vive con la intensidad de quien sabe que todo llega a su fin. Esa especie de Don Quijote uruguayo lucha por la justicia, pero en vez de enfrentarse a molinos de viento, persigue a un nazi por la playa ataviado con un bañador. Cualquiera querría invitarle a comer un domingo en su casa porque haría las delicias de la sobremesa”. 
20-07-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio