twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
31-08-2017 Versión imprimir

 

Los estrenos del 1 de septiembre


‘Parada en el infierno’


LA LEY DE LAS PISTOLAS
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Los legendarios escenarios españoles del spaguetti-western de los 60 y 70 han acogido esta singular película del Oeste del madrileño Víctor Matellano, muy aplaudida en el Almería Western Film de Tabernas y en la Muestra SyFy de Cine Fantástico de Madrid. Un amplio reparto internacional secunda los esfuerzos del realizador de Colmenar Viejo para dar aliento a un género con el que seguimos divirtiéndonos y soñando.
 
   Un grupo de violentos bandidos liderado por El Coronel (Pablo Scola) llegan a una parada de diligencias para asaltar un cargamento de oro que pasará pronto por allí. Sin motivos aparentes, comienzan a acosar y torturar a los viajeros que estaban descansando en la posta. Cualquier oposición a su sed de sangre parece inútil mientras vemos cómo se aproxima el carro blindado que les hará ricos...
 
 
Pablo Scola
Pablo Scola
 
 
 
   Pablo Scola encarna con suficiencia al psicópata protagonista de Parada en el infierno. Nacido en Madrid, este apuesto actor ha destacado en series como Yo soy Bea y en filmes como La luna en botella, de Grojo; o Historias de Lavapiés, de Ramón Luque. “El personaje de Pablo es el más importante de la película. El Coronel es un ser perturbado que maquilla su sadismo con aires intelectuales”, afirma el director Matellano.
 
   La resistencia más firme al despliegue de crueldad del rol de Scola la encontramos en dos valientes mujeres incorporadas por la hispano-británica Tania Watson (protagonista de RDM: La Serie) y Veki Velilla, una actriz de apenas 20 años que se dio a conocer con su papel de Olivia Ugarte en la serie Anclados. “Ha sido estupendo participar en una película de una época tan distinta a la actual, lo que me ha permitido documentarme de muchas cosas relacionadas con el Far West. Por otro lado, Víctor sabe muy bien lo que quiere de cada personaje, y eso es esencial para interpretarlos adecuadamente”, explica Velilla, que forma parte del elenco de la serie aún inédita La catedral del mar.
 
   La calidad del reparto de Parada en el infierno se corrobora con las actuaciones del dublinés Denis Rafter (encargado de la estación de diligencias), afincado en España desde hace muchos años e intérprete habitual en la serie Cuéntame durante las últimas temporadas; Antonio Mayans (alguacil) –toda una leyenda del western y el terror europeo–, en series actuales como Víctor Ros y Olmos y Robles;  y Nadia de Santiago, la actriz que se consagró en Las 13 Rosas, de Emilio Martínez-Lázaro. “Soy Rose, otra de las viajeras de la diligencia. Es una chica pícara y despierta que está deslumbrada por el grupo de bandidos”, señala la artista madrileña, una de las protagonistas de la exitosa ficción televisiva Las chicas del cable.
 
 
Manuel Bandera
Manuel Bandera
 
 
 
   “Todos los intérpretes con los que hemos contactado estaban como locos por participar en un western y no se lo pensaron dos veces”, dice Matellano, refiriéndose, por ejemplo, a las colaboraciones de Guillermo Montesinos (series La que se avecina y Cuéntame), Ramón Langa (en El Ministerio del Tiempo y actor de doblaje conocido por ser la voz de Bruce Willis) y el malagueño Manuel Bandera, que se mete en la piel de Tim Rogers, el sheriff que protege el oro. “Nunca agradeceré bastante a Víctor que me llamara para este western. ¡Qué estupendo es montar a caballo, disparar, pelear... Una gozada completa!”, reconoce el famoso actor de las dos partes de Las cosas del querer, de Jaime Chávarri.
 
‘Psycho-western’
Víctor Matellano ha demostrado su devoción por el cine de terror en Wax y Vampyres, sus anteriores filmes; pero igualmente venera los westerns, y especialmente aquellos que, como Parada en el infierno, se rodaron en su pueblo, Colmenar Viejo, y en Almería y otras localizaciones españolas en los 60/70. Entre esos filmes míticos figura la trilogía de Sergio Leone con Clint Eastwood de protagonista. “Me gusta combinar los géneros. Cambiar de época, de situación una historia que parece la misma. Los psicópatas que asaltan la parada de diligencias podrían ser igualmente una banda de moteros imponiendo su ley en una gasolinera. El western narra la convulsa construcción social de un territorio. Unir esa idea universal de la posesión del poder, de la maldad frente a las buenas intenciones, me fascinaba completamente”, resalta el realizador, autor también del documental ¡Zarpazos! Un viaje por el Spanish Horror.
 
   No hay piedad en este psycho-western rodado magníficamente por Matellano y un equipo técnico muy curtido en el cine de acción. Plasma un universo de locura y de escalofriante violencia que termina teniendo un punto de humor por su obcecación en la maldad. Una burla soterrada que estaba inmersa en la revisión de los géneros cinematográficos que estalló en aquellos años 60 y 70, que aquí se homenajea. Con ese espíritu, hay que ver esta espectacular cinta.
 
31-08-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio