twitter instagram facebook
Versión imprimir
07-11-2017

Los estrenos del 10 de noviembre

‘Musa’
 
 
MUJERES BELLAS Y PELIGROSAS

ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Consumado experto en tramas terroríficas, Jaume Balagueró nos ofrece una nueva muestra de su talento en Musa, basada en la novela superventas de José Carlos Somoza La dama número trece. Fue muy aplaudida en el último Festival de Sitges y ahora se exhibe en el certamen Madrid Premiere Week, antes de que el público de toda España pueda desde este viernes sobresaltarse en sus butacas.

   Un profesor universitario en Dublín (Elliot Cowan) mantiene una relación con su alumna Beatriz (Manuela Vellés). Prometen estar siempre juntos, pero incomprensiblemente la joven estudiante se suicida. Tiempo después el hombre tiene frecuentes pesadillas con una mujer, Lidia (Leonor Watling), a quien asesinan de forma ritual. Descubre con estremecimiento que esa mujer es real y que acaba de ser encontrada muerta de la misma manera que en su sueño.

Elliot Cowan y Manuela Vellés

Elliot Cowan y Manuela Vellés

   “Me gustó mucho trabajar con Jaume. Todas sus películas me conmueven y también me dan miedo”, explica Manuela Vellés, intérprete de Caótica Ana (de Julio Medem), Camino (Javier Fesser) o Secuestrados (Miguel Ángel Vivas). “Las pelis fantásticas son muy divertidas, nos hablan de los mitos y de historias que nos dejan sin aliento, como esta de Jaume”, dice la actriz madrileña, una de las protagonistas de la serie Velvet. “Tenía muchas ganas de rodar con Manuela, y no me ha decepcionado. Figura, por muchos motivos, entre las grandes sorpresas de Musa”, comenta el director.

   Es difícil no caer en las tupidas redes de la creatividad, el talento y la belleza de Leonor Watling, en filmes tan recordados como Son de mar (Bigas Luna), Malas temporadas (Manuel Martín Cuenca) o Los crímenes de Oxford de Álex de la Iglesia. “Fue una experiencia única y extraordinaria estar en Musa. En lo interpretativo me atrevo a hacer de todo, cualquier género, pero el terror es más complicado para mí como espectadora porque soy muy miedosa”, reconoce Watling, la Blanca Jiménez de la serie Pulsaciones. “Una de las cosas más bonitas de la película es el amor que destila por la poesía. Versos iniciáticos y maléficos de Dante, Shakespeare o Kavafis que dan claves de lo que sucede en la pantalla sin dejar de espantarnos ni un momento”, afirma la actriz y cantante del grupo Marlango. El cineasta rinde pleitesía a la artista: “De Leonor me gusta todo, soy muy fan de ella, pero no la conocía. Y ahora no solo pienso que es una intérprete maravillosa, sino que también es una gran persona”.

Los riesgos de la creación
Jaume Balagueró reconoce sentirse absolutamente fascinado por la novela La dama número trece, publicada en 2003, de la cual se han vendido más de 200.000 ejemplares. “Es una hermosa novela, escrita por alguien que realmente ama, conoce y entiende la poesía, al mismo tiempo que cuenta una maravillosa historia de terror. Su combinación de belleza y violencia es formidable”, declara el realizador leridano, autor de las sobrecogedoras Los sin nombre, Darkness, Frágiles, Mientras duermes y aquella saga [REC] que creó junto a Paco Plaza. “Me interesó especialmente el hecho de que las musas, de las que siempre se piensa que son las compañeras ideales de los creadores, se presenten como seres destructivos”, aduce Balagueró. El rodaje transcurrió entre Irlanda, Bélgica y España.

   “Es algo novedoso y genial convertir a las musas en brujas, capaces de llegar hasta donde haga falta con tal de acabar cumpliendo sus deseos”, señala casi riendo Leonor Watling. “Una cinta como Musa puede funcionar bien en taquilla porque se expresa con metáforas inteligentes y sutilezas, precisamente lo que necesitamos en un mundo demasiado zafio”, expone la intérprete. Además de con los títulos enumerados, nos conquistó gracias a Una pistola en cada mano (Cesc Gay) y Amor en su punto (Teresa de Pelegrí y Dominic Harari).

   Preparémonos en Musa para afrontar lo inesperado, degustar una historia de misterio y terror en una atmósfera de la que queremos huir y ponernos a resguardo, aunque sin saber adónde dirigirnos. Y en esa indefensión del espectador nos complace la labor de dos actrices tan sólidas e irresistibles como Manuela Vellés y Leonor Watling, que certifican la enorme calidad que atesora el cine español en sus intérpretes y en directores con sello personal como Jaume Balagueró.

Versión imprimir