twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
13-04-2016 Versión imprimir

 

Los estrenos del 15 de abril



‘Cantinflas’



LA GENIALIDAD DE UN CÓMICO
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Una época de risas, de emoción, de encanto, se resume en este filme que rinde tributo a uno de los más grandes cómicos de todos los tiempos. Para encarnar a Mario Moreno Cantinflas, el cineasta mexicano Sebastián del Amo escogió a un experto en proezas interpretativas como es Óscar Jaenada. Su trabajo en la cinta fue premiado, entre otros galardones internacionales, en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva y con el Platino a la mejor interpretación masculina de los 22 países de Iberoamérica.
 
   Cantinflas abarca la vida del genio nacido en Ciudad de México desde sus primeras actuaciones en los años treinta, en carpas y teatros de poca monta; su ascensión imparable basada en una capacidad de improvisación portentosa, y el estrellato mundial que consiguió con sus taquilleros filmes. Y así, hasta su brillante debut en Hollywood con La vuelta al mundo en 80 días.
 
 
Óscar Jaenada
Óscar Jaenada
 
 
 
   Si algo distingue la carrera de Jaenada es su casi milagroso don para transformarse. Más que interpretar, se convierte en el personaje que tenga entre manos. Por eso, pareció que Camarón de la Isla resucitaba cuando protagonizó el biopic sobre el cantaor dirigido por Jaime Chávarri en 2005, lo que le valió, entre otras muchas recompensas, un Goya al mejor actor. “Yo no acepto proyectos, los busco”, afirma el artista catalán, al que hemos visto en Che: Guerrilla, de Steven Soderbergh; o ¡Atraco!, de Eduard Cortés. “Tengo la suerte de poder decidir los filmes en los que quiero involucrarme. Desde que supe que se iba a hacer una película sobre Cantinflas, tuve claro que iba a luchar a capa y espada por el papel”.
 
   El público mexicano ya ha bendecido el trabajo de Jaenada en Cantinflas acudiendo masivamente a las salas. La cinta también se ha apuntado un importante éxito en el difícil mercado estadounidense. “Soy español porque lo dice el pasaporte, pero me siento ciudadano del mundo. Admiro a Mario Moreno desde siempre. Cuando era pequeño, veía con mis padres películas de él que solían pasar en televisión los domingos, y nos reíamos mucho”, comenta Jaenada, que tiene pendiente el estreno de Infierno azul, de Jaume Collet-Serra.
 
   Le acompañan en el reparto intérpretes mexicanos como Ilse Salas (esposa de Cantinflas), Luis Gerardo Méndez (el cazatalentos que lo descubrió) y Alejandro Calva (socio en su compañía cinematográfica). Además, destacan las presencias del estadounidense Michael Imperioli (Los Soprano), incorporando a Michael Todd, productor de La vuelta al mundo en 80 días (1956); y el siempre impactante líder de la Orquesta Mondragón y polifacético showman y actor Javier Gurruchaga, en la piel de un empresario teatral (José Furstenberg) que se da cuenta de la magia irresistible del joven Cantinflas. “Ha sido estupendo que Javier colaborara con nosotros”, señala Vidal Cantú, productor de la cinta.
 
 
Jaenada y la mexicana Ilse Salas
Jaenada y la mexicana Ilse Salas
 
 
 
Una elección acertada
Nada menos que un centenar de intérpretes y 1.500 extras estuvieron a las órdenes del director Sebastián del Amo en Cantinflas. En la preproducción, todo hacía pensar que el protagonista sería, por supuesto, mexicano. “Puedo entender la posible polémica por la nacionalidad de Óscar Jaenada, pero durante los meses de rodaje fui testigo del enorme trabajó que realizó, de cómo pulía los diálogos, cómo improvisaba y bailaba de la misma manera que lo hacía Mario Moreno. Una labor auténticamente espectacular”, reconoce el cineasta, autor del filme El fantástico mundo de Juan Orol, que ha tenido, en la parte técnica, más colaboradores españoles: el montador Nacho Ruiz Capillas, el músico Roque Baños y la participación de Enrique Bunbury con la canción Vete de mí.
 
   La semblanza que han hecho Del Amo y Jaenada, cada uno desde su parcela, de Cantinflas está impregnada de luminosidad y ternura. Han acotado muy bien director y actor el tiempo cronológico de la vida del artista que más puede interesar al espectador y evitan, de esta forma, la desafortunada opción de tantas películas de querer contarlo todo, de la cuna a la tumba. Quedan patentes en la pantalla el valor, la energía, la humildad y también el orgullo de un hombre que fue el ídolo gracioso y entrañable de varias generaciones de hispanohablantes. Jaenada lo acerca a nosotros con una convicción que nos deja atónitos.
 
13-04-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio