twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
14-06-2017 Versión imprimir

 
Los estrenos del 16 de junio

‘Señor, dame paciencia’
 
RIÉNDOSE DE LOS TÓPICOS
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Para su tercera película, Álvaro Díaz Lorenzo ha reunido a un espléndido elenco en una comedia que nos arrancará carcajadas y también nos tocará la fibra sensible. Este madrileño afincado en Fuengirola rodó entre septiembre y octubre del año pasado en localizaciones de Madrid y la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), con producción a cargo de las compañías DLO, Atresmedia y Suroeste.
 
   El conservador Gregorio (Jordi Sánchez), hincha del Real Madrid y de carácter irascible, quiere acatar la última voluntad de María (Rossy de Palma), su difunta esposa: ir a esparcir sus cenizas en la desembocadura del Guadalquivir. Hasta allí viaja en una furgoneta con sus tres hijos, acompañados por sus insoportables parejas, sin olvidar entretanto la otra promesa a su mujer: ser más amable y liberal con los que no le gustan.


 
Una familia disfuncional
Jordi Sánchez (Antonio Recio en la serie La que se avecina) protagoniza de Señor, dame paciencia. “Es una delicia trabajar con Jordi. Además de un grandísimo cómico, es autor teatral, lo que hacía que tuviera en el set un coguionista a mi disposición”, comenta el director Díaz Lorenzo sobre Sánchez, quien se anotó un fenomenal éxito el último verano con Cuerpo de élite (Joaquín Mazón).
 
   La hija mayor de Gregorio/Jordi Sánchez es la oscense Megan Montaner (Velvet colección), casada con el catalán Jordi (David Guapo), a cuya postura proindependentista se suma un fervor desmedido hacia el Barça. “Megan nunca había hecho comedia, pero yo confiaba plenamente en sus posibilidades”, asegura el realizador. Satisfecho quedó también con el trabajo de Guapo: “Es un cantante  y cómico sobresaliente que tiene giras por toda España. Ahora ha confirmado su talento interpretativo”. 
 
   A Silvia Alonso la vimos recientemente en Es por tu bien, otra comedia que dirigió Carlos Therón. Aquí encarna a Alicia, una chica indecisa en el amor, hasta el punto de acabar en brazos de Leo... (Salva Reina, de la serie Allí abajo). Y es que el chaval es un antisistema que cree sobre todo en ligar. “Es emocionante ver la película ya lista para el estreno mientras recuerdas las anécdotas del rodaje”, cuenta Reina, que participó a las órdenes de Nacho G. Velilla en Villaviciosa de al Lado.

   Saboreando las mieles del triunfo de Pieles, Eduardo Casanova despliega sus dotes de actor gracias al papel de Carlos, el hijo gay de Jordi Sánchez, que vive enamorado de Eneko (Boré Buika), un vasco de origen senegalés. “Eduardo nunca pierde la concentración", alaba el realizador, "por eso su actuación es impecable. Me encanta dirigirle”. Casanova (consolidado en el terreno cómico tras su personaje de Chencho en Gym Tony) explica que la furgoneta en la que viaja la familia "era muy bonita, aunque también un auténtico horno de asar pollos”.
 
   La mallorquina Rossy de Palma pone la nota fantástica en el filme al aparacerse continuamente a su marido después de su óbito. “Ha colaborado con grandes directores como Almodóvar. Y reconozco que me asustaba un poco. Pero lo que tiene de enorme actriz, lo tiene de buena persona”, sentencia Díaz Lorenzo.
 
   En otros papeles encontramos al modelo y actor gerundense Andrés Velencoso (que pretende a Alicia/Silvia Alonso), a Antonio Dechent (un guardia civil muy patriota), a Paco Tous (un cura al frente de un bar de copas que perdona los pecados por Whatsapp)...

 
Extraños pero queridos
Álvaro Díaz Lorenzo ya había filmado anteriormente Café solo o con ellas (con Alejo Sauras, Lucía Jiménez, Asier Etxeandia) y La despedida (con Javier Godino o Marta Nieto). “Hemos pretendido plasmar las discusiones y tensiones familiares que todos presenciamos durante esas interminables cenas navideñas en casa de la suegra, los domingos en la playa con los cuñados o en esos cumpleaños de niños prácticamente desconocidos. Pero la cinta también habla de que, al terminar el día, uno se da cuenta de que la familia está por encima todo. De los prejuicios y las enemistades. Es ese grupo de personas que, aunque no lo has eligido, hace que te sientas en casa y te quiere”, expone el cineasta. 
 
   Con buenos diálogos y una eficaz amalgama de secuencias graciosas y tiernas, Señor, dame paciencia parodia tópicos y temas de actualidad de los que nos reímos con ganas: el nacionalismo, los gais, los curas, los podemitas... La sociedad española derriba complejos y barreras insalvables hasta no hace mucho. Y Díaz Lorenzo se hace eco de ello en esta acertada comedia.
14-06-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio