twitter instagram facebook
Versión imprimir
13-03-2018


Los estrenos del 16 de marzo
 
‘Bajo la rosa’
 
SÓRDIDOS SECRETOS DE FAMILIA

 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Fusionando con criterio thriller y drama, el debutante Josué Ramos presenta un filme que nos impacta en sus 97 minutos de metraje. Rodado en Madrid en solo 10 días y con un exiguo presupuesto de 15.000 euros, Bajo la rosa viene avalado por galardones internacionales (hasta el momento, 30 premios) como los de mejor película en el Festival de Cine de Madrid PNR y en el Feratum Film Fest de México; y el del Público en el Festival Nocturna de Cine Fantástico.
 
Sara (Patricia Olmedo), la hija pequeña de Oliver (Pedro Casablanc) y Julia (Elisabet Gelabert, ha desaparecido. Los días pasan sin tener noticias de ella hasta que por fin reciben una carta de alguien que tiene retenida a Sara y que solo reclama, a cambio de liberarla, mantener esa misma noche una conversación con Oliver, Julia y Alex (Zack Gómez), el hijo mayor del matrimonio. Serán unas horas angustiosas frente a un hombre inquietante (Ramiro Blas).
 
“Rodamos la película en orden cronológico. Tanto Pedro como Elisabet, Ramiro o Zack solo conocían su parte del guion para la siguiente secuencia. De este modo, se mantuvo la tensión y las interpretaciones siguieron siendo frescas e intensas. Les doy las gracias a los cuatro por haber accedido a trabajar de este modo experimental”, explica el director Ramos.
 
 

Elisabet Gelabert, Pedro Casablanc y Zack Gómez

Elisabet Gelabert, Pedro Casablanc y Zack Gómez

 
 
   El citado Festival de Cine de Madrid y el del Cine No Visto han premiado la gran interpretación de Pedro Casablanc en Bajo la rosa. Todavía recordamos su fenomenal incorporación de Luis Bárcenas en B, de David Ilundain, por la que optó al Goya al mejor actor. También le hemos visto en filmes recientes como El guardián invisible, de Fernando González Molina; Despido procedente, de Lucas Figueroa; o Thi Mai, de Patricia Ferreira.
 
    Al argentino Ramiro Blas (el “Hombre de negro”), afincado en España desde hace tiempo, le hemos visto en la cinta [REC] 4 Apocalipsis, de Jaume Balagueró; y en las series Águila Roja, Cuéntame, El Ministerio del Tiempo y en Vis a vis, en la que el director Ramos le descubrió. “Ha sido una suerte contar con él. Tiene una gran presencia física, una voz profunda y una apabullante solidez interpretativa”, afirma el cineasta.
 
    Elisabet Gelabert fue nominada al Goya a la mejor actriz revelación por Te doy mis ojos, de Icíar Bolláin. También ha destacado en Gente en sitios, de Juan Cavestany; Las Furias, de Miguel del Arco; Los tontos y los estúpidos, de Roberto Castón; Demonios tus ojos, de Pedro Aguilera, y Magical Girl, de Carlos Vermut.
 
    El cuarteto principal se completa con el joven actor hispano-británico Zack Gómez, que debuta en la pantalla grande en Bajo la rosa. Ha intervenido en la serie Centro médico y en los cortos Media, de Eduardo J. Cebrián; y Eurodrama, de Ignacio Campón.
 
 

Ramiro Blas

Ramiro Blas

 
 
La culpa y la redención
“Los temas centrales de la película son la culpa y la redención, además de los oscuros secretos de una familia que esconde mucho más de lo que aparenta”, alega el tinerfeño Josué Ramos, autor de los cortos La gran propina, El corazón de Anita, New Order, Ánima, Precipitaciones o Solo los ojos, exhibidos en certámenes tan relevantes como los de Sitges, Málaga o Notodofilmfest.
 
Además de dirigir el filme, Ramos lo ha escrito y producido..., entre otras facetas. “Tres días antes de comenzar el rodaje, el director de fotografía abandonó la producción, por lo que tuve que encargarme de ese cometido. Cuando no dispones de dinero para pagar adecuadamente, suceden estas cosas”, comenta el realizador.
 
“Sacar adelante una película como esta, con tan pocos medios, ha sido una verdadera odisea y ha requerido muchísimo trabajo. Pero la satisfacción de verla recorriendo el mundo con tan buena acogida compensa el esfuerzo”, expone el realizador, que admite referencias de filmes como Funny Games, de Michael Haneke o La muerte y la doncella, de Roman Polanski.
 
            Es muy meritorio lo que ha conseguido Josué Ramos en Bajo la rosa, donde cada secuencia nos hace daño, nos aprieta un poco más el nudo en la garganta viendo el dolor de una familia, unos seres que no han sido sinceros los unos con los otros. Los cuatro intérpretes principales –Casablanc, Gelabert, Blas y Gómez– contribuyen decisivamente a que nos removamos incómodos pero complacidos en nuestra butaca, descubriendo los sórdidos secretos inconfesables de una familia como tantas otras.
 

Versión imprimir