twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
16-07-2015 Versión imprimir

 

Los estrenos del 17 de julio



‘Mi familia italiana’



TODOS LOS SECRETOS DE AMOR
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
La directora italiana Cristina Comencini ha congregado a un fantástico reparto hispano-transalpino para rodar una comedia coral en la que las actrices llevan la voz cantante. Es una de esas entrañables y bienintencionadas películas de autor que se presenta buscando con determinación el corazón y la complicidad del público.
 
   En una villa del sur de Italia se reúne la familia de Saverio Crispo (Francesco Scianna), un apuesto y gran actor al que se le va a rendir un homenaje en el décimo aniversario de su muerte. Se casó varias veces y allí están sus mujeres y las hijas habidas de sus relaciones. La anfitriona es Rita (Virna Lisi), su esposa italiana, que recibe a Ramona (Marisa Paredes), la mujer española con la que tuvo una hija, Segunda (Candela Peña). Esta se casó con Alfonso (Jordi Mollà) y tienen dos niños. También ha acudido Stephanie (Valeria Bruni-Tedeschi), actriz cuya madre era francesa, una de las múltiples aventuras de Saverio. Además, al pueblo colindante llega Pedro (Lluís Homar), el especialista de muchas de las películas del actor y al que le unía una gran amistad. Los secretos del galán desaparecido y los que guardan los integrantes de la familia les depararán más de una sorpresa y acabarán poniendo en aprietos.
 
 
 
Jordi Mollà y Candela Peña
Jordi Mollà y Candela Peña
 
 
 
   Cuatro intérpretes españoles forman parte esencial del amplio elenco de Mi familia italiana (Latin Lover). Marisa Paredes es una de las grandes damas de nuestro cine. Su continuado trabajo con Pedro Almodóvar en Entre tinieblas (1983), Tacones lejanos (1991), La flor de mi secreto (1995), Todo sobre mi madre (1999) o La piel que habito (2011) le ha proporcionado una sólida proyección internacional. “No es la primera vez que hago una película en italiano, pero en realidad no sé hablarlo”, confiesa Marisa, que participó en cintas tan famosas como La vida es bella, de Roberto Benigni. La barcelonesa Candela Peña ha ido desarrollando una carrera sin altibajos que le ha llevado a conseguir tres Goyas: mejor actriz de reparto por Te doy mis ojos (Icíar Bollaín, 2003) y Una pistola en cada mano (Cesc Gay, 2012), y mejor intérprete por Princesas (Fernando León de Aranoa, 2005). “Incorporo al personaje más normal, el que quiere una vida más ordenada, pero lo tiene difícil con la familia que le ha tocado”, ríe Candela, que este mismo año estrenó Las ovejas no pierden el tren, de Álvaro Fernández Armero.
 
   Otra importante trayectoria es la de Jordi Mollà, que ha sido nominado al Goya al mejor actor en La buena estrella (Ricardo Franco, 1997), Segunda piel (Gerardo Vera, 1999) y El cónsul de Sodoma (Sigfrid Monleón, 2010). “La facilidad de Jordi para hablar italiano y casi cualquier idioma es mágica”, dice Paredes. No menos triunfador es Lluís Homar, reciente premio Max de las Artes Escénicas al mejor actor por Terra baixa. En la pantalla grande le hemos admirado en La mala educación (2004), Los abrazos rotos (2009), ambas de Pedro Almodóvar; Los Borgia (Antonio Hernández, 2006) o Eva (Kike Maíllo, 2011), Goya al mejor trabajo de reparto.  “La película juega bastante con la imagen que solemos proyectar cada uno, que puede ser muy distinta a la que de verdad tenemos”, afirma Homar, uno de los protagonistas de la serie Bajo sospecha (Antena 3).  
 
   Entre las intérpretes italianas hay que destacar a Valeria Bruni-Tedeschi, que logró en 2014 el David di Donatello de la Academia de Cine Italiano a la mejor actuación femenina por El capital humano, de Paolo Virzi. Otra presencia fundamental en Mi familia italiana es la de Virna Lisi, fallecida en diciembre del pasado año y a quien está dedicada la cinta. Fue una gran estrella internacional en los filmes Cómo matar a su propia esposa (Richard Quine, 1965) o Más allá del bien y del mal (Liliana Cavani, 1977). “A mí me suelen dar papeles de diva, pero Virna sí que lo era. Cuando filmábamos en la calle, la gente aplaudía a rabiar”, recuerda una emocionada Marisa Paredes.
 
 
Marisa Paredes
Marisa Paredes
 
 
 
Un rodaje divertido
Autora de filmes como La bestia en el corazón (2005), a Cristina Comencini (hija del prestigioso cineasta Luigi Comencini) le ha encantado juntar a estos intérpretes hispano-italianos que, al igual que la familia que encarnan, parecía que se trataran de toda la vida: “Cada día de rodaje nos llevábamos mejor. Las cenas del equipo en el hotel donde estábamos eran muy divertidas”, comenta Lluís Homar. Sobre la directora, Candela Peña explica: “Es muy trabajadora y quiere que salgan las cosas como a ella le gusta, pero por otro lado no cesaba de elogiarnos al grupo de españoles”.
 
   Mi familia italiana es a ratos una comedia sentimental y siempre cautivadora que nos habla de las relaciones de pareja, criticando las infidelidades pero sin negar la irrefrenable llamada de la pasión que hace saltar por los aires todas las convenciones y los contratos matrimoniales. Al terminar la proyección quedan aún muchas ganas de seguir conociendo a estos personajes que nos encandilan.
 
16-07-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio