twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
15-03-2017 Versión imprimir

 

Los estrenos del 17 de marzo



‘Incierta gloria’



PASIONES URGENTES EN LA GUERRA
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
El mallorquín Agustí Villaronga aceptó el reto de adaptar Incierta gloria, la gran novela homónima del catalán Joan Sales sobre la contienda civil de 1936-1939. Ha elegido los paisajes duros de los Monegros (Zaragoza), entre otras localizaciones del filme, como marco rotundo y preciso para un drama de amor y guerra que nos arrebata desde el primer al último minuto de metraje.
 
   Frente de Aragón, 1937. El teniente republicano Lluís (Marcel Borràs) se enamora de Carlana (Núria Prims), una viuda que le pide ayuda para legalizar su situación. El militar es amigo de Soleràs (Oriol Pla), compañero de armas degradado que siente pasión por Trini (Bruna Cusí), la mujer de Lluís. Los cuatro personajes pugnan por cumplir sus deseos y objetivos, mientras en el campo de batalla se dirime la suerte de todos.
 
 
 
Núria Prims y Marcel Borràs
Núria Prims y Marcel Borràs
 
 
 
   El olotense Marcel Borràs es un joven actor que ha participado en series como Pulseras rojas, Carlos, Rey Emperador o Sé quién eres. En la pantalla grande, le hemos visto en Tres metros sobre el cielo, Tengo ganas de ti, ambas de Fernando González Molina; y Ahora o nunca, de Maria Ripoll. “Mi personaje es un comunista muy ortodoxo y moralista que de pronto ve cómo sus creencias se tambalean ante una mujer que le hace olvidar su sentido de la responsabilidad”, comenta Borràs, premio El Ojo Crítico de Teatro (RNE) por montajes como Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach.
 
   A Núria Prims la recordamos en Historias del Kronen, de Montxo Armendáriz; o Sobreviviré, de Alfonso Albacete y David Menkes. “La Carlana ha recibido muchos golpes en la vida, y eso le ha hecho desconfiar de todos y tratar de aprovecharse del que puede. Núria, que es una persona tímida y bondadosa, tuvo que echar mano de su gran oficio de actriz para incorporar con genio a una mujer cruel”, elogia el director Villaronga a la intérprete barcelonesa, que estrenará este año La vida lliure, de Marc Recha.
 
   También de Barcelona es Oriol Pla, actor destacado en los filmes Animals, de Marçal Forés; y Truman, de Cesc Gay, y en el aclamado cortometraje Graffiti, de Lluís Quílez. “La creatividad de Oriol es imparable. Emplea muy bien su cuerpo, el movimiento, para dotar de mayor expresividad a su personaje, un hombre herido de amor al que el peligro de la guerra le importa poco”, explica Villaronga. Pla está actuando en distintos puntos de España con Ragazzo, obra original de Lali Álvarez.
 
   “Ser una de las protagonistas de Incierta gloria es un sueño hecho realidad”, dice Bruna Cusí, actriz de series como El cor de la ciutat o Cites. “Conocí a Agustí en un taller de interpretación y me fascinó por completo”, reconoce Cusí, con un próximo estreno en cartera: Verano 1993, de Carla Simón.
 
 
Oriol Pla y Borràs
Oriol Pla y Borràs
 
 
 
   Descollan asimismo las colaboraciones especiales de los consagrados Luisa Gavasa (mujer en cuya casa se hospeda Lluís/ Marcel Borràs), ganadora del Goya por La novia, de Paula Ortiz; Juan Diego (padre de Carlana), que presentará este año Oro, de Agustín Díaz Yanes; Terele Pávez, de inminente estreno con El bar, de Álex de la Iglesia; y el zaragozano Fernando Esteso, marido de Pávez en Incierta gloria. “Es un actor formidable. Un hombre culto que no responde para nada al estereotipo creado en canciones zafias como La Ramona”, afirma Villaronga.
 
Devastación moral
“Al igual que en dos de mis anteriores películas, El mar, y sobre todo Pa negre, Incierta gloria habla de la devastación moral que produce la guerra sobre los seres humanos”, señala Agustín Villaronga, que obtuvo el Goya al mejor director y a la mejor película por la citada Pa negre. “No es el conflicto bélico lo que nos interesa ni tampoco proponer una disquisición política, sino centrarnos en las emociones y sentimientos de los personajes. Y es, a través de ellos, que descubrimos las consecuencias de la guerra lejos de los combates”, aclara el realizador de El rey de La Habana.
 
   “Por encima de todo hay que situar el trabajo con los cuatro intérpretes principales. Rostros nuevos y llenos de interés arropados por algunos secundarios muy potentes, completando así un elenco de rara perfección”, se enorgullece Villaronga.
 
   Se nos quedan grabados sin lugar a dudas los rostros. Las expresiones de Marcel Borràs, Núria Prims, Oriol Pla y Bruna Cusí confieren a sus personajes una intensidad paralela al acecho constante de la muerte. Valoramos y agradecemos la enorme solvencia narrativa de Villaronga, motivándonos además a descubrir o volver a leer la novela de Joan Sales publicada en los sombríos años cincuenta.
15-03-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio