twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
15-09-2015 Versión imprimir

 

Los estrenos del 18 de septiembre



‘Francisco’



SEMBLANZA DE UN LÍDER VATICANO
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
El hispanoargentino Beda Docampo se ha apoyado en un sólido reparto para esta producción de ambos países que traza una semblanza del papa Francisco. Rodada en los primeros meses del año en escenarios naturales de Buenos Aires, Roma y Madrid, está inspirada en el libro Francisco, vida y revolución, de la periodista Elisabetta Piqué.
 
   Roma, 2005. Ana (Silvia Abascal) es enviada por la directora de su periódico (Marta Belaustegui) a seguir la elección del nuevo Papa. Conoce al arzobispo Jorge Bergoglio (Darío Grandinetti) y queda deslumbrada por su sencillez y carisma. Ante la posibilidad de una división entre los católicos, Bergoglio decide influir en el cardenal Carlos (Emilio Gutiérrez Caba) y en otros próximos a su modo más libre de enfocar la fe para que Joseph Ratzinger sea nuevo pontífice.  Pasado el tiempo, Ana, embarazada y concluida la relación con Marcos (Carlos Hipólito), su pareja, viaja a Argentina, país al que le unen lazos familiares, y vuelve a encontrarse con el padre Jorge, como le llaman a Bergoglio en Buenos Aires. La renuncia de Ratzinger provoca que se celebre otro cónclave en el Vaticano, donde Ana cubre el acontecimiento.
 
 
Silvia Abascal y Darío Grandinetti
Silvia Abascal y Darío Grandinetti
 
 
 
   Darío Grandinetti, protagonista de Francisco, ha tenido una presencia constante en el cine español desde su participación en Hable con ella (Pedro Almodóvar, 2002), a la que siguieron Tiempo de tormenta (Pedro Olea, 2002), Palabras encadenadas (Laura Mañá, 2003), El año del diluvio (Jaime Chávarri, 2004), La carta esférica (Imanol Uribe, 2005) o, en la actualidad, Silencio, la nueva cinta de Almodóvar, que se estrenará en marzo de 2016. “Lo más cautivador de la película es que el papa Francisco, que está causando un gran revuelo con su manera de dirigir la Iglesia, sigue siendo el mismo padre Jorge cercano y amable de sus paseos, visitas y misas a barrios peligrosos de Buenos Aires”, opina Grandinetti, que tuvo la oportunidad de conocer al jesuita mientras preparaba el papel. Su partenaire en el filme es la madrileña Silvia Abascal, con títulos en su trayectoria como La fuente amarilla (Miguel Santesmases, 1997), La voz de su amo (Emilio Martínez-Lázaro, 2001), A mi madre le gustan las mujeres (Inés París, Daniela Fejerman, 2002), El Lobo (Miguel Courtois, 2004) o Vida y color (Santiago Tabernero, 2005). “Ha sido muy bonito hacer un personaje tan importante después de lo que pasó”, dice Silvia, ya recuperada del infarto cerebral que sufrió en 2011 durante el Festival de Málaga. “La periodista que interpreto es agnóstica, pero no cierra los ojos a la labor social que el padre Jorge lleva a cabo”, explica la actriz, que comenzará próximamente la grabación de La catedral del mar, adaptación televisiva de la novela de Ildefonso Falcones.
 
   Además de Silvia Abascal hay otros tres intérpretes españoles que contribuyen a realzar la película. Emilio Gutiérrez Caba, ganador de dos Goyas por La comunidad (Álex de la Iglesia, 2000) y El cielo abierto  (Miguel Albaladejo, 2001), acaba de estrenar Anacleto, agente secreto, de Javier Ruiz Caldera. Marta Belaustegui consiguió notoriedad en Cuando vuelvas a mi lado (Gracia Querejeta, 1999) y El principio de Arquímedes (Gerardo Herrero, 2004). Por su parte, Carlos Hipólito está triunfando con la obra El crédito, de Jordi Galcerán. En la pantalla grande le vimos en Holmes & Watson: Madrid Days (José Luis Garci, 2012).
 
 
Emilio Gutiérrez Caba y Grandinetti
Emilio Gutiérrez Caba y Grandinetti
 
 
 
Un proyecto importante
Nacido en Vigo pero afincado en Argentina, Beda Docampo cree que Francisco es el proyecto más ambicioso al que se ha enfrentado. “Plasmando sobre todo la etapa anterior a su proclamación, mi propósito ha sido acercar a todos los públicos un personaje de las dimensiones de Jorge Bergoglio. He querido reflejar a un verdadero líder de masas que acostumbra a rechazar los privilegios que conlleva el papado”, declara Docampo, un cineasta que ha dirigido a Ana Belén y Aitana Sánchez Gijón en El marido perfecto (1993); a Ariadna Gil y Darío Grandinetti en Quiéreme (2007), y a Eduard Fernández, Marta Belaustegui y Carlos Hipólito en Amores locos (2009). 
 
   Docampo ha realizado una película interesante, bien narrada, en la que procura que el mensaje de paz y amor de Bergoglio quede en las antípodas de las prédicas fanáticas de tantos líderes que utilizan la religión para sembrar el odio. Seamos o no creyentes, es muy necesario que haya dirigentes que busquen la concordia y la igualdad social, y no el desprecio y la exclusión. Sea bienvenido este atractivo biopic de una figura que ya es histórica.
 
15-09-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio