twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
18-02-2016 Versión imprimir

 

Los estrenos del 19 de febrero



‘La corona partida’



INFLAMADOS POR EL PODER
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Las intrigas palaciegas, el deseo de unión política entre los reinos y la lucha por el trono del naciente imperio de España a principios del siglo XVI son los mimbres que maneja Jordi Frades en este drama sombrío poblado de rostros conocidos de nuestro cine y la pequeña pantalla. No en vano, el filme se ampara (ampliando sus horizontes narrativos) en el éxito obtenido por la serie Isabel, que contó con el mismo director y equipo artístico.
 
   Tras la muerte de Isabel la Católica, su esposo, Fernando de Aragón (Rodolfo Sancho), desea conservar también el dominio sobre Castilla, pero choca con la ambición de Felipe el Hermoso (Raúl Mérida), marido de Juana (Irene Escolar), ya apodada La Loca y a la cual, como hija de Isabel y Fernando, le corresponde el cetro castellano. En medio de esta lucha sobresale la figura del cardenal Cisneros (Eusebio Poncela), que a su dignidad eclesiástica añade un gran olfato político esencial para alcanzar los fines que pretende.
 
 
 
Rodolfo Sancho
Rodolfo Sancho
 
 
 
   En La corona partida destaca la presencia de Rodolfo Sancho, actor de una inmensa popularidad después del bombazo que ha sido y sigue siendo El Ministerio del Tiempo, la serie de TVE que está en su segunda temporada. “Cuando concluyó Isabel tenía la impresión de que Fernando no había dado todo de sí como personaje. Por eso, al proponerme rematar el trabajo me sentí como si me hubiera tocado la lotería”, explica Sancho.
 
   Flamante ganadora del Goya a la mejor actriz revelación por Un otoño sin Berlín, de Lara Izaguirre, Irene Escolar camina deprisa hacia el estrellato y esta superproducción histórica, en la que exhibe sus amplios recursos dramáticos, va a proporcionarle un impulso extra a su magnífica carrera. “Juana es un personaje maravilloso, un regalo enorme para una actriz. He tratado de dotarla de la dignidad que le corresponde a una mujer a menudo maltratada por los historiadores”, afirma la intérprete madrileña.
 
   Después de convencernos en Reverso, de Carlos Martín, de su inclinación al mal, Raúl Mérida ha incrementado su casillero de puntos con este rey flamenco galán y valiente, pero lastrado por su propensión a pensar y actuar con escaso criterio. “Felipe era un tipo cruel. Le cegaba la ambición”, apunta Mérida. El cuarteto de figuras prominentes de La corona partida se cierra con el gran Eusebio Poncela, que borda uno de los mejores papeles de su larga trayectoria. Un actor que nos deslumbró a comienzos de los años ochenta en la mítica Arrebato, de Iván Zulueta; y después con la no menos famosa miniserie Los gozos y las sombras. “Me fascina la mezcla de guerrero y místico que tenía Cisneros”, confiesa Poncela, una de las novedades en la ya finalizada octava temporada de Águila Roja.
 
   En otros roles destacan Fernando Guillén Cuervo (Fuensalida, hombre de confianza del rey Fernando), inmerso ahora en la serie El Caso. Crónica de sucesos; Ramón Barea (Duque de Alba), triunfador reciente con Negociador, de Borja Cobeaga; Pedro María Sánchez (Duque de Nájera), que nos inquietó en No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu; y la bella Silvia Alonso (la nueva mujer del rey aragonés), una de las intérpretes de la aclamada en 2014 Musarañas, de Juanfer Andrés y Esteban Roel.
 
 
Irene Escolar
Irene Escolar
 
 
 
Producción sofisticada
La corona partida sorprende y apabulla por sus grandes números: un millar de figurantes, cámaras acopladas a drones, decenas de caballos suficientes para asaltar una fortaleza... Todo este despliegue está respaldado por una gran factura técnica: la fotografía de Raimon Lorda, la dirección artística de Marcelo Pacheco, el vestuario de Pepe Reyes y la majestuosa música de Federico Jusid, entre otros muchos aspectos. “Hemos pretendido hacer un espectáculo visual íntimo y emocional a la vez. Una película para todo tipo de espectadores. Intentando recuperar ese fragmento de público, a menudo olvidado, que busca un entretenimiento a medio camino entre el cine de autor y el cine comercial”, comenta Jordi Frades, ya inmerso en el rodaje de la serie La catedral del mar, adaptación del best seller de Ildefonso Falcones.
 
   Se nos van los ojos tras las excelentes interpretaciones de todo el elenco actoral incorporando a unos personajes bien perfilados por el guionista José Luis Martín y por Frades, que pone orden e inteligencia en la realización de esta ambiciosa obra que disecciona uno de los momentos más importantes de la historia de España. Nos complacen la mesura y el cálculo de Fernando, la pasión de Juana, el egoísmo de Felipe y la astucia de Cisneros, quedándose cada uno de ellos con nosotros después de ver esta película sobre un pasado glorioso y tan complicado políticamente como el que estamos viviendo ahora.
 
18-02-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio