twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
01-12-2016 Versión imprimir

 

Los estrenos del 2 de diciembre



‘La madriguera’



GRADOS DE DESASOSIEGO
 
 
Adriana Torrebejano y Francisco Conde
Adriana Torrebejano y Francisco Conde
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Los festivales de Austin (Texas, EE UU), Molins de Rei (Barcelona) y Almería han acogido calurosamente esta ópera prima del valenciano Kurro González, que camina, en una elaborada intriga, entre el drama y el terror. El rodaje, también primera película de la productora 32 Historias,  transcurrió en el pueblo almeriense de Campohermoso y en la capital  andaluza.
 
   Carlos (Francisco Conde) es un escritor de éxito que no se siente con fuerzas para completar su próximo libro. Desde la editorial, le envían a Caterina (Adriana Torrebejano) para ayudarle en la redacción. Al principio, el novelista rehúsa su colaboración, pero termina accediendo. Ella es una gran admiradora de su obra y Carlos está tan a gusto con la joven que no quiere que se vaya de casa... nunca.
 
 
Conde y Carlos Santos
Conde y Carlos Santos
 
 
 
   El almeriense Francisco Conde es el protagonista de La madriguera, además de productor de la cinta y coguionista, junto al director González. “Fue muy interesante interpretar a Carlos y casi al mismo tiempo escribir con Kurro el guion. Eso influyó para que mi personaje no fuera un estereotipo del malo de tantas películas”, dice Conde, que ha intervenido en los filmes Entrelobos, de Gerardo Olivares; Ispansi, de Carlos Iglesias; y Huidas, de Mercedes Gaspar. “Me gusta mucho incorporar a hombres sumidos en contradicciones, que pueden tener un caparazón duro, aunque en el fondo son muy frágiles. Así es el personaje de Carlos”.
 
   La coprotagonista, Adriana Torrebejano, hace su debut en la gran pantalla después de ser elegida para el papel tras un casting al que se presentaron 350 actrices. “Caterina quiere escapar en todo momento de la casa de Carlos, pero al mismo tiempo trata de entenderle, cayendo en el síndrome de Estocolmo”, expone la intérprete de Barcelona, integrante del reparto en series de televisión como Abuela de verano, Tierra de lobos o El secreto de Puente Viejo.
 
   Encarnando a una agente inmobiliaria encontramos a Cristina Castaño, que causó sensación en la reciente Nacida para ganar, de Vicente Villanueva; además de ser muy popular por la serie La que se avecina.  “Quería estar en este proyecto con Francisco y Kurro. Soy amiga del primero desde hace mucho tiempo y, aunque mi cometido es pequeño, la historia me encantó”, aduce la actriz lucense.
 
   Además de Castaño hay otras dos colaboraciones especiales en La madriguera: la de Carlos Santos, que esta misma semana estrena Villaviciosa de al Lado; y Javier Mora, al que vimos en Al final del camino, de Roberto Santiago o Que se mueran los feos, de Nacho G. Velilla. “Aportaron muchas ideas a los policías que interpretan. Son de esos actores que, una vez tienen tomada la medida a sus personajes, no paran de improvisar, y eso enriquece enormemente tanto sus roles como la película”, comenta el cineasta.
 
 
 
 
Una película sobre el miedo
Desde hace seis años, Kurro González tenía ya un guion bastante perfilado de La madriguera. “Lo que indujo a que lo escribiera fue una noticia de una violación y asesinato sucedido en Madrid en los años ochenta. La víctima y su novio fueron asaltados por una banda de violentos delincuentes que metieron al hombre en el maletero de su coche mientras abusaban de la chica hasta que la mataron. A partir de ahí, imaginé cómo podría ser la vida del superviviente”, explica González, productor y montador del documental El regreso a ninguna parte, de Sergio Villanueva. “La madriguera no es una película de miedo, sino una película sobre el miedo. Me interesaba mucho mostrar cómo una persona normal, sin quererlo, por determinadas circunstancias, puede convertirse en un monstruo. En ningún momento ha sido mi intención construir un psicokiller, sino adentrarnos en la visión distorsionada de una persona. Carlos, el personaje que interpreta Francisco Conde, está enfermo y sufre con lo que hace. Eso es lo que provoca que la película sea realmente interesante”, reflexiona el realizador.
 
   La madriguera es, entre otras cualidades no pequeñas, un tour de force de sus dos espléndidos protagonistas, Francisco Conde y Adriana Torrebejano, encerrados en un sótano lúgubre en el que nos sentimos desasosegados. Los ecos del cine más inquietante de Roman Polanski están insertos en este sólido debut de González, que domina las claves del suspense y el thriller psicológico. Hay motivos para estar sin resuello, de principio a fin, con esta cinta.
 
01-12-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio