twitter instagram facebook
Versión imprimir
19-10-2017

Los estrenos del 20 de octubre

‘La piel fría’
 
 
EN LA ISLA DEL ESPANTO

 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Basado en el best seller homónimo del catalán Albert Sánchez Piñol, este filme hispano-francés de Xavier Gens cuenta una historia fantástica y de aventuras que nos deja pasmados con el insólito personaje que interpreta Aura Garrido. Así fue reconocido en su presentación en el Festival de Sitges, al tiempo que se alababa el diseño de producción de Gil Parrondo, a quien se le dedica la película in memoriam.
 
   Primeros años del siglo XX. A una isla desolada en medio del océano llega un científico con la misión de tomar datos de las condiciones climatológicas durante un año. Deberá convivir con un arisco farero que ha acogido a una bella criatura marina (Aura Garrido), diferente en su genio pero no en su forma de los violentos seres anfibios que por las noches acostumbran a acosar a los hombres.

Descargar'>Aura Garrido en su insólito 'look' de 'La piel fría'

Aura Garrido en su insólito 'look' de 'La piel fría'

 
   Poco tienen que ver los trabajos que conocíamos de la joven actriz Aura Garrido con el rol que desarrolla en La piel fría. Ha tenido que someterse a largas sesiones de maquillaje (ocho horas diarias de rodaje) para convertirse esa extraña criatura marina que logra asustarnos y fascinarnos de tal manera que no podemos dejar de mirarla. “Nunca había hecho algo parecido. Ha sido un increíble ejercicio de interpretación, de expresión, porque solo me podía valer de mi físico. De mi garganta salen únicamente alaridos y la gruesa capa de maquillaje escondía la mirada. Sin embargo, me he sentido muy libre y muy cómoda en esta película”, afirma Garrido, con gran popularidad gracias a su papel de Amelia Folch en El Ministerio del Tiempo. Dejó además pruebas de su calidad en los filmes Stockholm (de Rodrigo Sorogoyen, con una nominación al Goya) y el reciente La niebla y la doncella (Andrés M. Koppel) donde compartía pantalla con los consagrados Quim Gutiérrez y Verónica Echegui.
 
   “No preveía que esta película fuera una experiencia tan fuerte, como si me hubiera tirado por un precipicio o un acantilado con la secreta esperanza de poder volar”, expone Garrido, a quien hemos seguido atentamente desde su lanzamiento en 2010 con Planes para mañana (Juana Macías), por la que ya obtuvo su primera nominación al Goya. Recordemos también sus magníficas interpretaciones en Los ilusos y La reconquista (Jonás Trueba) o El cuerpo (Oriol Paulo).

   Aparte de los actores David Oakes y Ray Stevenson, en la primera línea de esta historia junto a Garrido, tienen breves intervenciones en La piel fría el madrileño Iván González (Open Windows, de Nacho Vigalondo) y el norteamericano afincado en España Ben Temple (Matar el tiempo, Antonio Hernández).

David Oakes y Aura Garrido

David Oakes y Aura Garrido

 
De Islandia a Lanzarote
“He sido bastante fiel a la novela de Sánchez Piñol. Hablé largo y tendido con él sobre el significado de la historia. A Albert le hubiera gustado ser Darwin y crear una teoría de la evolución sui géneris, especulando sobre cómo habrían cambiando las cosas si los humanos descendieran de los anfibios en vez de los primates”, comenta el realizador Xavier Gens. Y se muestra muy satisfecho con el trabajo de Aura Garrido: “En principio pensamos rodar en Islandia, pero dada la morfología anfibia del personaje de Aura, debía permanecer mucho tiempo en el agua y no soportaba las temperaturas que hay en los mares del norte. Así que optamos por Lanzarote, otra isla volcánica, para que los intérpretes entraran en calor”.
 
   “Pese a que cada día de rodaje el proceso de transformación en Aneris era cansado, no dudaría en encarnar de nuevo a alguien de esas características”, declara Garrido. Ahora lidera el plantel de El aviso, la nueva película de Daniel Calparsoro
 
   La piel fría logra hipnotizarnos por sus paisajes tenebrosos, por el miedo a los misterios nocturnos, por la rara sensualidad que emana de esa Aura Garrido bajo un disfraz que esconde un ser del que nos gustaría saber más cosas. Al ver esta romántica cinta dotada de unos espléndidos efectos visuales, la imaginación viaja hacia la mítica de naufragios y piratas, de mares tempestuosos y soledades altivas. Incluso pensamos que estaría bien vivir en esa isla del espanto junto a esa preciosa criatura recubierta de escamas y ternura.

Versión imprimir