twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
25-05-2016 Versión imprimir

 
 
Los estrenos del 27 de mayo
 
 
 
‘El país del miedo’
 
 
 
VÍCTIMAS DEL ‘BULLYING’
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Aplaudida en su presentación en los certámenes de Málaga y Valladolid, este primer filme del pacense Francisco Espada se basa en la novela homónima de Isaac Rosa que trata de un tema espinoso y de plena actualidad –el bullying o acoso escolar–, aunque no solo eso. Con un presupuesto exiguo de alrededor de un millón de euros, el rodaje transcurrió íntegramente en Badajoz a finales de 2014.
 
   Carlos (José Luis García-Pérez) y Sara (Cristina Plazas) tienen un hijo, Pablo (Moisés Ortega), un tanto retraído que es acosado en el colegio por Marta (Marina Recio), una niña problemática. Cuando el padre la recrimina para que deje en paz a Pablo, la chica se revuelve contra él y desde entonces cada vez que le encuentra le pide dinero o le agrede. El hombre pide consejo a su cuñado, Fabián (Eduardo Velasco), un policía municipal corrupto y expeditivo.
 
 
José Luis García-Pérez y Marina Recio
José Luis García-Pérez y Marina Recio
 
 
 
   La gran personalidad del sevillano José Luis García-Pérez hace que sea igualmente creíble en papeles de duro (Hernán Cortés en la serie Carlos Rey Emperador) o en este de El país del miedo, donde se muestra indefenso ante los acontecimientos “Conozco a José Luis desde hace mucho tiempo y sé de sus inmensas posibilidades. Pensé que podría encajar en el papel del policía, pero luego me di cuenta de que debía ser Carlos, una buena persona con un problema que le viene demasiado grande”, explica el director sobre un actor que tiene en su haber películas como Un novio para Yasmina, de Irene Cardona, en la que Espada era productor ejecutivo.
 
   La joven debutante Marina Recio (17 años) nos deja atónitos con su incorporación de una adolescente agresiva e inquietante. “José Luis me ayudó mucho. Si no conseguía que me saliera el punto violento, él trataba de enfadarme llamándome enana y cosas así”, dice riendo. “Ha sido apasionante trabajar con Marina. Es muy lista y aprende muy deprisa. No puedo estar más satisfecho”, comenta el realizador. Otro papel interesante es el de Cristina Plazas, en el rol de una mujer responsable y realista. “Para Sara, el miedo tiene un componente distinto al de Carlos. Lo que teme es no saber hacer bien las cosas, no cuidar convenientemente a su hijo o no apoyarle”, piensa Plazas, que ha destacado últimamente en las series Vis a vis y Velvet.
 
La verdad de los personajes
“Intento atrapar al espectador con la verdad de los personajes, que la emoción lleve la historia, porque es la emoción el vehículo ideal del arte”, declara Francisco Espada, miembro fundador de la prestigiosa sala madrileña de teatro alternativo La Cuarta Pared. “Mi formación es actoral y me he puesto al servicio del actor. Con todos mis respetos a los técnicos, lo más importante en una película son el guion y los personajes, los intérpretes que dan vida a esas propuestas”, afirma el cineasta, productor de los largometrajes Escuela viva, de Julián Pavón, y Repare bem: los ojos de Bacuri, de María de Medeiros.
 
 
Moisés Ortega, García-Pérez y Cristina Plazas
Moisés Ortega, García-Pérez y Cristina Plazas
 
 
 
   Cree fundamental Espada que impere el buen ambiente para rodar un filme. “Si tengo que elegir entre hacer un travelling fantástico o proporcionar un buen catering, elijo lo segundo. El equipo tiene que estar a gusto y relajado. Hay que tener en cuenta que estamos creando y, por definición, la creación nace de la fragilidad, de la delicadeza, para que pueda surgir la inspiración y el talento”.
 
   Espada tenía los derechos de la novela desde 2008, pero la prolongada crisis económica fue retrasando la filmación. “Mi propósito inicial era solo ser el productor, pero reconozco que tenía las ideas muy claras sobre cómo hacer la adaptación. De modo que me puse a escribir el guion y, dado el poco dinero que teníamos para rodar, decidí, aterrado, que yo dirigiría la película”, razona de buen humor, tras haber recibido la felicitación de Isaac Rosa cuando vio la cinta.
 
   El país del miedo plantea dilemas morales muy serios. Cómo tratar a una niña en la primera adolescencia con un comportamiento inadmisible. Por qué se considera cobarde a una persona pacífica que solamente quiere que la respeten como ella misma respeta. Una sociedad sana debe estar libre de extorsiones o coacciones, por lo que todos debemos contribuir a que estas lacras desaparezcan. Espada hace bien en recordarlo, además de manejar con solvencia y verismo sentimientos como la angustia y el miedo, inscritos en nuestra condición de humanos.
 
25-05-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio