twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
27-05-2015 Versión imprimir

 

Los estrenos del 29 de mayo



‘El camino más largo para volver a casa’



EL PESO DE LA TRISTEZA
 
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
El debutante Sergi Pérez ha construido un drama intimista presentado en el Festival de Sevilla y más recientemente en la sección Zonazine del certamen de Málaga. Para conseguir la financiación del largometraje se fundó el colectivo Niu d’Indi, que logró mediante crowdfunding alcanzar los 12.000 euros de presupuesto final.
 
   Joel (Borja Espinosa) despierta por la mañana y llama a su perro, Elvis, que se encuentra en muy mal estado. Decide llevarlo al veterinario y sin darse cuenta se deja las llaves dentro de casa. Busca a un cerrajero para que le abra la puerta del piso, pero le dice que no es posible hacerlo porque está blindada. Sus amigos y familia quieren que esté con ellos en el duelo por la muerte de su mujer. Sin embargo, Joel es incapaz de reaccionar. No hay nada que le pueda consolar. Ni siquiera ese perro que le recuerda su tristeza.
 
 
Borja Espinosa, protagonista del filme
Borja Espinosa, protagonista del filme
 
 
 
 
   El camino más largo para volver a casa (El camí més llarg per tornar a casa) es el primer papel protagonista en la pantalla grande de Borja Espinosa. Anteriormente intervino en los filmes Anita no pierde el tren (Ventura Pons, 2001) y ¡Excusas! (Joel Joan, 2003), además de en La ruina, la tv movie de Elena Trapé (2008). “Encarno a un tipo que no puede estar peor mentalmente”, dice Borja, intérprete en producciones televisivas como La que se avecina, Pelotas; Kubala, Moreno i Manchón y Gran Nord (las dos últimas de TV3), además de, entre otros, los montajes teatrales de La revolució y Una historia catalana, ambas de Jordi Casanovas. “He tratado de dotarle de profundidad y darle un sentido a esa tristeza inabarcable que le está destrozando”, reflexiona el actor catalán, que ha rodado en los últimos meses la cinta Vulkania, de José Scaf, al lado de Aura Garrido, José Sacristán y Ana Wagener.
 
   Participan también en el filme Miki Esparbé (Raimundo, en la serie Anclados), María Ribera (en el reparto de Tres días con la familia, de Mar Coll), Pol López (colaboró en la tv movie Mentiders, de Silvia Munt) o Sara Espígul (Barcelona, nit d’estiu, de Dani de la Orden). “Todos los actores, incluido Borja Espinosa, no sabían mucho del argumento de la película. Era necesaria esa abstracción para crear la ambigüedad y el terreno resbaladizo que he pretendido describir”, explica el novel Sergi Pérez, autor de cortometrajes como El buen aviador (2005) y Vestido nuevo (2007). “El rodaje transcurrió durante un año, aunque solo rodamos 16 días, siempre a la espera de financiación para avanzar en la producción”, expone Pérez, que ha realizado videoclips para grupos y artistas como Manel, Mishima y Joan Dausà.
 
 
Pol López y Espinosa
Pol López y Espinosa
 
 
 
Del director al actor
“El guion fue creciendo mientras observaba a Borja, modificando la historia a favor del tono que se gestaba, y teniendo tiempo de reescritura para ir transformando al protagonista, un Joel cada vez más oscuro, más salvaje, si cabe, dado el conflicto interno que lleva a cuestas”, detalla este director formado en la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña (ESCAC), donde actualmente imparte clases.
 
   Por su parte, Borja Espinosa se muestra satisfecho de protagonizar la película. “Pienso que después de este papel tan importante vendrán otros. Estoy viviendo el mejor momento de mi carrera”, argumenta. “Ha supuesto un reto grande tener constantemente la cámara pendiente de ti. No era fácil llegar al estado anímico que deseaba Sergi. Requería mucha concentración, aunque finalmente logré sentirme a gusto entre tanta desolación”.
 
   La figura del perro enfermo es un elemento muy significativo que contribuye al desastre emocional por el que pasa el personaje de Espinosa. “Surgió de una anécdota de unos amigos que se olvidaron de alimentar a su mascota. En la película representa la muerte, lo que Joel necesita borrar de su memoria”, comenta Pérez. En la realidad, el perro Elvis se llama Lluc. “No me dio ningún problema”, afirma el actor, que tuvo que llevarlo en brazos en varias secuencias del filme. “Un veterinario lo controló en todo momento y le administró un relajante que le dejaba medio dormido”.
 
   Sin concesiones a la galería, El camino más largo para volver a casa es un relato que se pega a nuestra piel, buscando los restos de episodios desgraciados que tengamos en nuestra vida. Pérez cree en esa identificación con el espectador, en esa pena resistente que nos impide a veces ser los que éramos, volver verdaderamente a casa. 
27-05-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio