twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
02-06-2016 Versión imprimir

 

Los estrenos del 3 de junio



‘Acantilado’



SECTAS ESOTÉRICAS BAJO SOSPECHA
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Un suspense de muchos quilates y una crítica a un colectivo que se aprovecha de la inocencia y la ilusión de las personas son dos de las cualidades sobresalientes de Acantilado, la nueva película de la navarra Helena Taberna, inspirada libremente en la novela El contenido del silencio, de Lucía Etxebarría. Fue presentada y acogida calurosamente en la sección oficial fuera de concurso del último Festival de Málaga.
 
   Un joven fiscal de Bilbao, Gabriel (Daniel Grao), recibe una llamada de la policía de Las Palmas para que identifique el cadáver de su hermana Cordelia (Ingrid García-Jonsson) tras el suicidio colectivo de una secta a la que pertenecía. Helena (Juana Acosta), amiga de Cordelia, ayuda a  Gabriel a esclarecer los hechos. Para ello han de hacer frente a la oposición de la inspectora Santana (Goya Toledo), que no quiere que se inmiscuyan en un caso con aspectos muy turbios.
 
 
Juana Acosta y Daniel Grao
Juana Acosta y Daniel Grao
 
 
 
   Tras los éxitos de Palmeras en la nieve, Julieta y la miniserie Mario Conde, los días de gloria, Daniel Grao confirma en Acantilado sus hechuras de gran actor. “Daniel tiene muchos registros. Acomete las secuencias más difíciles con un dominio y una energía en las que no está ausente la sutileza”, dice la directora Taberna de su protagonista. Casi todas las escenas de Grao las comparte con la colombiana afincada en España Juana Acosta, actriz tan hábil para la comedia (Una hora más en Canarias, de David Serrano) como para el drama más intenso (Tiempo sin aire, de Samuel Martín Mateos y Andrés Luque Pérez). “Encarna a una mujer devastada por la desaparición de su amiga y el miedo a la soledad. Ha entendido muy bien la vulnerabilidad y la lucidez del personaje”, comenta la realizadora sobre Acosta.
 
   La clase, juventud y belleza de la hispano-sueca Ingrid García-Jonsson (acaba de estrenar Toro, de Kike Maíllo) quedan patentes en la cinta, en un papel para el que debía buscar dentro de sí misma una niña necesitada de cariño en el cuerpo de una mujer. “Cordelia es un personaje esencial. Pone en marcha todo el desarrollo de las diferentes tramas”, explica Taberna. Lo que necesitaba de la lanzaroteña Goya Toledo (El desconocido, de Dani de la Torre) en su cometido era todo lo contrario al de García-Jonsson, debiendo exhibir dureza, dinamismo, resolución, sin que por ello fuera ajena al amor y a la ternura. “Goya me ha dicho que pocas veces había hecho un personaje tan arduo. Sinceramente creo que logra una de sus mejores interpretaciones”, opina la cineasta.
 
   De una parecida envergadura a los citados son los papeles de Ana Gracia (líder de la secta), a la que recordamos en Camino, de Javier Fesser; Jon Kortajarena (integrante del grupo esotérico), famoso modelo internacional y actor en ma ma, de Julio Medem; Josean Bengoetxea (Martínez, ayudante de la inspectora), uno de los protagonistas de Negociador, de Borja Cobeaga; y el veterano Xabier Elorriaga (librero que ayuda en la investigación), el Rey de las Españas en Águila Roja. “Es un elenco poderoso y adecuado a la historia”, manifiesta Taberna. “Grandes actores que han contribuido a incrementar decisivamente el enigma, la perversión y el desasosiego de la trama”.
 
 
Jon Kortajarena y Goya Toledo
Jon Kortajarena y Goya Toledo
 
 
 
La fascinación por las sectas          
La carrera de Helena Taberna se ha caracterizado por un constante interés en bucear en temas candentes de la política y la actualidad españolas. Así fue en Yoyes, retrato de la exmiembro de ETA asesinada por la banda; o en La buena nueva, sobre la convulsa vida cotidiana durante la Guerra Civil. “El título de la película, Acantilado, alude no solo al accidente geográfico, sino a la situación psicológica y emocional en la que se encuentran sus protagonistas. Quería hablar de la fascinación de los jóvenes por las sectas y el poder que emana del carisma de sus líderes, así como de los discursos que estos suelen elaborar llenos de ambigüedad, con atractivas ofertas espirituales o esotéricas”, afirma Taberna, que rodó en Guipúzcoa, Navarra y Gran Canaria, donde en los años 90 sucedieron unos hechos similares a los narrados en el filme.
 
   “Fue muy importante poder trabajar con el Departamento de Sectas en la Comisaría de Policía de Las Palmas, que nos ayudó mucho con todo tipo de información sobre estas comunidades. Desde hace décadas muchas de ellas han elegido el clima y el aislamiento de las islas para instalarse”, relata la directora.
 
   Acantilado mantiene durante todo su metraje una intriga que nos estremece profundamente. Taberna describe con seca precisión la secta objeto de la investigación, pero son los lados ocultos de los personajes dentro y fuera de ese grupo los que realmente interesan y crean una expectación que no se disuelve hasta el inquietante último plano del filme. Sólido cine español de una realizadora experimentada.
 
 
 
02-06-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio