twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
28-09-2016 Versión imprimir

 

Los estrenos del 30 de septiembre



‘Juegos de familia’



ENREDOS AMOROSOS A LA LUZ DE VALENCIA



ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Después de un drama intenso como fue Marsella, la tarraconense Belén Macías ha optado por una comedia ensoñadora y de agradables enredos amorosos. Rodada a comienzos de este año en Valencia y alrededores de la capital levantina, ha sido exhibida en los certámenes de Alicante, Chicago Latino Film Festival y Pekín.
 
   Una empresa familiar de juguetes está al borde de la quiebra, y sus dueños también tienen problemas, aunque amorosos. La hija del propietario, Carmen (Vicky Peña), harta de que Andrés (Juanjo Puigcorbé), su marido, la ignore, liga con el peluquero Raúl (Antonio Valero) y abandona el piso del matrimonio. Andrés se da cuenta de que no puede vivir sin su mujer e intenta recuperarla por todos los medios.
 
 
 
 
   El talento de Juanjo Puigcorbé quedó firmemente contrastado en filmes de los  90 como Mi hermano del alma, de Mariano Barroso; o El amor perjudica seriamente la salud, de Manuel Gómez Pereira, y en la actualidad en obras de la categoría de El crítico, de Juan Mayorga. “Encarno a un tipo totalmente absorbido por las vicisitudes de su empresa. Cuando su mujer le abandona, se convierte en una persona muy diferente a la que era”, dice el intérprete catalán, que ha intervenido en producciones televisivas como Felipe y Letizia y Amar es para siempre. “Si antes era tímido, retraído, cobarde, ahora nunca está cansado, se atreve a cualquier locura y le importa un pimiento la empresa, con tal de reconquistar a su mujer”, resalta Puigcorbé, distinguido por su trabajo en la cinta con el premio al mejor actor en el mencionado festival de Alicante.
 
   Lo que se puede esperar siempre de Vicky Peña es profesionalidad, rigor, precisión en su trabajo intepretativo. Lo ha demostrado en cine (El muerto y ser feliz, de Javier Rebollo), televisión (Gran Reserva: El Origen) o teatro (El largo viaje del día hacia la noche, de Eugene O’Neill). “Trabajar al lado de Juanjo ha sido un regalo de Belén porque hacía mucho que no coincidíamos ante las cámaras. Nos lo hemos pasado muy bien. Tendremos que repetirlo”, comenta la protagonista de Una merienda en Ginebra, de Ventura Pons. Reconocido por sus películas con Mario Camus en Amor propio, El color de las nubes o Adosados, Antonio Valero se siente feliz de haber rodado en su tierra y de compartir los focos con Puigcorbé y Peña. “Tengo que reconocer que la trama me ha encantado. Juanjo hace de tripas corazón para tratar de ser amigo mío y sonsacarme cómo he conseguido ligar con Vicky”, explica un sonriente Valero, en la recordada miniserie Tarancón, el quinto mandamiento.
 
   Incorporan a los hijos de los protagonistas Sergio Caballero (Matar el tiempo, de Antonio Hernández) y Mireia Pérez (Un suave olor a canela, de Giovanna Ribes), y el conjunto se realza con las intervenciones del veterano Juli Mira (El cónsul de Sodoma, de Sigfrid Monleón), Enrique Arce (en la serie El tiempo entre costuras) o Marta Belenguer (Nacida para ganar, de Vicente Villanueva). “Cuando finalizamos el rodaje, la familia de la película parecía también de los actores. Un mérito de la directora”, enfatiza el vila-realense Caballero.
 
 
Vicky Peña y Juanjo Puigcorbé
Vicky Peña y Juanjo Puigcorbé
 
 
 
Rumbo a la comedia
Belén Macías ha pisado un territorio nuevo en Juegos de familia, muy alejado del contexto dramático de El patio de mi cárcel (nominada al Goya a la mejor dirección novel) y la citada Marsella, uno de los mejores filmes españoles de 2014. “Tenía muchas ganas de hacer una comedia. Es una película de personajes, de seres que están en constante conversación consigo mismos, analizando su compartimiento y su relación con los demás”, afirma Macías, que se ha apoyado en un guion del valenciano Juanjo Moscardó, provocando así un cambio de perspectiva en los retratos principalmente femeninos de sus anteriores cintas. “Algo de particular interés en la película es que muestra las relaciones amorosas de personas de 60 años, rompiendo el tópico de los romances de juventud. La locura, la fiebre del amor, no entiende de generaciones”, opina la cineasta, muy crítica con la poca atención gubernamental que se está dando al medio. “Si no hay apoyo institucional, se van a hacer menos películas y con unos presupuestos muy precarios”.
 
   Juegos de familia es un filme risueño que, aunque dominado por la presencia de sus tres estrellas, hace también sitio a otros personajes que igualmente ponen el amor por encima de todo. La frialdad del mundo de los negocios, que Macías describe con aguda ironía, se derrite cuando no tenemos el equilibrio emocional que da el estar ligado a otra persona. Las situaciones graciosas se suceden y la luz de Valencia inunda la pantalla para recordarnos que hay una manera más suave y tranquila de sobrellevar las angustias de la vida.
 
 
Antonio Valero y Puigcorbé
28-09-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio