twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
29-09-2016 Versión imprimir

 

Los estrenos del 30 de septiembre



‘La reconquista’



EL TIEMPO DE NUESTRAS VIDAS
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
El madrileño Jonás Trueba ha presentado con éxito en el reciente Festival de San Sebastián su cuarta película, La reconquista. Como en sus anteriores cintas, el joven realizador ha centrado su interés en el desciframiento de los complicados y sutiles mecanismos de las relaciones amorosas, a la vez que indaga en el mundo íntimo de sus frágiles personajes.
 
   Después de 15 años, Manuela (Itsaso Arana) y Olmo (Francesco Carril) se vuelven a encontrar. Recuerdan el amor que les unió cuando eran adolescentes y las promesas que se hicieron. La vida les ha separado, pero durante una noche tratan de recuperar la magia, aunque sea solo efectivamente una ilusión. Por delante está el tiempo vacío. El futuro.
 
 
 
Francesco Carril e Itsaso Arana
Francesco Carril e Itsaso Arana
 

   Francesco Carril ya intervino en otros filmes de Trueba. Fundador de la compañía independiente Saraband, ha demostrado su valía en los escenarios en obras como El alcalde de Zalamea La cortesía de España. “Olmo es un personaje poco comunicativo e introvertido. Rodamos cuando terminaba la función que estaba haciendo y ese cansancio por la intensidad de enfrentarme al público creo que se nota en la película. Le viene muy bien a ese ser un tanto desencantado”, expone este intérprete de ascendencia italiana. Su partenaire en La reconquista es la tafallesa Itsaso Arana, que destacó en Las altas presiones, la ópera prima de Ángel Santos, y en las series PrimEl don de Alba La República. “Nunca había trabajado con ella, pero hemos conectado fantásticamente”, reconoce Carril.
 
   Muy popular por su personaje de Amelia Folch en El Ministerio del Tiempo, Aura Garrido encarna a la pareja actual de Olmo. La madrileña, que colaboró con Trueba en Los ilusos, ha tenido una carrera ascendente desde Planes para mañana, de Juana Macías, que le valió una nominación al Goya a la mejor actriz revelación; siguiendo la racha en Promoción fantasma, de Javier Ruiz Caldera; y El cuerpo, de Oriol Paulo. “Tantos los intérpretes como el equipo tenemos una confianza muy bonita que hemos ido construyendo apoyada en las películas realizadas, sin tampoco obligarnos a nada y haciendo de cada proyecto una aventura distinta”, resalta el director, que incluye en esa confianza a los debutantes Candela Recio y Pablo Hoyos (Manuela y Olmo en la adolescencia). “Estaba deseando trabajar con chavales, hablar de esa edad que a veces se alarga años y años que es la adolescencia. Esta no es mi película sobre el tema, pero quizá sea el empujón que necesitaba para llegar a rodarla”, explica Trueba, habitual colaborador de Cine en Curso, una iniciativa educativa para muchachos.
La pareja protagonista
La pareja protagonista
 
 
 
Descubriendo el cine
El hijo de Fernando Trueba debutó en el largometraje en 2010 con Todas las canciones hablan de mí, a la que siguieron la citada Los ilusos y Los exiliados románticos. “Hago cine para descubrir el cine que me gusta hacer; el que me puedo permitir, y también para ser consciente de mi lugar y mis circunstancias”, declara Jonás Trueba. El cantautor donostiarra Rafael Berrio ha colaborado con la canción Arcadia en flor, compuesta especialmente para el filme.
 
   “Evito escribir los guiones de la forma indicada por los profesionales. Prefiero ir contándolo de viva voz a los amigos, a las personas que conforman el equipo y al que se preste a echar una mano. A veces eso puede traer problemas con los hipotéticos inversores, pues rara vez confían en un proyecto que flota en el aire. A cambio, nos vemos obligados a elevar nuestros niveles de confianza entre los responsables de la película, pero también con los espectadores”, puntualiza el cineasta, queriendo incidir en los destinatarios de su cinta: “Espero que hallen aquí lo que llevo ya unos años intentando reconocer, eso que precisamente no sé verbalizar, algo que se me quedó dentro y que tal vez no es mucho más grande que una espina, como la que Brassens decía haberse tragado de una sirena a los 15 años”.
 
   La reconquista es un nuevo manifiesto de amor al séptimo arte de Jonás Trueba, una refrescante búsqueda de ese camino inconcreto que tratar de encontrar en los filmes que rueda. Es un esfuerzo loable, tremendamente meritorio en estos tiempos de precariedad en la producción cinematográfica, lo cual no parece que vaya a cambiar. Estamos seguros que, pese a este panorama, Trueba seguirá ofreciéndonos ese cine distinto por el que apuesta.
 
 
 
29-09-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio