twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
04-05-2017 Versión imprimir

 

Los estrenos del 5 de mayo


‘Pasaje al amanecer’


EL FESTÍN DE LOS INTÉRPRETES
 
 
Lola Herrera y Nicolás Coronado
Lola Herrera y Nicolás Coronado
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Con un plantel de sobresalientes figuras del cine español como gran baza, el catalán Andreu Castro nos entrega su primer filme, que es un drama familiar de gran intensidad. Pasaje al amanecer ya tuvo su presentación en el Festival Ópera Prima de Tudela (Navarra), donde dejó un grato sabor de boca.     
 
   Nochebuena de 2004. El joven fotoperiodista Javier (Nicolás Coronado) está a punto de viajar a Irak para ser testigo de la guerra que allí se libra. Su madre, Carmen (Elvira Mínguez); su padre, Pedro (Antonio Valero) y su hermana Candela (Ruth Díaz) se oponen tajantemente a que vaya. Solo Manuela (Lola Herrera), la abuela, entiende sus motivos. Pero todos ellos, no solo Javier, arrastran problemas muy graves que no pueden taparse con una cena navideña.
 
 
Elvira Mínguez
Elvira Mínguez
 
 
 
   Con Pasaje al amanecer, Nicolás Coronado realiza su primer papel protagonista. El hijo de José Coronado ha ido cogiendo experiencia y acumulando méritos en las series No soy como tú o Águila Roja y en películas como El amor no es lo que era, de Gabriel Ochoa; o Novatos, de Pablo Aragüés. “He hecho todo lo que he podido para recompensar la confianza que Andreu ha puesto en mí al darme un papel tan importante”, dice Coronado, con otro estreno en puertas, Demonios tus ojos, de Pedro Aguilera.
 
   La vallisoletana Elvira Mínguez es una de esas actrices bendecidas por el genio. En los últimos meses la hemos visto en El elegido, de Antonio Chavarrías; y en El guardián invisible, de Fernando González Molina. “En el transcurso del rodaje tenía dudas sobre la oposición férrea que muestra mi personaje a que su hijo vaya a un infierno como la guerra de Irak. La verdad es que en la vida real seguiría oponiéndome”, afirma Mínguez, la actriz ganadora de un Goya por Tapas, de José Corbacho y Juan Cruz.
 
   “Cuando supe que tendría escenas en la película con Lola Herrera, solas las dos, eso terminó de decidirme a participar. Lo único que me preocupaba es que pudiera estar a su altura”, reconoce Mínguez de su compañera, una enorme intérprete que ha dedicado su vida al teatro con éxitos como Cinco horas con Mario o, en la actualidad, La velocidad del otoño. También pucelana, la protagonista del recordado filme Función de noche, de Josefina Molina, recoge el guante de Mínguez. “Admiro mucho a Elvira y era un reto trabajar con ella. Es una actriz maravillosa, todo potencia y naturalidad”, resalta Herrera. El director Castro confiesa que la última secuencia de la película, en la que ambas intérpretes –madre e hija en la ficción– se dicen a la cara las verdades ocultas durante tantos años, “hizo llorar a todo el equipo”. Y añade: “La repetimos dos veces y lo increíble es que había en las dos la misma emoción y desgarro”.
 
   Completan el reparto la cántabra Ruth Díaz, triunfadora en Venecia por su rol en Tarde para la ira, de Raúl Arévalo; Carles Francino (Rubén, marido de Díaz), en las series Víctor Ros y Sé quién eres; Andrea Duro, una de las protagonistas de Los miércoles no existen, de Peris Romano; Pol Monen (camello particular de Lola Herrera), que tiene en cartel Amar, de Esteban Crespo; y el veterano Antonio Valero, consumado intérprete de películas como El color de las nubes, de Mario Camus; que estos días triunfa en los escenarios con la reposición de Séneca, de Antonio Gala. “Es una película comprometida, con un alto valor artístico y ganas de contar la verdad sobre cómo nos relacionamos”, resume el intérprete valenciano.
 
 
 
 
Incomunicación familiar
Andreu Castro es autor de los cortos Flores para Maika o La soledad de las palabras. En televisión realizó la serie El quinto sello y en la actualidad es uno de los guionistas y directores de la producción juvenil Yo quisiera (Mediaset). “He querido plasmar en el seno de la familia protagonista esa pared de incomunicación que levantamos ante nosotros. Parecemos islas tanto en la calle como en nuestra vida privada”, explica el cineasta, que también es un actor conocido por la serie Cuéntame o la cinta Vulcania, de José Skaf.
 
   “El título Pasaje al amanecer está motivado porque Nicolás marcha a Irak el 30 de diciembre de madrugada y porque entonces se estaba resolviendo la sangrienta batalla de Al-Fajr, que significa amanecer”, comenta Castro, acordándose del heroísmo de los fotoperiodistas José Couso y Julio Anguita Parrado, fallecidos en Bagdad.
 
   Una melancolía suave desprende este sensible filme que acoge recitales interpretativos de las consagradas Elvira Mínguez y Lola Herrera y buenos trabajos de confirmación de sus posibilidades para Nicolás Coronado y Ruth Díaz. Todos los personajes tratan de conservar una buena voluntad navideña, pero los demonios de la guerra estropean el menú y agrian el vino. Permanecen en la retina sus nobles rostros y la indignación por un conflicto que nunca debió empezar.
 
04-05-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio