twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
06-07-2017 Versión imprimir

 

Los estrenos del 7 de julio


‘El pastor’


EL PRECIO DE UN HOMBRE
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
La tercera película del salmantino Jonathan Cenzual Burley es una excepcional propuesta de cine de autor que ha merecido el premio a la mejor cinta y al mejor director en el Festival de Raindance (Londres) y el de mejor filme en el certamen de Cine Español y Latinoamericano de Ajaccio (Córcega). El pastor ha contado con el apoyo de la Salamanca Film Commission y su producción se completó con una campaña de micromecenazgo.
 
   Anselmo (Miguel Martín) es un pastor que vive aislado en el campo con su perro y las ovejas que cuida a diario. Una constructora le ofrece mucho dinero a cambio de su tierras, pero a él no le interesa la transacción. Los otros propietarios de las fincas colindantes quieren vender porque necesitan pagar deudas y cada vez acosan con peores modos a Anselmo para que acceda al trato.
 
 
Miguel Martín
Miguel Martín
 
 
 
   Con El pastor, Miguel Martín asume su primer protagonista, por el que ha logrado los galardones a mejor actor en el citado Festival de Raindance y en el de Bruselas. Le recordamos en papeles de reparto en los filmes Celda 211, de Daniel Monzón; e Impávido, de Carlos Therón. “Para encarnar a Anselmo necesitaba a alguien que tuviera un rostro pétreo, noble, de una pieza. Y Miguelón, como le llamamos en Salamanca, tiene esas características, además de ser un formidable intérprete”, resume el director Cenzual Burley.
 
   Vinculada como Martín a centros alternativos teatrales de la capital castellana como La Malhablada, Maribel Iglesias incorpora a Concha, una buena amiga del pastor. “Es importante que haya películas como esta de Jonathan que nos dé visibilidad a tantos intérpretes que nos dedicamos a esta profesión no por el dinero, sino por vocación”, afirma Iglesias, que intervino en  Concursante, de Rodrigo Cortés.
 
   De una forma o de otra, tratan de hacer la vida imposible al protagonista Alfonso Mendiguchía, actor palentino que ha participado en las series Cuestión de sexo, Lex, Luna (el misterio de Calenda) o Águila Roja; Juan Luis Sara, miembro de la compañía independiente Teatro Dran; o Maite Iglesias, que junto a Maribel Iglesias y Mariángeles Alonso han representado en salas de Salamanca la obra cómica En femenino.
 
 
Martín y Alfonso Mendiguchía
Martín y Alfonso Mendiguchía
 
 
 
‘Western’ moderno
Afincado en Londres desde 1996, Jonathan Cenzual Burley ha rodado anteriormente El alma de las moscas y El año y la viña, largometrajes que pese a su buena acogida en festivales tan prestigiosos como el de Karlovy Vary (República Checa) no consiguieron distribución en España. El pastor trata sobre la triste realidad de la avaricia con el trasfondo de unos terrenos para la construcción y cómo la venta de estos puede transformar a la gente en algo maligno”, comenta el cineasta, que admite influencias del western moderno. “Aunque la revista inglesa Sight & Sound la ha comparado con Centauros del desierto, no tuve la idea de circunscribirme a las reglas del género. Pero sí es cierto que Anselmo en un antihéroe al que le quieren desposeer de su casa, sus tierras, su modo de vida, y él desde luego no lo va a consentir”, señala Cenzual sobre una película rodada en Monterrubio de Armuña, pueblo salmantino de apenas mil habitantes.
 
   Uno de los aspectos más llamativos de El pastor son sus numerosas secuencias con pocos diálogos, “En los primeros minutos vemos al protagonista en un día normal, cómo se prepara para la jornada, alimenta a su perro y después conduce a las ovejas fuera del aprisco. Intento así que el público pueda apreciar lo que tiene este hombre solitario que domina su mundo”, expone el realizador y también director de fotografía de la cinta. “Hablaba antes de la avaricia, el pecado que precipita los acontecimientos en la película, y quiero recalcar que no creo que sea congénita al género humano. Más bien es una consecuencia de la sociedad consumista en la que vivimos, que nos obliga a comprar, a desear, a sentir atracción por las novedades. Si El pastor logra que la gente recapacite sobre este tema, sería una satisfacción enorme porque habría contribuido en su modestia a construir un mundo mejor”, aduce Cenzual.
 
   Nos complacen mucho los personajes creados con rotundidad por Cenzual Burley. En concreto, ese pastor que Miguel Martín interpreta con una fuerza en reposo, meditativa, y una autenticidad que pocas veces se ve en el cine español. No defraudará a nadie esta magnífica película que equilibra con sabiduría los aspectos íntimos de un hombre bueno con la inevitable violencia que siempre o casi siempre viene aparejada al dinero: el que nos roban o el que deseamos poseer.
 
06-07-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio