twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
05-04-2016 Versión imprimir

 

Los estrenos del 8 de abril



‘Lobos sucios’



MUJERES HEROICAS EN LA GALICIA DE 1944
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
La connivencia del régimen franquista con la Alemania de Hitler tuvo episodios siniestros y apasionantes como este que recrea con garra el debutante Simón Casal de Miguel, que ha merecido 14 nominaciones a los premios Mestre Mateo de la Academia Galega do Audovisual. Los bosques de Casaio y Carballeda de Valdeorras (Ourense) son el escenario perfecto (y el original de los hechos que en parte recoge la película) para poner en pie una historia de opresores y resistentes a un mundo de brazos en alto y ejecuciones de inocentes.
 
   Galicia, 1944. Las hermanas Manuela (Marián Álvarez) y Candela (Manuela Vellés) sobreviven a duras penas tras la Guerra Civil trabajando en las minas de wolframio que dirigen técnicos alemanes y en las que también trabajan presos republicanos. Infiltrado desde Portugal, un comando aliado planea robar el mineral y así evitar que se convierta en armas para el ejército nazi. Los guerrilleros piden ayuda a las hermanas, pero Manuela, con una hija enferma, no quiere problemas.
 
 
Manuela Vellés y Marián Álvarez
Manuela Vellés y Marián Álvarez
 
 
 
   Una de las más gratas noticias del cine español de los últimos años ha sido el reconocimiento a una actriz de fuste como Marián Álvarez, ganadora de un Goya por La herida, la cinta que Fernando Franco nos brindó en 2013. “Manuela, mi rol, es una de tantas mujeres que en la posguerra, en ausencia de sus maridos o de un hombre en la casa, sacaron a su familia adelante con un valor y una fuerza que nunca han sido reconocidos”, expone Álvarez, que tiene en cartel Cien años de perdón, de Daniel Calparsoro. “Ha sido muy interesante rodar en la mina de donde se extraía el mineral que provoca el conflicto en la película”, sigue diciendo la intérprete madrileña. “Uno de los días de filmación me dio un ataque de claustrofobia y lo pasé mal. No puedo ni imaginarme lo que pueden sufrir los que trabajan en una mina continuamente”.
 
   Le debemos a Julio Medem el descubrimiento de Manuela Vellés en Caótica Ana (2007), una actriz plena de encanto y personalidad que triunfó en los últimos meses con La novia, de Paula Ortiz. “Tanto Manuela como Candela son analfabetas. Nunca han salido del entorno de la aldea ni les ha sobrado el pan, pero tienen una inteligencia y bondad naturales que les hace oponerse a los que abusan de su autoridad”, explica Vellés, cuyo personaje está inspirado en Lola Touza, una Schindler gallega que ayudó a muchos judíos perseguidos en los años de la II Guerra Mundial a alcanzar la frontera portuguesa.
 
   También destacan en Lobos sucios el andorrano Isak Ferriz (un influyente preso de la mina), al que vimos en Los últimos días, de David y Álex Pastor; y Ricardo de Barreiro (Virutas, otro de los prisioneros), actor de filmes como Siete meses de billar francés, de Gracia Querejeta.  
 
 
Isak Férriz
Isak Férriz
 
 
 
Una aventura épica
Simón Casal, autor de Eduardo Barreiros, el Henry Ford español, una tv movie galardonada con el premio del jurado en el festival de Houston, se ha basado para Lobos sucios en el documental homónimo que Felipe Rodríguez Lameiro realizó en 2006. “Nuestros personajes han pasado tiempos de hambre y sufrimiento. Están rodeados de pobreza, enfermedad y falta de esperanza. Tienen, por tanto, necesidades urgentes y huyen de fantasmas del pasado. Aunque agobiados por esa precariedad, van a aprender a conocerse a sí mismos, condición indispensable  para vivir la aventura épica que les espera”, dice el coruñés Casal, uno de los realizadores de la telenovela El Faro, producida por 12 televisiones autonómicas. “La película plasma, a través de la emoción y el suspense del relato, la capacidad del ser humano para sacrificarse por los demás”, afirma.   
 
   Lobos sucios tiene todos los ingredientes de un buen thriller bélico, donde el peligro que ocasiona la implacable crueldad nazi ronda estrechamente a los protagonistas. Estos se valen de su astucia y de su belleza, en el caso de las mujeres, para plantar cara a ese enemigo que lleva la cruz gamada impresa en el corazón. El filme se ve en un suspiro y, de paso, no olvida poner de manifiesto el ambiente siempre mágico o poético que rodea a los bosques gallegos.
 
05-04-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio