twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
04-04-2016 Versión imprimir

 

Los estrenos del 8 de abril



‘Madrid, above the moon’



BUSCANDO LA MAGIA DE LA CIUDAD
 
 
 
 
ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
El hechizo que provoca en muchos visitantes la capital de España es la entraña de este personal filme de Miguel Santesmases, rodado en la villa y corte entre 2013 y 2015 con la ayuda de un buen número de pequeñas aportaciones. Un grupo de jóvenes actores llenan de significado una historia contemplativa y sensual, con la que nos convertimos en peregrinos que buscan la vida –o la ausencia de ella– en las calles y rincones de esta vieja ciudad.
 
   Ernesto (Víctor Vidal) cuida durante unos días de verano la bonita casa de un amigo y fotógrafo de éxito (Santesmases) que está de vacaciones. Joven y apuesto, Ernesto utiliza su excelente inglés y su pasión por la fotografía para ligar con chicas extranjeras de paso o residentes en Madrid. Hasta que encuentra a Alma (Rocío León), una mujer misteriosa con la que comienza su acostumbrado flirteo que, de pronto, le lleva a un terreno extraño e inseguro.
 
 
 
Víctor Vidal y Rocío León
Víctor Vidal y Rocío León
 
 
 
   El protagonista de Madrid, above the moon es Víctor Vidal, al que vimos en V.O.S., de Cesc Gay o en la más reciente Vampyres, de Víctor Matellano. “Hemos trabajado utilizando la técnica de Sandford Meisner, el profesor norteamericano que buscaba ‘la verdad en la actuación’. He aprendido mucho como intérprete con esta película, que ha sido una verdadera aventura”, afirma Vidal, en el reparto de la series El Ministerio del Tiempo y El Caso.
 
   Las ideas de Santesmases para el filme deslumbraron a Rocío León en el casting al que acudió, y a partir del cual sintió una irresistible curiosidad por el proyecto. “Lo que cuenta para Miguel es extraer de cada secuencia el máximo de energía, profundizar en la psicología de los personajes, en los frágiles vínculos que se establecen entre dos desconocidos”, explica León, actriz de la alabada primera cinta de Carlos Vermut, Diamond Flash, y de María y los demás, de Nely Reguera.
 
   El mejor amigo del personaje de Víctor Vidal es Bernabé Fernández, destacado integrante del elenco de Invasor, de Daniel Calparsoro, y en series como Amar es para siempre. También participan la valenciana Helena Sanchis (Stockholm, de Rodrigo Sorogoyen) y, entre otros, el veterano Antonio Mayans, un habitual del cine de Jesús Franco y Paul Naschy. “El equipo y los actores colaboran en la película sin recibir ninguna retribución, apuestan por el trabajo y por el placer de hacerla. Su decisión merece un premio, así que cuentan con una participación en los beneficios y son, por lo tanto, productores de este proyecto”, dice Santesmases.
 
 
Helena Sanchis y Vidal
Helena Sanchis y Vidal
 
 
 
Rodaje en libertad
Director de La fuente amarilla (1999) o Amor, curiosidad, prozac y dudas (2001), el madrileño Miguel Santesmases ha tenido siempre claro que un cineasta debe dejar su impronta, su manera de enfocar el oficio, antes que desarrollar una carrera rutinaria sin muchas consideraciones autorales. “Tenía este plan desde hace años, rodar una película de bajo presupuesto sin tener un guion definitivo y sin pedir permiso a nadie para rodarla: las dos cosas iban unidas. Iba filmando por tramos. Durante unos días, nos juntábamos el equipo y los actores y rodábamos. Una vez montada esa parte, reescribía lo que tenía y a la primera oportunidad volvíamos a la actividad. Así hasta cuatro o cinco veces en año y medio”, declara Santesmases, profesor de cine en la Universidad Carlos III y, como vemos, decidido a seguir rodando a cualquier precio. “Hay una docena de directores muy taquilleros que son los únicos que tienen garantizado seguir en la brecha. Sin embargo surgen nuevos realizadores, gracias al impacto de la tecnología, que se lanzan a hacer su película. La realidad es que el oficio de cineasta, como por ejemplo el de periodista, es por lo general tan precario que lo debes simultanear con otros trabajos”, expone lúcidamente el autor de Días azules (2006). 
 
   Madrid, above the moon transcurre lánguida y placenteramente ante nuestros ojos, sorprendiéndonos por las sutiles notas que Santesmases extrae del encuentro y romance de una pareja. También es la búsqueda de la identidad de una persona que debe ser de una vez por todas ella misma. Porque los disfraces, tarde o temprano, terminan siendo un estorbo que no nos hacen ningún bien.
 
04-04-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio