twitter instagram facebook
Versión imprimir
04-12-2018

 

Los X Premios Actúa proclaman 

la honda dignidad de la interpretación artística

 

AISGE celebró la ceremonia anual de entrega de sus galardones honoríficos en un repleto Teatro Nuevo Apolo

 

Emilio Gutiérrez Caba se estrenó como presidente con una llamada a la dinamización cultural de la sociedad

 

 

NANO AMENEDO

Reportaje gráfico: Enrique Cidoncha (@enriquecidoncha)

Como ya viene siendo costumbre, un repleto Teatro Nuevo Apolo, en la madrileña Plaza de Tirso de Molina, acogió este lunes 3 de diciembre una nueva entrega de los Premios Actúa y HazTuAcción, que concede anualmente y con carácter honorífico la Fundación AISGE. La X edición de estos galardones fue, además de una fiesta en la que se reconoció la trayectoria de todos los premiados, una ocasión para proclamar la dignidad de la interpretación artística, reivindicar el trabajo diario de actores, bailarines y actores de voz y proclamar la necesidad de seguir protegiendo sus derechos desde una entidad de gestión que ha superado ya el cuarto de siglo de historia.

 

 

Emilio Gutiérrez Caba, que actuaba por primera vez en calidad de presidente de AISGE en esta gala, aseguró que volvía “a sentir en el estómago ese famoso revoloteo de las mariposas, los nervios del estreno”. Sus primeras palabras fueron de afirmación y admiración para su antecesora en el cargo, Pilar Bardem, que ha presidido la entidad durante los últimos 16 años: “Una mujer a la que vosotros también conocéis bien y que durante todo su mandato ha sido ejemplo de coherencia y coraje, de compromiso y capacidad de sacrificio, de amor por nuestra profesión y solidaridad hacia los más necesitados dentro del colectivo, que no son pocos. Una compañera que ha hecho siempre alarde de tenacidad y a la que jamás hemos visto desfallecer; ni siquiera en los momentos difíciles, que tampoco han sido escasos”. Estas palabras de cariño generaron la primera gran ovación de la noche. 

 

   Gutiérrez Caba manifestó que en su mandato sería fiel a la herencia de Bardem para que AISGE siga siendo “garantía de una gestión rigurosa, detallada, honesta y transparente”, al tiempo que también abogó por la renovación, de modo que este compendio de legado y regeneración tenga un objetivo común: “gestionar más y mejor, defender nuestros derechos colectivos frente a los intentos de socavarlos y tenderles la mano a los más desfavorecidos. Y en este empeño no sobra nadie: hacemos falta todos”. 

 

   Finalmente, el presidente de AISGE instó a las distintas fuerzas políticas a defender el tejido cultural de España, “porque la cultura es una cosa demasiado seria, señores, como para dejarla al albur de la disputa partidista”, y se comprometió a hacer de la entidad un “dinamizador cultural, un referente modesto pero apreciable para la ciudadanía, un generador de actividades y contenidos propios”.

 

   Sus últimas palabras fueron un llamamiento a disfrutar de la fiesta, que se inició con la entrega de la primera estatuilla, por parte del propio Emilio Gutiérrez Caba, a la veterana Gemma Cuervo

 

“Fuente de vida”

Una emocionada Gemma Cuervo fue la primera premiada en subir al escenario y en expresar su alegría por un galardón concedido por los propios compañeros de profesión. Por eso dijo sentirlo como “una fuente de vida e ilusión”. Confesó que ser actriz era a lo que había querido llegar desde pequeña. “¿Quién me ha ayudado a lograrlo? Los compañeros, la profesión, los amigos. Si he llegado hasta aquí es porque estuvimos todos muy unidos”. Y reivindicó la dignidad de los artistas: “Esa es la palabra: dignidad. Que no se nos escape nunca”.

 

 

La generosidad del eterno galán

Lydia Bosch, que recibió su bautizo escénico de la mano de Arturo Fernández, fue la encargada de entregar su estatuilla al incombustible actor asturiano, que en unos meses cumplirá 90 años. “Él, con su generosidad, apostó por mí cuando yo no había demostrado nada aún, e hizo que mis miedos se evaporasen y me enamorase del teatro”, comentó la actriz. El veterano galán, que lleva 68 años sobre las tablas, declaró su amor al trabajo actoral: “Amo esta profesión por encima de todas las cosas. No sé vivir sin estar encima de un escenario y espero estar sobre él otros 90 años, porque los guapos somos así”, bromeó entre aplausos.

 

 

“Sutileza en movimiento”

El consejero de AISGE Willy Arroyo, que firmó con la también consejera Amparo Climent la dirección de la ceremonia, elogió la sutileza, elegancia, fuerza y estilo de Teresa Nieto, a quien calificó de “dama de la danza contemporánea”. La bailarina y coreógrafa, que tiene en su haber el Premio Nacional de Danza, apareció expresando su agradecimiento por el premio recibido y recordó sus tardíos inicios en el mundo del baile. “Empecé tarde, con 27 años, pero este hecho fue un revulsivo para mí”. Dio las gracias a sus maestros, que no solo la enseñaron a bailar, “sino que también me dieron una lección de vida”, y cerró su discurso subrayando su amor al escenario, “que es mi casa, el lugar donde me siento segura, libre, poderosa”.

 

 

Defensa de la danza española

Maribel Gallardo, que el año pasado fue distinguida con el Premio Actúa de Danza, dio la bienvenida a su compañero y amigo Antonio Márquez, con el que ha compartido cartel en innumerables ocasiones. El versátil y sensual bailarín, coreógrafo y director de compañía, nacido en Sevilla en 1963, quiso hacer partícipes a los presentes de su trayectoria y de la defensa diaria que hace de la danza española: “Tenemos que poner en valor nuestra cultura. Ayúdenla, porque hoy está a la cola”, reclamó a las fuerzas políticas. Tuvo un recuerdo último para su mujer y para sus padres, que confiaron en él desde el momento en que tomó la decisión de dedicarse al baile.

 

 

Talento juvenil a raudales

Los premios de danza dieron paso al Joven Talento, que este año ha recaído en Aura Garrido Adrián Lastra. A la primera se lo entregó Nacho Fresneda, compañero en tantas entregas de El Ministerio del Tiempo,que resaltó su enorme talento a pesar de su aún desbordante juventud. Garrido optó por una intervención breve y elocuente: “Es un honor porque me lo dais vosotros. El mayor premio es trabajar de lo que me gusta. Muchas gracias”, expresó.

 

 

En tono afable y divertido, Canco Rodríguez presentó a Adrián Lastra, quien empezó confesándose abrumado por un reconocimiento “que otros compañeros merecen tanto o más”. Aprovechó la ocasión para dar las gracias a su familia, en la que ha encontrado siempre el apoyo necesario para seguir creciendo como actor. 

 

 

“La mejor voz de la historia”

Por segundo año consecutivo, los actores de voz son reconocidos y galardonados en los Premios Actúa. A Víctor Martínez, de la escuela de voz AM, correspondió entregar la estatuilla a Claudio Rodríguez, profesor de la misma, y a quien tildó de “la mejor voz de la historia del doblaje”. Con más de 2.000 títulos a sus espaldas, Rodríguez defendió el trabajo del doblador, “que no es enemigo del actor, sino una ayuda”, y recordó que Charlton Heston le manifestó su admiración cuando se conocieron: “Gracias a usted soy famoso en España”. En la pantalla, como dijo, lo ha sido todo, desde Kung Fu, Salieri o Willy Fog “hasta presidente de los Estados Unidos en muchas ocasiones”. 

 

 

“Mirada profunda, voz cautivadora”

Selica Torcal la presentó el actor y director Jorge Muriel, quien no dudó en referirse a esta actriz de doblaje, que está viviendo una segunda juventud en el cine, como una mujer culta, elegante, poliédrica, de mirada profunda y voz cautivadora. La premiada desarrolló una intervención hilarante, muy aplaudida por el público. “Esto no hay quien lo aguante. Lo tengo todo. Estoy en racha. Este es mi año”, destacó, antes de recordar sus inicios en el Teatro Español, siendo una niña, con El sueño de una noche de verano, y sus muchos años dedicada a una tarea, la del doblaje, que en muchos casos pasa desapercibida o, como ella misma describió, “siempre nos hace estar en el incógnito”.

 

 

“Una cómica de raza”

Además de a Gemma Cuervo, los X Premios Actúa también celebraron la grandeza interpretativa de Anna Maria Barbany, “una cómica de raza”, como se refirió a ella Antonio Vico, que le hizo entrega del galardón. “Me lo dais por vieja”, bromeó antes de mirar hacia atrás y rememorar el empuje de “tantos y tantos que me enseñaron esta dura y sacrificada profesión”. Aludió a ese grupo de “locos y atrevidos actores” que pusieron en marcha AISGE hace un cuarto de siglo y brindó a la salud de Pilar Bardem.

 

 

La dignidad del actor

El actor Juan Diego, que también atesora un Premio Actúa, asumió la entrega de la última estatuilla a su admirado compañero Fernando Chinarro, quien no desaprovechó la ocasión para reivindicar la labor de una entidad de gestión en la que ha desempeñado responsabilidades de gestión como consejero durante muchos años: “¡Larga vida a AISGE!”.


X Premios HazTuAcción

Tras el emotivo In Memoriam, que recordó  a los intérpretes que nos dejaron en estos últimos 365 días, la ceremonia se centró en los X Premios HazTuAcción, galardones que celebran la integración, el compromiso y la solidaridad. El consejero Sergi Mateu expresó su admiración por los miles de voluntarios que recogen comida y la distribuyen entre los más necesitados desde la Federación Española de Bancos de Alimentos(Fesbal), cuyo presidente, Juan Vicente Peral,recogió la distinción concedida por la Fundación AISGE. 

 

 

   La actriz, pintora y consejera de AISGE Amparo Climent, resaltó la importante labor que viene realizando la otra organización premiada con el HazTuAcción, la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer, “al poner en valor la solidaridad y el compromiso de miles de personas que padecen esta enfermedad”. La propia Sandra Ibarra relató su experiencia  y su lucha contra el cáncer e hizo un llamamiento de optimismo y reivindicación vital: “Tenemos que ser protagonistas de vida”. Animó a no desfallecer y recordó que se trata de una causa de todos y no solo de quienes sufren la enfermedad.

 

 

   La animada ceremonia, que incluyó algunos números musicales y de danza, concluyó con el Premio HazTuAcción en la categoría de Comunicación, que recayó en el programa De película, de Radio Nacional de España. La actriz y delegada de AISGE en Santiago de Compostela, Isabel Blanco se lo entregó a Yolanda Flores, directora y presentadora de este espacio que lleva en las ondas de la radio pública dos décadas dando cuenta de la actualidad cinematográfica.  

  

Versión imprimir