twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
01-12-2016 Versión imprimir

 
Los Premios MiM distinguen a Álvaro Cervantes, Belén López, Pepe Viyuela y Nathalie Seseña
 
 
Belén Rueda recogió el galardón especial a la Contribución Artística en la Ficción Televisiva
 
 
RUBÉN DEL PALACIO
El Festival MiM Series culminó el pasado 28 de noviembre con una ceremonia de clausura durante la que se entregaron los trofeos de la tercera edición de los premios homónimos. De las nueve categorías en juego, cuatro reconocían la labor profesional de actores y actrices, tanto en drama como en comedia. A punto de que el público le vea en el largometraje histórico 1898. Los últimos de Filipinas, el joven Álvaro Cervantes recibió el MiM por su papel protagonista en la televisiva Carlos, rey emperador, otra historia de época que se mantuvo hasta principios de año en la parrilla de TVE. Ese mismo canal concluyó en noviembre la emisión de la segunda temporada de Olmos y Robles, cuya trama policiaca catapulta una vez más al consejero de AISGE Pepe Viyuela como intérprete cómico. El palmarés de la pública lo completaron la estatuilla de guion para El Ministerio del Tiempo y la de mejor telefilme para Teresa. La sede madrileña de AISGE fue precisamente el escenario donde se presentó esa producción biográfica sobre Teresa de Jesús.


 
   Aunque Vis a vis se erigió en la más brillante de las series dramáticas, dentro de ese género hizo doblete la todavía vigente Mar de plástico. Y es que el jurado de los MiM aplaudió el trabajo interpretativo de Belén López y el del abultado equipo de dirección que plasma en imágenes ese thriller ambientado en el asfixiante paisaje almeriense. Idéntico resultado obtuvo en el terreno del humor La que se avecina, que además de su coronación como mejor ficción de comedia, sumó el premio a la actriz Nathalie Seseña por el desternillante papel de Berta Escobar.

 
Garantía de éxito para el audiovisual
El galardón honorífico de los III Premios MiM alabó la contribución artística de Belén Rueda a la ficción televisiva. "Dota a sus personajes, del más cómico al más dramático, de una emoción y una elegancia inconfundibles", esgrimió el jurado. Desde su sonado debut en 1995 gracias a Médico de familia, esta figura clave de la interpretación española ha trazado una carrera de prestigio en la pequeña pantalla de la mano de series míticas como Periodistas o Los Serrano, con La embajada en la última línea de su abultado currículum. Pero fue gracias a la más discreta B&b por la que salió recientemente victoriosa del Festival de Montecarlo.  
 
   Con mayor tardanza e igual éxito acabó cruzándose en su camino el celuloide, que le dio la bienvenida con aquel tempranísimo Goya por Mar adentro y al que debe buena parte de las distinciones de su vitrina. Tras deslumbrar a las órdenes de Amenábar, otros directores de primera línea contaron con ella: Juan Antonio Bayona (El orfanato), Montxo Armendáriz (No tengas miedo), el argentino Marcelo Piñeyro (Ismael)... Con el estreno de La noche que mi madre mató a mi padre aún fresco, ya ha finalizado junto a Álex de la Iglesia el rodaje de Perfectos desconocidos, que llegará a la cartelera en 2017.
01-12-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio