twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
10-10-2016 Versión imprimir
Iván Arpa, coordinador asistencial de la Fundación AISGE; José Manuel Seda, delegado de AISGE en Andalucía, y Walter Actis, autor del informe, en la presentación del martes 11 en la Sala Fundición
Iván Arpa, coordinador asistencial de la Fundación AISGE; José Manuel Seda, delegado de AISGE en Andalucía, y Walter Actis, autor del informe, en la presentación del martes 11 en la Sala Fundición
 
El 58% de los artistas andaluces no tienen trabajo en su sector, 10 puntos por encima de la media española
 
 
 
Casi la mitad del colectivo (46%) está por debajo de la línea de pobreza, incluso sumando los ingresos de otros trabajos
 
 
A los andaluces les queda el orgullo de ser artistas precoces: el 91% logró su primer empleo antes de los 25 años
 
 
 

[Sevilla, 11 de octubre] El arte no es, con los números en las manos, la mejor alternativa laboral en tierras andaluzas. El 58 por ciento de los artistas de la comunidad carecen ahora mismo de empleo en su profesión, un índice que supera en 10 puntos la media estatal para esta tasa de paro. En términos regionales, se trata de la situación más alarmante de toda España, junto a la de la Comunidad Valenciana. Y el panorama es particularmente dramático si nos circunscribimos a los artistas del audiovisual, entre los cuales el paro se eleva al 72 por ciento. La cifra coincide con el 58 por ciento entre los actores de teatro, pero se reduce significativamente en el caso de los bailarines (37%) y los dobladores, estos últimos con un discreto 21%.
 
   Todos estos datos figuran en el Informe sociolaboral sobre el colectivo de actores y bailarines en España, un trabajo sociológico de más de 400 páginas que la Fundación AISGE ha desarrollado durante los siete primeros meses de este 2016. El estudio, el más minucioso de sus características realizado nunca a lo largo y ancho del país, se nutre de un total de 3.282 encuestas, de las que 176 proceden de territorio andaluz. Este volumen de respuestas se corresponde con casi un tercio (32%) de los socios en Andalucía de AISGE, la entidad que gestiona los derechos de propiedad intelectual de actores e intérpretes. La fiabilidad de los diagnóstico es elevada y supera con creces la de los dos informes ya elaborados por la Fundación AISGE en los años 2004 y 2012.
Empleo y desempleo entre los artistas de Andalucía
Empleo y desempleo entre los artistas de Andalucía
 
   Esta acusada incertidumbre laboral tiene como consecuencia más directa que los profesionales de los escenarios andaluces busquen ocupaciones complementarias para llegar a fin de mes. Son más de la mitad (53%) quienes recurren a empleos no artísticos. De ellos, la tercera parte consigue trabajo en alguna actividad más o menos cercana a su profesión, desde la impartición de cursos a la producción de proyectos. Sin embargo, son holgada mayoría (casi las dos terceras partes) aquellos que se conforman con trabajos de otra naturaleza, sin conexión con el mundo de las artes. El tópico del artista que trabaja como camarero u oficinista se corresponde en muchas ocasiones con la realidad.
 
   El paro en sentido estricto (aquel que tiene en cuenta estos otros empleos alternativos o de subsistencia más allá de la creación artística) se queda en el 31% entre los artistas teatrales y el 28% para los del ámbito audiovisual, frente al 14% de los dobladores. Los bailarines andaluces que no tienen empleo, ya sea en su sector o en cualquier otro, constituyen una minoría insignificante.
Los otros empleos de los artistas andaluces
Los otros empleos de los artistas andaluces
 
Malas condiciones laborales
Las ayudas públicas o privadas para paliar las situaciones de los artistas más desfavorecidos se quedan muy cortas en el caso de Andalucía. Solo el 55% de los artistas de teatro percibieron alguna prestación en los últimos años, porcentaje que aún es inferior en el audiovisual (47%) y la danza (37%). Se beneficiaron de algún tipo de ayuda de la Fundación AISGE el 8% de los profesionales andaluces, una cifra muy superior a la de quienes recibieron el respaldo de los servicios sociales públicos (menos del 3%).
 
   Pero la vida laboral tampoco resulta sencilla para aquellos que sí tienen trabajo. El 18% de los encuestados admite trabajar habitualmente sin contrato en esta región. Y ni siquiera se cumplen los salarios de convenio, puesto que el 43% cobra por debajo de esos baremos, los cuales son obligatorios. Al menos, en teoría. Cobrar por debajo de lo estipulado en convenio es frecuentísimo en el mundo del doblaje andaluz (80% de casos) y en el del teatro (55%).

 
La línea de la pobreza
Si nos ceñimos únicamente a los ingresos obtenidos por el ejercicio de la profesión artística, el 80% de los artistas se sitúan por debajo de la línea de la pobreza (frente al 58% de Cataluña, el 68 en la Comunidad de Madrid, el 70 de la Comunidad Valencianas). Este porcentaje engloba a los que no obtuvieron ningún ingreso en absoluto o a los que, habiendo trabajado “en lo suyo”, no llegaron a superar los 6.000 euros anuales (500 euros al mes de media). La proporción de artistas por debajo de la línea de la pobreza asciende todavía más, hasta un doloroso 84%, si nos fijamos en el sector teatral.
 
   Además de ese 80% mencionado, otro 9% del total de artistas se sitúan en la franja de la “situación precaria”, con ingresos medios de 500 a 1.000 euros al mes. Es decir: solo superan la condición de mileuristas (un adjetivo antes peyorativo y hoy aceptado casi como la más halagüeña de las situaciones posibles) el 11% restante. Quienes gozan de una posición menos apurada son los profesionales del doblaje: la cuarta parte percibe más de 1.000 euros al mes.
 
   Si consideramos el total de los ingresos (tanto los derivados de la profesión artística como los obtenidos mediante otras ocupaciones), se considera pobres al 46% de los artistas encuestados y “en precario” a otro 28%. Solo la cuarta parte (26%) de los intérpretes andaluces disfrutan de una cierta holgura económica, entendiendo como tal un mínimo de 1.200 euros de ingresos totales al mes. Existe un 5% de artistas en la cúspide: aquellos que perciben más de 6.000 euros mensuales.
Nivel de ingresos de los artistas andaluces
Nivel de ingresos de los artistas andaluces
 
Agravios hacia la mujer
A la hora de comparar en función del género, las artistas salen desfavorecidas en una proporción similar a la de otras comunidades autónomas. Se registra un 60% de paro entre ellas y un 55% entre ellos, una brecha casi idéntica a la media estatal, que es de seis puntos. Lo peor es que las féminas perciben sensiblemente menos ingresos derivados de la profesión artística que los hombres. En el segmento de menos de 600 euros al año ellas son el 42% y sus compañeros masculinos suponen solo el 27%. Y a la inversa: quienes superan los 6.000 euros anuales son el 28% de los varones, pero tan solo se obra tal milagro para el 12% de las mujeres andaluzas. Para rematar este panorama de desequilibrio según el sexo, ellas trabajan mucho más frecuentemente sin contrato que ellos: 24 frente al 14%.
 
Ranking artístico por provincias
El colectivo de artistas presenta en Andalucía un panorama paritario, con un 50,5% de hombres y un 49,5% de mujeres, mientras que la proporción en el conjunto de España es de 54/46. Este equilibrio casi perfecto se explica por la importancia de la danza en Andalucía, un sector donde ellas son el 63% del total. El teatro también registra mayoría femenina (53%), mientras que el 64% de los dobladores andaluces son hombres.
 
   La provincia de Sevilla aglutina a 413 de los 676 socios de AISGE en la región, lo que equivale a casi las dos terceras partes del total. En Málaga residen 139 artistas, mientras que Cádiz, Granada, Córdoba, Almería, Huelva y Jaén completan en ese orden la clasificación artística provincial.
 
   Un dato bonito es el referente a la acentuada precocidad artística de los andaluces. Más de la mitad (56%) obtuvo su primer empleo artístico entre los 18 y 25 años, pero es que ya antes de la mayoría de edad han debutado un 35% de los encuestados. En definitiva: los andaluces que rubrican su primer trabajo frente a las cámaras o en los escenarios después de haber superado los 25 años de vida son solo el 9% del total.
DOCUMENTO
Fecha
     • 
--
10-10-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio