twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
04-10-2016 Versión imprimir
Regina Enguídanos (coordinadora de la delegación de ASGE en Valencia) e Iván Arpa (coordinador del Área Asistencial de la Fundación AISGE) durante la presentación en el Teatro Olympia de Valencia
Regina Enguídanos (coordinadora de la delegación de ASGE en Valencia) e Iván Arpa (coordinador del Área Asistencial de la Fundación AISGE) durante la presentación en el Teatro Olympia de Valencia
 
Los artistas valencianos sufren
un 58% de paro profesional, 10 puntos por encima de la media estatal
 
 
 
En el sector audiovisual se encuentran
por debajo de la línea de la pobreza el 88% de los encuestados
 
 
La región registra el mejor dato de talento precoz:
el 41% logra su primer trabajo antes de los 18 años
 
 
 
 
[Valencia, 5 de octubre] Como decía la canción, son malos tiempos para la lírica. Aún peores en la Comunidad Valenciana. El 58 por ciento de los artistas valencianos no consiguen empleo en su profesión, un índice que supera en 10 puntos el registrado en el ámbito estatal. La situación difiere mucho por sectores y adquiere tintes muy negros entre los trabajadores del audiovisual, entre los que la tasa de paro profesional llega a rozar el 75 por ciento. El desempleo es del 56 por ciento entre los actores de teatro, pero se reduce mucho tanto en el caso de los bailarines (29%) como los dobladores (27%).
 
   Todos estos datos se han extraído del Informe sociolaboral sobre el colectivo de actores y bailarines en España, un trabajo sociológico de más de 400 páginas que la Fundación AISGE ha venido desarrollando durante los siete primeros meses de este año 2016. El estudio, el más exhaustivo de sus características realizado nunca en el país, se nutre de un total de 3.282 encuestas, de las que 138 proceden de las tres provincias valencianas. Este volumen de respuestas se corresponde con el 33 por ciento de los socios en Valencia de AISGE, la entidad que gestiona los derechos de propiedad intelectual de actores e intérpretes. La fiabilidad de los diagnósticos es muy elevada y supera con mucho la de los dos informes elaborados por la Fundación AISGE en 2004 y 2012.
Empleo y desempleo entre los artistas de la Comunidad Valenciana
Empleo y desempleo entre los artistas de la Comunidad Valenciana
 
   Esta acusada incertidumbre laboral propicia que los artistas valencianos busquen otras ocupaciones para completar sus ingresos y llegar a fin de mes. El 44 por ciento de los encuestados lo hace. La cuarta parte de ese grupo consigue permanecer en labores más o menos cercanas a su profesión, desde las enseñanzas artísticas a la producción de espectáculos o proyectos audiovisuales, pero la inmensa mayoría (casi las tres cuartas partes) ha de conformarse con trabajos alejados del mundo de las artes.

   El paro en sentido estricto (contando estos empleos alternativos o de subsistencia más allá de la creación artística) se queda en el 29 por ciento en el caso de los artistas audiovisuales y teatrales, frente al 20 por ciento de los dobladores y solo un 14 por ciento entre los bailarines.
Los otros empleos de los artistas en la Comunidad Valenciana
Los otros empleos de los artistas en la Comunidad Valenciana
 
Cobrar menos de lo debido
Las ayudas, públicas o privadas, para paliar las situaciones de los artistas más desfavorecidos son claramente insuficientes en el caso de la Comunidad Valenciana. El 65 por ciento de los parados del sector no perciben ningún tipo de prestación. Pero la vida laboral tampoco resulta sencilla para aquellos que sí tienen trabajo. Por lo pronto, el 13 por ciento de los encuestados trabaja habitualmente sin contrato en esta región, un índice todavía más elevado en el caso de los actores de teatro (17 por ciento).
 
   No es reconfortante comprobar, a tenor de las encuestas de la Fundación AISGE, que el 34 por ciento de los artistas están cobrando por debajo del salario de convenio. Y ese porcentaje aumenta notablemente (hasta el 42 por ciento) entre los dobladores. Lo habitual es que los artistas valencianos cobren el mínimo de convenio (el 47 por ciento del total). Entre los privilegiados que perciben emolumentos por encima de convenio (el 19 por ciento restante), la situación es algo más alentadora para los bailarines: uno de cada cuatro (25 por ciento) cobra retribuciones superiores al mínimo.
 
La línea de la pobreza
Si nos circunscribimos solo a los ingresos obtenidos por el ejercicio de la profesión artística, el 70 por ciento de los artistas se sitúan por debajo de la línea de la pobreza (frente al 58 por ciento de Cataluña y el 68 por ciento en la Comunidad de Madrid). Este porcentaje engloba a los que no obtuvieron ningún ingreso en absoluto o a los que, habiendo trabajado “en lo suyo”, no llegaron a superar los 6.000 euros anuales (500 euros al mes de media). La proporción de artistas por debajo de la línea de la pobreza asciende a un terrible 88 por ciento en el sector audiovisual. Solo la situación entre los bailarines es algo menos preocupante: el 40 por ciento de encuestados está por debajo de la mencionada línea.
 
   Además de ese 70 por ciento mencionado, otro 17 por ciento del total de artistas se sitúan en la franja de la “situación precaria”, con ingresos medios entre 500 y 1.000 euros al mes. Quienes superan la condición de mileuristas son el 13 por ciento restante. Los que gozan de una posición más desahogada son los profesionales de la danza: el 40 por ciento cobran más de 1.000 euros mensuales.
 
   Si consideramos el total de los ingresos (los propios de la profesión artística y los obtenidos mediante otros empleos), se considera pobre a un 41 por ciento de los encuestados y “en precario” a otro 32 por ciento. En definitiva, solo el 27 por ciento de los intérpretes valencianos disfrutan de una posición desahogada, con un mínimo de 1.200 euros de ingresos totales al mes.
 
La situación femenina
En el análisis según el género, las artistas salen desfavorecidas, pero el agravio comparativo no es tan sangrante como en otros territorios. Hay un 59 por ciento de paro entre ellas y un 56 por ciento entre ellos, una brecha inferior a la media estatal, que es de seis puntos. Lo peor es que las mujeres perciben sensiblemente menos ingresos de la profesión artística que los hombres. En el segmento de menos de 600 euros al año ellas son el 57 por ciento y sus compañeros masculinos suponen solo el 27 por ciento. Y a la inversa: quienes superan los 6.000 euros anuales son el 39 por ciento de los varones y apenas el 11 por ciento de las féminas. Por si fuera poco, ellas trabajan más frecuentemente sin contrato que ellos: 18 frente al 10 por ciento.
 
Características demográficas
El colectivo de artistas presenta en la Comunidad Valenciana un llamativo predominio del sexo masculino, con un 67 por ciento de hombres frente al 33 por ciento de mujeres. La preponderancia masculina es muy agudizada en el caso del doblaje (87 por ciento), pero se mantiene en niveles elevados en los demás grupos profesionales: 65 por ciento en teatro, 64 por ciento en audiovisual y 57 por ciento en la danza. Casi cuatro de cada cinco encuestados (79 por ciento) reside en la provincia de Valencia.
 
   El perfil de edad es el más envejecido de las regiones analizadas. El 55 por ciento de los artistas valencianos tienen más de 45 años, mientras que en la franja de 35 a 44 años encontramos al 30 por ciento, siendo los menores de 35 años solo el 15 por ciento del total. En contraste, los valencianos lideran la clasificación de carreras profesionales precoces. El 41 por ciento de los encuestados y encuestadas consiguieron su primer empleo antes de alcanzar la mayoría de edad.
04-10-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio