twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
13-10-2016 Versión imprimir
Presentación del documento en la Tabakalera donostiarra el viernes 14 de octubre. De izquierda a derecha: el actor Mario Pardo, delegado de AISGE en San Sebastián; el sociólogo Walter Actis, autor del informe; e Iván Arpa, coordinador del Área Asistencial de la Fundación AISGE
Presentación del documento en la Tabakalera donostiarra el viernes 14 de octubre. De izquierda a derecha: el actor Mario Pardo, delegado de AISGE en San Sebastián; el sociólogo Walter Actis, autor del informe; e Iván Arpa, coordinador del Área Asistencial de la Fundación AISGE
 
El 58% de los artistas vascos no trabajan en su sector, 10 puntos por encima de la media estatal
 
 
La tasa de pobreza es de “solo” el 32% gracias a que el índice de empleados en otras profesiones es muy elevado
 
Los intérpretes de la región son los más precoces de toda España: el 60% debuta entre los 18 y los 25 años
 
 
 

[Donostia/San Sebastián, 14 de octubre] El arte de la interpretación está atravesando malos momentos en tierras vascas, pero a los actores, bailarines y dobladores de esta comunidad les queda el consuelo de que consiguen más empleos alternativos (en otras actividades) que en el resto del Estado. 58 de cada 100 artistas de Euskadi no disponen ahora mismo de empleo en su profesión, un muy negativo índice de desocupación que supera en 10 puntos la media estatal. Esta situación es aún más desfavorable entre los actores del audiovisual (73% de paro profesional), mientras que se palía algo en el caso de los dobladores (5 de cada 10 carecen de empleo en el sector) y los actores teatrales, un colectivo que enfrenta un 44% de desempleo.
 
   Los datos forman parte del estudio Informe sociolaboral sobre el colectivo de actores y bailarines en España, un trabajo sociológico de más de 400 páginas que la Fundación AISGE desarrolló desde comienzos de este 2016 y a lo largo de siete meses. Se trata del informe más minucioso que existe hasta la fecha en España sobre esta materia, ya que se ha nutrido de un total de 3.282 encuestas. 167 tuvieron lugar en las tres provincias de la comunidad autónoma vasca, un volumen de respuestas que equivale al 40% de los socios vascos de AISGE, la entidad que gestiona los derechos de propiedad intelectual de actores e intérpretes. Esto se traduce en que la fiabilidad de los datos y conclusiones es mucho más elevada que en los dos informes previos elaborados desde la Fundación AISGE sobre la realidad sociolaboral del colectivo: los de los años 2004 y 2012.
Empleo y desempleo entre los artistas de Euskadi
Empleo y desempleo entre los artistas de Euskadi
 
   La acusada incertidumbre laboral tiene como consecuencia inmediata que los profesionales vascos se esfuercen en conseguir empleos complementarios con los que llegar a fin de mes. Y sus esfuerzos al respecto son más exitosos que los de sus colegas en otras regiones españolas. La tasa de pobreza total (menos de 665 euros al mes, sumando todos los ingresos) asciende entre los artistas vascos al 32%, un índice inferior al de otras comunidades pese a ser muy preocupante: Galicia (34%), Comunidad Valenciana (41%) y Andalucía (con un escalofriante 46%). Solo en Cataluña la situación es algo menos angustiosa, pues allí los encuestados bajo esa línea de la pobreza de los 665 euros son el 25%.
 
   Los vascos que recurren a empleos no artísticos (el 56% del total) tienen que conformarse en la mayoría de las ocasiones con “lo que pillan”. Solo la cuarta parte de los que obtienen otra ocupación se dedica a actividades afines o paraartísticas, como la producción o la impartición de cursos, mientras que las otras tres cuartas partes deben apañárselas con trabajos sin relación con su vocación artística. Eso significa que el estereotipo del actor en una oficina o tras la barra de una cafetería se corresponde en muchas ocasiones con la realidad.
Los otros empleos de los artistas en Euskadi
Los otros empleos de los artistas en Euskadi
 
Subsistir en precario
Ante una situación como la descrita, con bolsas de pobreza significativas e insuficiente volumen de trabajo, es más importante que nunca analizar el funcionamiento de las distintas ayudas, tanto públicas como privadas. Lo cierto es que en Euskadi el 41% de los parados del sector no disponen de ningún tipo de prestación o subsidio. La cifra es mala, pero muy inferior a la media estatal, que se dispara hasta el 68%. E incluso alcanza picos del 72% (Andalucía) o 76% (Comunidad de Madrid).
 
   El panorama laboral en Euskadi también es “menos malo” si pensamos en los artistas que se ven abocados a trabajar sin contrato. Los empleados “en negro” constituyen una media del 9% en las tres provincias vascas, justo la mitad de los que padecen esta situación anómala en el caso de Andalucía. Y quienes declaran trabajar por debajo del salario de convenio son un 22%, una cifra idéntica a la de Cataluña y muy inferior a la que se ha constatado en tierras andaluzas (43%). Cobrar por debajo de lo estipulado es una circunstancia desgraciadamente habitual entre los dobladores vascos (43%) y puntual en el sector audiovisual (11%).
 
   Sumando todos los ingresos (artísticos o de otras procedencias), queda dicho que el 32% de los artistas vascos son pobres. A ellos se suma otro 35% en situación de precariedad, puesto que sus ingresos mensuales se sitúan en la horquilla desde los 600 a los 1.200 euros. Es decir: solo la tercera parte de los intérpretes en la comunidad goza de cierta holgura económica, entendiendo por tal un mínimo de 1.200 euros mensuales de ingresos. La otra cara de la moneda la integra ese exiguo 4% de artistas vascos con más de 6.000 euros mensuales, una circunstancia excepcional que se da entre el 8% de los dobladores.
Nivel de ingresos de los artistas en Euskadi
Nivel de ingresos de los artistas en Euskadi
 
Las mujeres, en situación desfavorable
Al igual que sucede sin excepciones en el resto del Estado español, las artistas vascas lo tienen más difícil que los varones en todos los parámetros laborales. El agravio comienza ya por la propia tasa de paro, que es de un 60% entre ellas frente a un 55% entre ellos. Esa brecha resulta casi idéntica a la media estatal, que es de seis puntos.
 
   Lo peor es que las féminas perciben sensiblemente menos ingresos derivados de la profesión artística que los hombres. En el segmento inferior a 6.000 euros al año ellas son el 88% y sus compañeros masculinos constituyen el 72%. Esa perspectiva se repite, a la inversa, en la franja alta de la tabla: quienes superan los 12.000 euros anuales son el 16% de los varones y tan solo el 6% de las mujeres vascas.
 
Por provincias, ‘manda’ Guipúzcoa
El colectivo de artistas presenta en Euskadi un panorama perfectamente paritario, un 50,1% de hombres frente a un 49,9% de mujeres, mientras la proporción en el conjunto de España es de 54/46. Este equilibrio global se explica por la enorme prevalencia femenina en el sector de la danza (suponen un 83% de los profesionales censados). Los varones son ligera mayoría en los demás sectores analizados: 55% en teatro, 53% en audiovisual y 52% en doblaje.
 
   La provincia de Guipúzcoa aglutina al 59% de los socios con que cuenta AISGE en la comunidad, mientras que el 36% son residentes en Vizcaya, con solo el 5% restante radicado en Álava.
 
   Un dato bonito se refiere a la precocidad artística de los vascos, que es la más acentuada de todo el Estado. El 60% de los encuestados y encuestadas obtuvieron su primer empleo en plena juventud: entre los 18 y 25 años. Se trata del índice más elevado de toda España, por encima incluso de Galicia y Andalucía, donde el dato es del 56% en ambos casos. Antes de la mayoría de edad ya habían debutado un 23% de los vascos. Y todo ello quiere decir, en definitiva, que solo un 18% de artistas vascos pisan por vez primera un plató o un escenario tras cumplir su primer cuarto de siglo de vida.
DOCUMENTO
Fecha
     • 
--
13-10-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio