twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Foto Fija
Versión imprimir
KARIM EL KEREM
“Me gustaría tener hijos y sentar la cabeza… ¡Pero lo veo difícil!”
 
 
Es neoyorquino de nacimiento, madrileño de adopción e hijo de madre española y padre egipcio. Las fronteras no existen para Karim el Kerem, que celebrará en noviembre su 25º cumpleaños con un currículo creciente y prometedor: saltó a la palestra con Física o Química, se dejó ver en No habrá paz para los malvados y acaba de corroborar su buen momento con Frágiles, la serie de Tele 5 en la que intenta ganarse la confianza de Ruth Núñez. Para los teleadictos, un dato revelador: el día que murió Isaac, su personaje en FoQ, la serie se disparó por encima del 22 por ciento de audiencia. Él, perfeccionista y autocrítico, sigue afianzando ahora su formación teatral.
 
NANO AMENEDO
– ¿Recuerda el momento particular en que decidió ser actor, y por qué?
– Desde niño siempre tuve la fijación de ser actor. Disfrutaba tanto del cine que quería estar dentro de la película como personaje.
 
– ¿Quién fue el primer amigo al que se lo contó, y qué le dijo?
–Se lo conté por primera vez a una compañera de clase, ya haciendo bachillerato, que fue cuando empecé a plantearme en serio el dedicarme a la actuación. Ella me apoyó y me dijo que seguro que conseguía mi sueño.
 
– Si el teléfono dejara de sonar, y ojalá que no, ¿a qué cree que se dedicaría?
– Creo que continuaría mis estudios de derecho compaginándolos con los de interpretación.
 
– ¿En qué momento de qué rodaje pensó: “¡Madre mía, en qué lío me he metido!”?
– Cuando empecé Física o Química. El primer día cuando fui consciente de la cantidad de gente que dependía de mi trabajo (director, resto de actores, equipo técnico…).
 
– ¿A quién le devolvería antes la llamada, a Spielberg o a Woody Allen?
– Puestos a soñar y hacernos preguntas de este calibre, creo que devolvería la llamada a uno o a otro en función del momento de mi vida en el que estuviese. Es decir, si emocionalmente me acerco más al cine de uno o de otro. Aunque cada personaje es un mundo y nunca sabes lo que te pueden ofrecer.
 
– ¿Cuál fue el primer actor o actriz que le conmovió, que le dejó al borde mismo de la lágrima?
– No sé si al borde de la lágrima, no lo recuerdo bien, pero DiCaprio en Diario de un rebelde me impactó muchísimo.
 
– ¿Qué frase de película le gusta aplicar como leit motiv personal?
– “No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo. Y punto”. De En busca de la felicidad.
 
– ¿Qué largometraje ha visto tantas veces que se sabe los diálogos completos de alguna escena?
– Creo que he visto El club de la lucha más de treinta veces. Casino, de Scorsese, tampoco se queda atrás. Son películas que me encantan y no me canso de verlas.
 
– ¿Le gusta volver a verse en los filmes o series en los que ha participado?
– Estoy aprendiendo a ser más generoso conmigo mismo, pero no me suele gustar verme. Empieza el Karim crítico y no me suele beneficiar demasiado a nivel emocional. Aunque me obligo a verlo al menos una vez para ver la evolución de mi trabajo.
 
– ¿Cuál fue la última película que no fue capaz de ver hasta el final? (si es que ha habido alguna).
Alcohol y coca, de Michael Keaton
 
– ¿Cuál es el primer consejo que le ha dado alguien cercano –ya sea del ámbito profesional o personal– para ejercer mejor el oficio de la interpretación?
– Después de hacer Física o Química, mi madre me animó para que adquiriese formación teatral. Llevo dos años de preparación, aún me quedan dos más. A día de hoy, creo que es lo mejor que he podido hacer por mí mismo.
 
– ¿Intuitivo o metódico? ¿En qué porcentaje?
– Creo que 50/50. Se complementan. El método me ayuda a tener una seguridad, un suelo firme en el que poder moverme. Una vez estoy ahí, empieza a surgir más lo intuitivo y la imaginación, porque me dejo más libre.
 
– ¿Qué canción o canciones escogería para ponerle banda sonora al momento actual de su vida?
– Seguramente elegiría alguna de Quique González: Vidas cruzadas, De tanto que lo intenté...
 
– Adelántenos, ahora que no nos escucha nadie… ¿Cuál es el próximo proyecto que se va a traer entre manos?
– Me ha hecho ilusión el estreno de la serie Frágiles. Mi personaje se llama Nacho e interactúa sobre todo con Ruth Núñez y Santi Millán.
 
– ¿Qué le gustaría estar haciendo dentro de cinco minutos?
– Viajando con un buen amigo a Japón.
 
– ¿Y dentro de cinco años?
– Me gustaría tener hijos y sentar la cabeza. Aunque lo veo difícil... jaja.
 
– ¿En qué otra época de la historia le gustaría haber nacido?
– En la época de los faraones egipcios. Si no es mucho pedir, siendo Faraón...
 
– Díganos qué le parece más reseñable de AISGE (si es que hay algo) y en qué aspecto le gustaría que mejorásemos (si es que hay alguno).
AISGE y su Fundación hacen una labor muy importante para los artistas que se encuentran en situaciones difíciles. Estando como están las cosas y sobre todo en esta profesión en la que puedes estar toda una vida trabajando y aun así morir en la mas absoluta pobreza. Que exista esta ayuda social me parece maravilloso. Sobre todo, para las personas que han dedicado toda su vida y amor hacia esta profesión y por razones ajenas a ellos, tienen estas necesidades.
 
Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio