twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
24-03-2015 Versión imprimir

 

La historia asombrosa
de Perico Vidal,
el cinéfilo vividor


Marcos Ordóñez trata la insólita biografía del amigo español de Sinatra, un barcelonés que trabajó con Orson Welles y conoció a Marilyn


SERGIO GARRIDO PIZARROSO
Pocos sabrán que Frank Sinatra tuvo un amigo español al que invitó a viajar a Los Ángeles, que este amigo era un hombre que nació en París y que se trasladó con su madre a Barcelona, que trabajó en el cine como asistente, ayudante de dirección, encargado de casting y ghost writer (o negro, como prefieran). Pocos sabrán que Perico Vidal, como se llamaba aquel amigo, charló cinco minutos con Marilyn Monroe y fue testigo de las desavenencias sentimentales de Ava Gardner con el propio Sinatra. Pero lo cierto es que a Vidal, todo el mundillo cinematográfico le conocía en aquella Barcelona jazzística de los años cincuenta o aquel Madrid americano de los sesenta. Y es que Perico Vidal estaba en todos aquellos saraos artísticos pero, discreto y sin ínfulas de grandeza, prefería pasar inadvertido en las fotos.

   Gracias al periodista catalán y colaborador de El País Marcos Ordóñez, que publica Big Time: la gran vida de Perico Vidal, ahora somos muchos más quienes podemos conocer de primera mano la personalidad de este español con una genuina vida de película al que Sinatra presentaba diciendo: “My friend Pedro, the man who saved my life in Spain” (“Mi amigo Pedro, el hombre que me salvó la vida en España”).
 
 
Vidal y su hija
Vidal y su hija
 
 
 
   La editorial Libros del Asteroide siempre sorprende con su catálogo. Algunas de sus conmovedoras historias recientes, desde Canciones de amor a quemarropa (Nickolas Butler) a Algún día este dolor te será útil (Peter Cameron), se han convertido en favoritas para el que aquí escribe. Novelas muy frescas, con tramas cotidianas y una edición hecha con mimo. Big Time… se suma ahora a esa distinguida nómina como la biografía novelada de un personaje tan singular que debutó con Orson Welles en Mr. Arkadin.

   La biografía se nutre de los fragmentos de las conversaciones que el periodista Marcos Ordóñez mantuvo con el propio Perico y que, años antes, ya había publicado por entregas en su blog cultural de El País. A partir de los retazos de estos diálogos, de las impresiones del propio Vidal y del contrapunto de su hija Alana en una segunda parte del libro, Ordóñez nos introduce en una personalísima atmósfera repleta de los recuerdos del cine que vienen, sin orden ni concierto, a la memoria de Perico. Es precisamente en este aparente desorden en donde radica la magia de un relato donde cobran protagonismo las anécdotas más relevantes que Vidal recuerda de sus periplos cinematográficos y, sobre todo, en el especial sentido del humor, la fina ironía y la espontaneidad con las que se narran.

   Perico siempre lo decía: “triunfar no es otra cosa que hacer lo que te gusta”. Y eso es lo que siempre hizo él, vivir la vida con muchas ganas. Se pateó Madrid, Barcelona, Los Ángeles o Brasil, gastó las horas entre mucho trabajo y algo de juerga, se enamoró y desenamoró y conoció a los más singulares personajes del celuloide o el espectáculo. Tras leer Big Time: la gran vida de Perico Vidal es inevitable contagiarse de un espíritu tan vital con el de su protagonista. Y aunque ya no podamos codearnos con Frank Sinatra, nosotros también sentimos las mismas ganas de vivir a lo grande.
 
 
Título: Big Time: la gran vida de Perico Vidal 
Autor: Marcos Ordóñez
Editorial: Libros del Asteroide
Páginas: 272
Precio: 18,95 €
 
24-03-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio