twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
15-04-2016 Versión imprimir
Berlanga y Bardem, analizando las localizaciones de 'La huida'
Berlanga y Bardem, analizando las localizaciones de 'La huida'
 

'La huida', el abortado debut de Bardem y Berlanga
 
 
Era un thriller poético con más de 200 páginas de guion, pero la producción no encajaba. Y la censura, además, dijo no


Por JAVIER OCAÑA
Si no le suena el título La huida como perteneciente a la filmografía de Juan Antonio Bardem y Luis García Berlanga no es porque usted tenga amnesia: es porque no se llegó a realizar, como desgraciadamente ocurrió con otros tantos proyectos de los célebres directores. Y, sin embargo, La huida llegó a tener un guion de 224 páginas, presentado al Comité de Censura en enero de 1950, tres años antes del debut en firme del tándem con Esa pareja feliz; también localizaciones (se pueden ver fotos de estas en la página oficial del director valenciano, www.berlangafilmmuseum.com); actor protagonista, Francisco Rabal, y productora, Finis-Terrae, con un presupuesto de 800.000 pesetas. Sin embargo, la película no llegó a buen puerto: primero, a causa de las sempiternas imposiciones de la censura, y segundo, a variados problemas en la preproducción.
 
En primer plano, Berlanga, Bardem y Ricardo Muñoz Suay, durante el rodaje de 'Esa pareja feliz'
En primer plano, Berlanga, Bardem y Ricardo Muñoz Suay, durante el rodaje de 'Esa pareja feliz'
 
 
 
   En palabras de Bardem, se trataba de un thriller "con cierto aire poético" sobre un fugitivo perseguido tras participar en el atraco de una joyería. Pero corrían tiempos complicados para cualquier asunto cinematográfico. Aunque parece ser que esta vez los llamamientos censores no fueron la clave, llama poderosamente la atención una de las cortapisas del régimen. De nuevo, citando al futuro director de Calle Mayor: "El tema, influido por las novelas de Graham Greene, era el del inocente perseguido por la justicia. Hay una anécdota muy curiosa sobre esto, porque a mitad del filme la Guardia Civil, que persigue al protagonista, dispara contra él, pero no le da. La censura dijo que la situación era inadmisible, porque… la Benemérita quedaba malparada".
 
   Nada más que decir, señoría.
 
 
15-04-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio