twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
14-07-2015 Versión imprimir
Orson Welles, Terry Gilliam y King Vidor
Orson Welles, Terry Gilliam y King Vidor
 

Don Quijote tiene gafe
en la pantalla grande

 
Orson Welles, King Vidor y Terry Giliam fracasaron sucesivamente en su intención de adaptar a Cervantes. He aquí la historia
 
 
JAVIER OCAÑA
Nuestro Manuel Gutiérrez Aragón logró llevarlo a cabo (primero en formato de serie de televisión, después en película), y mucho antes Rafael Gil, en 1948, pero donde los directores españoles triunfaron, tres enormes directores estadounidenses fracasaron. Un barco llamado nada menos que El Quijote y/o el universo Miguel de Cervantes. Es conocida la tentativa de adaptación de la monumental novela por parte de Orson Welles, que filmó material durante varias décadas en México, Italia y España, entre 1955 y 1972, para dejarlo inacabado y finalmente encontrar forma de largometraje con el trabajo de montaje final de su ayudante, Jesús Franco. También trascendió el caso de Terry Gilliam y su El hombre que mató a Don Quijote, película que debió ser abandonada tras una riada que arrasó con el decorado y el equipo, además de diversos problemas de producción en los primeros días de rodaje. Pero quizá sea más desconocida la intentona de King Vidor de acercarse a la vida del escritor.
 
 
La frustrada película de Gilliam
La frustrada película de Gilliam
 
 
 
   El director de obras tan sensacionales como Y el mundo marcha, El manantial o Duelo al sol, ya en el final de su carrera, en 1965, recibió la propuesta de un productor francés de realizar una película sobre la juventud de Cervantes. La idea, como dice el propio director en su maravilloso libro de memorias, Un árbol es un árbol (Paidós), fue recibida con ilusión porque "la juventud de Cervantes no estaba falta de acción ni de aventuras". Sin embargo, escrito el guion por Herbert Dalmas, los primeros problemas surgieron por la negativa de las sucesivas estrellas propuestas a la hora de realizar la película: primero Tony Curtis, más tarde Charlton Heston y finalmente, Paul Newman, que decía que nunca había hecho una historia de época y que por eso "le daba miedo", según palabras de Vidor.
 
 
Una imagen icónica de Vidor
Una imagen icónica de Vidor
 
 
 
   Sin estrella no había película, al menos no con el presupuesto inicial, así que el director intentó reducirlo, pero como las dificultades continuaban, acabó abandonando. A man called Cervantes, que así se llamaba el proyecto, pasó a engrosar la lista de películas malditas sobre el genio español y su universo. Por desgracia, Vidor no llegó a realizar ningún largometraje más antes de su muerte, en 1982, a los 88 años.
 
 
 
 
 
14-07-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio