twitter instagram facebook
Versión imprimir
08-04-2019

LA PELÍCULA DE MI VIDA


Lucas Vidal / ‘Intacto’ (Juan Carlos Fresnadillo, 2001)


 

Con ‘Intacto’ hay un antes y un después en el cine español”


PEDRO PÉREZ HINOJOS

El trabajo y el talento, más que la fortuna y sus azares, han allanado el camino y abierto las puertas al joven compositor Lucas Vidal (Madrid, 1984), uno de los valores más firmes de la música de cine en nuestro país y fuera de él. Y acaso por saborear el contraste, siente debilidad por Intacto, una película que ensalza, con todos sus filos y abismos, el laberinto de la suerte.

 

   En la lujosa ópera prima del canario Juan Carlos Fresnadillo ­–al que solo se le resistió el Óscar con su multipremiado cortometraje Esposados–, un misterioso casino perdido en un agreste paraje es escenario de un ‘duelo a tres’ entre dos supervivientes –el tenebroso Sam ‘El Judío’, que eludió el exterminio nazi, y Tomás, que renació tras un accidente aéreo– y un gafe profesional de nombre Federico. “Sencillamente creo que con Intacto hay un antes y un después en el cine español”, asevera Vidal, deslumbrado por la exquisita producción y los alardes interpretativos del trío compuesto por Eusebio Poncela, Leonardo Sbaraglia y Max von Sydow.

 

   En las “tardes míticas de merienda con los amigos en casa” enmarca el músico el recuerdo de esta cinta, acorde a unas aficiones y gustos que, admite, eran impropios de un adolescente. “Por ejemplo, la música clásica siempre ha estado presente en mi casa. En lugar de crecer con Espinete y don Pimpón, crecí con Bach y Wagner”, recuerda. Con semejante forja, decidió ingresar a los 18 años en la prestigiosa Berklee College of Music de Boston, donde estudió específicamente composición cinematográfica. Enseguida compaginó los estudios con el trabajo… y el éxito.

 

   Tras foguearse en decenas de grabaciones con orquesta, en 2013 fundó junto a otros socios la empresa Chroma, con la que ha diseñado música para los tráilers de superproducciones hollywoodenses como Los juegos de hambre o Lucy, además de haber compuesto la banda sonora de Fast and Furious 6. En el panorama español irrumpió con fuerza en 2016 con la insólita conquista de dos premios Goya: uno a la mejor canción junto a Pablo Alborán por Palmeras en la nieve (Fernando González Molina) y el otro con la música de la gélida Nadie quiere la noche (Isabel Coixet). 



   No hace falta que jure que, cuando ve una película, “estoy pendiente de los sostenidos y bemoles, aunque trato de centrarme en el argumento”. Como intérprete de piano y director de orquesta ya se ha aventurado por otros senderos, y ejemplo de ello es su colaboración del año pasado con el célebre Raphael para grabar su álbum RESinphónico en Abbey Road. También valora de los últimos años –“frenéticos, preciosos, de mucho aprendizaje”– sus experiencias incluso con la música electrónica, “un mundo fascinante que me obliga a salir de mi zona de confort musical”.

 

   Poner música a historias en imágenes seguirá siendo su ocupación central. Ha estado inmerso en la composición para Hogar, el próximo largometraje de los hermanos Álex y David Pastor. Ahora se prepara para la segunda temporada de Élite. Y en espera tiene un filme italiano, una comedia, otra serie… Bien puede incluirse entre sus sueños que algún día Lars von Trier decida llamarle. Reconoce estar enamorado “de su estilo”, y le hubiera encantado ponerle atmósfera sonora a su Melancholia, “un peliculón”. Quizá con un poco de suerte lo logre. Porque no será por falta de trabajo o talento.

 

La ficha

Título: Intacto.

Director: Juan Carlos Fresnadillo.

Estreno: 2001.

Género: Suspense.

Sinopsis: Federico posee el don de arrebatarle la suerte a la gente y busca vengarse de su jefe, el siniestro Sam ‘El Judío’. Para ello utilizará a Tomás, superviviente de un accidente aéreo.

Versión imprimir