twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
22-04-2016 Versión imprimir
El cantante de Love of Lesbian, de blanco, junto al resto del grupo
El cantante de Love of Lesbian, de blanco, junto al resto del grupo
 
 
 
LA PELÍCULA DE MI VIDA
 
 
Santi Balmes / El sur (1983)
 
 
 
“Con Víctor Erice aprendí a apreciar la lentitud”
 
 
El líder de Love of Lesbian relata cómo descubrió el regusto de la nostalgia en una sala de cine
 
 
 
TOÑO FRAGUAS
Se siente como un feriante que va de pueblo en pueblo, como un viajante del Far West, vendiendo su mercancía por los caminos. En este caso la mercancía es El Poeta Halley, octavo álbum de Love of Lesbian, un grupo fundamental para entender las dos últimas décadas de la música en España. Su líder, Santi Balmes (Barcelona, 1970), estrena el disco estos días con tres conciertos multitudinarias en La Riviera, la mítica sala madrileña. Pero de la meseta viajaremos en rumbo meridional con este músico y escritor, puesto que es El sur, de Víctor Erice (1983), la película de su vida.
 
   “Tendría 14 o 15 años, no más… Creo que hasta entonces no había visto una cosa tan poética en mi vida. Me enamoré de esa película en el acto. La vi en televisión y no me pareció ni lenta ni difícil. Me pareció maravillosa. Creo que por primera vez aprendí a apreciar la lentitud. Trasmitía bien la nostalgia por una España alejada del centro de la Península”, cuenta Balmes con entusiasmo.
 
   Si ya es sorprendente que un chaval de esa edad se apasionara por una película de más de dos horas de metraje y con semejante temática, más curiosas son las razones por las que Balmes se interesó por la obra maestra de Víctor Erice. La respuesta es una actriz: Rafaela Aparicio. “Me quedé prendado de ella en Mamá cumple 100 años [Carlos Saura, 1979]. Se parecía muchísimo a una de mis abuelas, le tenía muchísimo cariño. Me parecía muy entrañable”. Pero no queda ahí la cosa. En su precocidad, Balmes llegó a una conclusión llamativa sobre la película: “Me pareció que el final no estaba bien resuelto. Creo recordar que acababa de una manera muy abrupta”. Tenía buen ojo, porque El sur, en un principio, iba a contar con una segunda parte.
 
 
Love of Lesbian, en su concierto en La Riviera (Madrid) del jueves 21 de abril
Love of Lesbian, en su concierto en La Riviera (Madrid) del jueves 21 de abril
 
 
 
   Como le apasiona el cine, se confiesa incapaz de elegir un actor favorito. Considera que en el celuloide en castellano hay casi overbooking de intérpretes excelentes: “Ricardo Darín, Pepe Sacristán, Maribel Verdú, Mariano Rajoy…”, bromea Balmes entre risas. “Rajoy es un buen actor… Hay muchísimos en este país”.
 
   El barcelonés es un narrador nato. No ya por todo lo que cuenta en sus canciones, sino también en sus libros: Yo mataré monstruos por ti (2011), ¿Por qué me comprasteis un walkie-talkie si era hijo único? (2014) y La doble vida de las hadas (2015). Por eso no descarta la idea de contar algo en imágenes: “Es muy tentador y creo que algún día lo haré, pero no quisiera subestimar el intensísimo trabajo que hay ahí. Cuando he estado en rodajes de alguna película o de un videoclip me quedo acojonado. Me empequeñece ver tantísima gente coordinada. La música es algo más inmediato, no hay involucrada tanta gente”.
 
   Pero Santi Balmes y su banda ya forman parte de la historia del cine español; del cine más humilde y vocacional. En 2012 un director novel, Alfonso Cortés-Cavanillas, rodaba una película de bajo presupuesto con figuras como Asier Etxeandia, Ingrid Rubio y Héctor Colomé. Buscaban una canción para los créditos finales y se fijaron en Los días no vividos, de Love of Lesbian. Al final la película acabó tomando el título de la canción. “Fue una experiencia muy chula, pero ahora siempre que la dan por la tele al final, cuando empieza nuestra canción, la cortan. Así que si otra vez nos piden un tema, trataremos de que vaya al principio…”, apunta Balmes.
 
   Es hora de volver a la carretera. La gira ocupará buena parte de este 2016. “Estamos todo el día en el camino, como sacados de Dos hombres y un destino, ya sabes: ‘Raindrops keep falling on my head…”. Santi Balmes tararea y la melodía de Burt Bacharach se queda flotando en el aire.
 
 
22-04-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio