twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
12-06-2017 Versión imprimir
Autorretrato de la artista
Autorretrato de la artista
 
 
LA PELÍCULA DE MI VIDA


Ouka Leele
 ‘Un perro andaluz’ (Luis Buñuel, 1929)

“Es una obra de arte natural, como
una trucha”


TOÑO FRAGUAS
@antoniofraguas
Quien trabaja con pseudónimo tiene algo de artista de sí mismo. El nombre artístico nombra al personaje. Este es el caso de la creadora inclasificable Ouka Leele: fotógrafa, pintora, diseñadora, cineasta experimental… La persona es Bárbara Allende Gil de Biedma (Madrid, 1957), mujer autodidacta, asidua de la contemplación interior –del alma– y exterior –de la naturaleza–. Así, como el que admira el cielo o los árboles, se aproxima ella a la película de su vida, Un perro andaluz: “Las cosas que están vivas, por mucho que se repitan, siempre son diferentes. Vuelve a haber primavera, vuelve a haber verano, vuelve a haber salida del sol… Y nunca te cansas porque siempre ves algo distinto. Es natural como una trucha”.
 
   Allende considera que el inquietante relato onírico de Buñuel es arte en estado puro. “En toda obra de arte hay un punto de misterio, de locura, de algo que no es esperado, que no es rígido, frío, sino que va más allá: hay algo que te saca de la normalidad”.
 
   Es su manera de entender el cine, con actitud militante y algo de reverencia. Sus palabras traslucen los deslumbramientos de la juventud: “Mi generación creció en un momento en que era normal el cine de autor. Yo solía ir cinco días a la semana, y eso significaba estar al día culturalmente. Era filosofía, arte… Crecimos entre Passolini, Fellini, Wenders, Herzog, Fassbinder, Bergman… Y en la infancia veíamos a Chaplin. No quiero decir que lo que hay ahora no sea bueno, ¡pero duran tan poco tiempo las películas en cartel!”.
 
   El celuloide nunca ha sido ajeno a Ouka Leele. De joven rodaba con el director de fotografía Tote Trenas. De aquellos años lejanos guarda guiones, alguno que estuvo a punto de convertirse en algo más gracias a la añorada Paloma Chamorro, dispuesta a producirlo. “Tengo una relación extraña con el cine: siempre estoy a punto de hacer algo, pero luego no sale”.
 
   Personalidad ubicua de la Movida madrileña, fue testigo privilegiada de los pinitos artísticos de Pedro Almodóvar. “Le conocí cuando pasaba unos cortos en Super8 que no tenían voz. La ponía él. Era increíble, me partía de risa. Luego filmó Pepi, Luci, Bom, Entre tinieblas, Qué he hecho yo para merecer esto… El primer Almodóvar tenía una frescura genial. Para Laberinto de pasiones elaboré los sombreros, porque la protagonista era una sombrerera. Pedro decoró el taller con mis fotos del pulpo en la cabeza e hice además algunos bonetes, uno de ellos con muñecas y hasta con cajas de detergentes”.
 
   Ella misma protagonizó el documental La mirada de Ouka Leele, de Rafael Gordon, con nominación en 2010 al Goya en su categoría. En él se cuenta cómo la artista elaboró un mural ciclópeo en la localidad de Ceutí (Murcia).
 
   Pero el lugar natural de esta creadora, Premio Nacional de Fotografía en 2005, se encuentra tras la cámara. Con ella también rueda películas vivas, que respiran. Es el caso de su mediometraje PourQuoi?, en el que da voz a la periodista congoleña Caddy Adzuba para denunciar “el horror al que están sometidas miles de mujeres y niñas africanas”.
 
   Ouka Leele cree más en la evocación que en la literalidad. Tal vez de ahí surja su pasión por Un perro andaluz. Quizá por eso su documental sobre agresiones sexuales es una alegoría en la que no hay lugar para la crudeza. Cada vez menos gente otorga tal dignidad artística al que en su día se consideró séptimo arte: “A veces uno está buscando volver a vivir un sentimiento. Yo lo busco en el cine”.
 
 

 
 
 
LA FICHA
Título: Un perro andaluz
Director: Luis Buñuel
Estreno: 1929
Género: surrealismo
Sinopsis: el guion surgió de la confluencia de dos sueños: uno de Buñuel en el que un hombre secciona con una navaja el ojo de alguien y otro de Dalí  con hormigas pululándole por la mano. Ambas imágenes aparecen a lo largo de un metraje en el que se suceden diversos personajes y otros elementos surrealistas.
 
12-06-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio