twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
30-09-2015 Versión imprimir

 
 
PASE GRATUITO. Lunes 23-N, a las 12.00 en c/ Ruiz de Alarcón 11



Amparo Climent refleja en ‘Las lágrimas de África’ el drama de la inmigración


La valla de Melilla sirve como hilo conductor en el debut como documentalista de la actriz valenciana, que se proyecta en AISGE


 
CELIA TEIJIDO
Primero fue una exposición de dibujos realizados por los inmigrantes que intentaban cruzar la frontera. Se tituló La valla y aquel testimonio desgarrador, por desgracia hasta extremos de literalidad, acabó llegando al Parlamento Europeo y obligando a la reflexión de unos altos mandatarios a menudo más preocupados por las moquetas de sus despachos que por la realidad a pie de calle. Ahora llega Las lágrimas de África, el debut como documentalista de la siempre polifacética actriz y artista plástica Amparo Climent. Esta película, testimonio audiovisual de un drama ante el que la ciudadanía de la opulenta Europa ya no puede seguir respondiendo con la consabida indiferencia, puede descubrirse en el pase gratuito que tendrá lugar este lunes, 23 de noviembre, a las 12.00 del mediodía en la sede madrileña de AISGE (Ruiz de Alarcón 11, metro Banco de España).
 
 
La autora del documental, en una de sus visitas al Gurugú
La autora del documental, en una de sus visitas al Gurugú
 
 
 
   Las lágrimas de África nació de una campaña de micromecenazgo con la que se consiguieron reunir los 15.000 euros necesarios para este documental. A lo largo de sus 70 minutos de metraje, Climent recorre la valla de la vergüenza, a la que los inmigrantes subsaharianos siguen encaramándose pese a sus afiladas concertinas; el campo de golf colindante (y financiado, paradójicamente, con fondos de la Unión Europea) y, sobre todo, las laderas del monte Gurugú, en las que muchos africanos acampan a la espera de una oportunidad para cruzar al otro lado. Varios de estos inmigrantes –entre ellos, una mujer embarazada– expresan sus sentimientos, anhelos y angustias ante la cámara, que también recorre las calles de Melilla como esa ciudad autónoma que sigue siendo una gran desconocida para el común de los españoles.
 
   El hilo conductor son los 40 dibujos, a menudo de trazos infantiles, con los que los inmigrantes expresaban sus sentimientos a petición de Amparo Climent. Estos dibujos se realizaron entre 2014 y 2015, a lo largo de los más de diez viajes que la directora y patrona de la Fundación AISGE ha realizado a territorio melillense. “Entre otras muchas cosas dolorosas”, detalla la artista, “he conocido niños que en la travesía han perdido a sus madres y que son cuidados en el campamento de Bolingo por el resto de los subsaharianos como si fuesen sus propios hijos. El valor de la solidaridad se mezcla con el negocio de las mafias”. 
30-09-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio