twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
26-05-2015 Versión imprimir
César Augusto Acevedo posa con la Cámara de Oro que distingue su ópera prima: 'La tierra y la sombra'
César Augusto Acevedo posa con la Cámara de Oro que distingue su ópera prima: 'La tierra y la sombra'
 
El cine latinoamericano
arrasa en Cannes
 
 
El veterano festival aplaude las películas de ficción colombianas ‘La tierra y la sombra’ y ‘El abrazo de la serpiente’, la mexicana ‘Chronic’, la argentina ‘Paulina (La Patota)’ y el documental chileno-mexicano ‘Allende mi abuelo Allende’

 
HÉCTOR MARTÍN RODRIGO
 Que el mundo entero conoce el despertar del audiovisual latinoamericano es algo que ya quedó claro en el último Festival de Berlín. Y ahora la gloria internacional sigue avalando historias alumbradas al otro lado del Atlántico gracias al espaldarazo recibido en la edición número 68 de la célebre cita francesa. Este 24 de mayo salieron de Cannes por la puerta grande cinco títulos de sendos cineastas: el colombiano César Augusto Acevedo obtuvo por La tierra y la sombra esa Cámara de Oro con la que se distingue a la mejor ópera prima de todo el festival, su compatriota Ciro Guerra conquistó con El abrazo de la serpiente la estatuilla Art Cinema de la prestigiosa sección paralela Quincena de los Realizadores, el mexicano Michel Franco se erigió en el guionista más brillante de la Sección Oficial de mano del texto de Chronic, el argentino Santiago Mitre se impuso entre los talentos noveles que competían por el Gran Premio de la Semana de la Crítica gracias a Paulina (La Patota), mientras que la chileno-mexicana Marcia Tambutti hizo historia con su Allende mi abuelo Allende al ganar el primer Ojo de Oro que se concedía en el certamen para reconocer el mejor documental.
Fotograma de 'El abrazo de la serpiente', dirigida por Ciro Guerra
Fotograma de 'El abrazo de la serpiente', dirigida por Ciro Guerra
 
La temática social, garantía de éxito
Semejante palmarés evidencia la consolidación de Colombia como potencia cinematográfica por su importante esfuerzo a la hora de ofrecer ayudas y beneficios fiscales a los rodajes. Acevedo rodó La tierra y la sombra en el Valle del Cauca y con actores de esa región agraria, testigo desde hace tiempo de un acelerado proceso de industrialización. El drama lo encabeza un campesino llamado Alfonso (Haimer Leal), que abandona su pueblo natal por la grave dolencia de su hijo y regresa 17 años después, tiempo suficiente para apreciar los azotes del progreso: allí no queda casi nada de lo que en su día conoció y su familia pronto será desplazada de la plantación de caña de azúcar en la que trabaja. Ese panorama desata su lucha por conservar su pasado. “Hablo sobre la identidad y la memoria perdida”, comenta el autor.
 
   El también colombiano Ciro Guerra aborda en El abrazo de la serpiente un tema similar, la destrucción física y cultural de las comunidades amazónicas tras la llegada de misioneros blancos, a través de un chamán (el actor Antonio Bolívar) capaz de sobrevivir aislado en la selva durante décadas. Tan prolongada soledad aplaca sus emociones y borra sus recuerdos, hasta que se encuentra con un botánico estadounidense y le pone en contacto con la civilización.

   Si Michel Franco ya enorgulleció a México en 2012 al triunfar dentro del apartado Una Cierta Mirada con Después de Lucía, ahora su guion de Chronic le ha situado entre los galardonados de la Sección Oficial. A lo largo de sus páginas dibuja a David (Tim Roth), un auxiliar que entabla profundas relaciones con los pacientes terminales de los que cuida, sin ceñirse a los límites de su trabajo. La empatía que cultiva en el plano profesional, paradójicamente, contrasta con la timidez que lastra su vida personal.

   Paulina (La Patota) es el segundo largometraje del argentino Santiago Mitre después de El estudiante y ya presume de victoria en la Semana de la Crítica. Dolores Fonzi pone cara a una prometedora abogada que finalmente se decanta la enseñanza en una zona conflictiva, y aunque sus alumnos acaban violándola, su firme compromiso con la sociedad hace que persevere en su vocación. El jurado subrayó acerca de esta cinta: “Sorprende cómo la mujer sigue creyendo en la humanidad pese al riesgo que corren su cuerpo y su vida”.
Michel Franco, mejor guionista en la Sección Oficial por 'Chronic'
Michel Franco, mejor guionista en la Sección Oficial por 'Chronic'
 
Repaso a la vida de un mito de la democracia
Tanto ha gustado a los organizadores del festival Allende mi abuelo Allende, un recorrido por la intimidad de la familia del expresidente chileno, que han instaurado el trofeo Ojo de Oro para encumbrarlo como mejor documental. Su autora es la propia nieta del heroico político, Marcia Tambutti, empeñada en romper el silencio guardado por sus parientes sobre la figura de su abuelo. Las imágenes trasladan al espectador a los años previos a 1973, cuando el mandatario se suicidó en el Palacio de la Moneda en lugar de rendirse ante el golpe de Estado del general Pinochet, cuya dictadura condenó a los Allende al exilio en México hasta 2007.
El expresidente chileno Salvador Allende con sus nietas en 1971, entre ellas la directora Marcia Tambutti
El expresidente chileno Salvador Allende con sus nietas en 1971, entre ellas la directora Marcia Tambutti
 
Discreta representación española
El único realizador de nuestro país que acudió a Cannes con un largometraje fue Fernando León de Aranoa, debutante en el certamen gracias a Un día perfecto, que no salió laureado de la Quincena de los Realizadores pese a contar con el oscarizado Benicio del Toro al frente del elenco. Esa propuesta bélica se ha completado con el cortometraje Pueblo, de Elena López Riera, donde un joven adaptado al mundo urbano se reencuentra con la tradición religiosa de la Semana Santa mientras pasa unos días en su localidad.
26-05-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio