twitter instagram facebook
Versión imprimir
15-07-2019

 

Tres grandes cortos de julio

Por ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

 



Rosario Pardo, protagonista de 'Happy Friday'

 

‘Happy Friday’

LAS GRIETAS DEL SISTEMA


Nos deja atónitos este demoledor filme contra la precariedad del cordobés José A. Campos, que consigue una casi mágica simbiosis de drama y comedia, premiada en los certámenes de Lanzarote, Murchante (Navarra), Bollullos de la Mitación (Sevilla) o en las Muestras Culturales para Jóvenes-MálagaCrea. Se apoya Campos en un magnífico reparto que capitanea la actriz jiennense Rosario Pardo. 

 

   Chari (Rosario Pardo) cuida a su suegro (Manolo Col), enfermo desde hace mucho tiempo. Su marido, Antonio (Chema del Barco), no le ayuda en nada; y sus hijos, Sofía (Rebeca Plaza) y Rubén (Juan López-Tagle) no se dan cuenta del agotamiento de Chari. De pronto, el capitalismo le ofrece una oportunidad para poder desprenderse de sus ataduras. 

 

   Ha logrado Rosario Pardo una gran popularidad por su papel de Nieves en la serie Cuéntame, pero también se ha distinguido en los filmes Rey gitano (Juanma Bajo Ulloa) y Mi querida cofradía (Marta Díaz de Lope); y en los cortos Un billete a nunca jamás (Jorge Navarro) y Tres gramos de fe (Campos). “Me encantan los cortos, los de José y  los de otros en los que también he participado. Me gusta ayudar a los nuevos creadores, porque sin cultura, sin espolear las conciencias, no somos nada”, expone Pardo, triunfadora con la pieza teatral Los días de la nieve, de Alberto Conejero y dirigida por Chema del Barco, actor de títulos como Tarde para la ira (Raúl Arévalo) o Petra (Jaime Rosales).

 

   Encarnan a los hijos de Pardo y Del Barco en Happy Friday tanto Rebeca Plaza (en las series El accidente Sabuesos) como Juan López-Tagle, uno de los intérpretes de la serie Pequeñas coincidencias

 

   “Happy Friday es una comedia negra. Va deslizándose poco a poco desde el drama inicial hasta la comedia, y eso a veces es un paso nada más. El personaje de Rosario es el de una perdedora, pero logra, de manera siniestramente comprensible, convertirse en alguien un poco más libre”, afirma el director José A. Campos, autor de 11 cortos, entre ellos Me-Parto, el mencionado 3 gramos de fe El origen, con los que ha obtenido más de 40 premios nacionales e internacionales. 

 

   Es maravilloso que un corto te haga reír, te haga pensar, subvierta un tanto el orden establecido y deje una puerta abierta a los que siempre les toca ser víctimas de un sistema depredador. Gran trabajo de Campos tanto en dirección como en guión (coescrito por Patricia Rioboó) y una actriz de enorme genio: Rosario Pardo.

 


Elena Martín, en 'Suc de síndria'

 

 

‘Suc de síndria’

REENCUENTRO DE AMOR Y SEXO


Galardonado en certámenes como los de Medina del Campo y Cinema Jove de Valencia, y presentado en la Berlinale, este poético e intimista filme de la barcelonesa Irene Moray es una emocionada oda al amor y a la amistad, y una crítica feroz a los abusos sexuales. Dos jóvenes intérpretes, Elena Martín y Max Grosse Majench, llenan la pantalla de cálidas y protectoras miradas.

 

   Bárbara (Elena Martín) y Pol (Max Grosse Majench) pasan unos días de vacaciones rodeados de naturaleza y amigos. Quieren pasarlo bien y a la vez disfrutar de un espacio para su intimidad. En ese ambiente propicio, Bárbara, con la complicidad de Pol, va sanando, entre lágrimas y risas, viejas heridas y redefine su sexualidad.

 

   La vibrante actuación de Elena Martín en Suc de síndria ha sido premiada en Medina del Campo y en el Festival de Málaga. Anteriormente, ha dirigido e interpretado Júlia ist, su ópera prima, y también intervino en Con el viento (Meritxell Colell). “La Bárbara que encarna Elena es divertida, habladora. No se ha quedado hundida después de su violación. Solo mira adelante, solo quiere ser la persona confiada que fue”, relata la directora Moray. Por su parte, Max Grosse Majench ha destacado en montajes como el de La roulotte (Sala Beckett de Barcelona), obra de la que también es autor. “Su personaje es el de un joven que trata de ayudar a su novia de todas las maneras posibles, haciéndola reír o quedándose en silencio y cogiéndole la mano”, comenta Moray. 

 

   La directora de Suc de síndria (Zumo de sandíarodó su primer corto, Bad Lesbian, en Berlín, ciudad en la que vivió tres años. “Soy fotógrafa profesional y por mi labor en ese ámbito conocí a Elena Martín, con la que colaboré haciendo la foto fija de Julia ist”, nos cuenta Moray, que trabaja para agencias, productoras y editoriales como i-D, Dream Magazine, Garage Films, Distinto Films o Erika Lust.

 

   Nos gusta mucho la tranquilidad que se respira en este filme, esa hermosa relación que mantienen los personajes de Elena Martín y Max Grosse. Esa llamada de amor sin violencia que la directora Irene Moray enuncia, invitándonos a participar de esos sentimientos en los que la imposición sexual ha quedado erradicada.

 

 

Clara de Luna, en 'Manspreading'

 

‘Manspreading’

IRA EN EL METRO


En 2008, el ceutí Abdelatif Hwidar obtuvo el Goya al mejor corto de ficción con Salvador, historia de un milagro cotidiano, impactante filme sobre los atentados del 11-M. Capta de nuevo nuestro interés en Manspreading, una poderosa denuncia sobre la indiferencia a nuestros semejantespremiada en, entre otros, los certámenes de Huesca, Vinaròs y Oporto.

 

   Un hombre joven y apuesto (Marco Huertas) está abierto de piernas ocupando parte del asiento adyacente en un vagón de metro. Una señora  le solicita sentarse en el sitio libre, pero el viajero ni la mira ni se mueve de su posición. Incapaz de callar, otra viajera en el vagón (Clara de Luna) recorre unos metros hasta el hombre y se encara con él...

 

   El alicantino Marco Huertas, protagonista junto a Clara de Luna de Manspreading, ha actuado y dirigido los cortos Fake y Navras; además de ser también el realizador de IPdentical, protagonizado por Manuela Vellés.  Un tercer personaje, que encarna Toni Climent (en el reparto de La revolución de los ángeles, de Marc Barbena), observa la reprimenda de De Luna y la posterior reacción de Huertas, que no vamos a desvelar. 

 

    “Todavía queda mucho por hacer en justicia de género, y en el sector de la creación hemos de aportar nuestro granito de arena para generar reflexiones individuales y contribuir al debate social”, afirma Abdelatif Hwidar, actor de los filmes Buscando el norte (Nacho G. Velilla), La familia (Dementia) (Giovanna Ribes) y La enfermedad del domingo, de Ramón Salazary autor de los cortos Motonómadas La imaginación es el primer paso, además del citado Salvador, historia de un milagro cotidiano. “Manspreading transcurre, como Salvador..., en el interior de un vagón. También hemos querido denunciar una situación injusta, sin duda no tan terrible como la del 11-M, pero que provoque la reacción del espectador, valiéndonos esta vez de un humor negro y sutil”, señala Hwidar, en el reparto de series como El Príncipe Élite

 

   Nos congratula que el director ceutí afincado en Valencia (ciudad en la que se rodó el corto) se ocupe de una de esas lacras sociales –la indiferencia e incluso el desprecio hacia quienes nos rodean– que vemos a diario y ante las cuales procuramos cerrar los ojos. Pero una persona, el rol de Clara de Luna (cualquiera de nosotros, en realidad) puede decir de pronto basta y hacer frente en este caso a un micromachismo cotidiano que recibe el nombre de manspreading. Hwidar lo cuenta con garra y con unas gotas de humor en el epílogo que siempre se agradecen ante situaciones tan tensas como la del corto. 

Versión imprimir