twitter instagram facebook
Versión imprimir
18-06-2018

Pilar Berges, en 'Los inocentes'

 

Tres grandes cortos de junio

Por ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

 

‘Los inocentes’

LA SOMBRA DE LA CULPA

Este sensacional, inquietante y oscuro filme del madrileño Guillermo Benet obtuvo el Premio ECAM/ Comunidad de Madrid en la reciente Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid. Además, fue distinguido con el premio al mejor guion que concede la librería Ocho y Medio, además de asegurarse la distribución nacional e internacional del corto al ser seleccionado por el programa Madrid en Corto.

 

   La policía desaloja un centro social donde se celebraba un concierto. En los incidentes que suceden a continuación, alguien tira una piedra a un policía y este cae fulminado. Reunidos en una casa, un grupo de aterrados jóvenes hablan de su participación en lo que ha ocurrido…

 

   “Los inocentes es una película muy coral donde el peso de la historia se reparte por igual entre seis personajes. El trabajo de los intérpretes, Olivia Delcán, Pilar Bergés, Pablo Gómez Pando, Susana Abaitua, Violeta Orgaz y Raúl de la Torre, ha sido todo lo bueno que cabía esperar para narrar aquello que la película exigía”, expone el director Benet.

 

   La aragonesa Pilar Bergés ha participado en las series Servir y proteger Cuéntame; Violeta Orgaz tiene en su haber cortos como Los inconvenientes de no ser Dios (de Javier Macipe) y Llegar (Javi y Kiko Prada), premio a la mejor actriz en el Notodofilmfest; a Pablo Gómez Pando le vimos en Morir (Fernando Franco) y Cuando los ángeles duermen (de Gonzalo Bendala); mientras que la vitoriana Susana Abaitua destacó en Faraday (Norberto Ramos) y la serie Sé quién eres.

 

   “La película de Guillermo plantea preguntas muy interesantes sobre la inocencia y la culpabilidad”, dice Olivia Delcán, la actriz que saltó a la fama con Isla Bonita (Fernando Colomo), a la que también hemos seguido en la serie Vis a vis y en montajes teatrales como Ushuaia (Alberto Conejero), donde compartió las tablas con José Coronado.

 

   Guillermo Benet, junto a sus compañeros Rafa Alberola y Cristina Hergueta (del colectivo y productora Vermut), ha dirigido anteriormente los cortos Kisses Les vimos reír y creímos que era de felicidad, en los que han participado Pilar Bergés y Violeta Orgaz. “En Los inocentes todos los planos son primeros planos y las escenas se componen de planos secuencia. Por eso, era fundamental encontrar actores que fueran capaces de mantenerse en planos muy largos y, en muchos casos, sobre su rostro”, afirma Benet.

 

   Esa sensación de no saber el terreno que pisas, de desasosiego, de confusión, está perfectamente lograda en Los inocentes, donde el director, sin mostrar realmente actos violentos, impregna la pantalla de ese aire de tragedia, de remordimiento, cuando se cierne sobre nosotros la sombra de la culpa.

 

 

Javier Bódalo, en 'Scratch'

 

 ‘Scratch’

LOS GOLPES DE LA MARGINACIÓN

 

Hace escasamente dos semanas, este contundente filme de David Valero sobre un mundo marginal y violento se impuso en el Festival de Alicante, honor que ya había obtenido en el Festival de Burdeos. Protagonizado por Javier Bódalo, Scratch ha participado también en los certámenes de Medina del Campo o Sitges.

 

   Un DJ con discapacidad cognitiva leve (Bódalo) es testigo de la brutal paliza que unos jóvenes dan a una amiga. Está decidido a vengarse, aunque no tenga ni idea de pelear.   

 

   “La mayoría de los intérpretes del corto no han actuado nunca. Son jóvenes de Alicante o de San Vicente de Raspeig, como Yael Cerezo o Nabil Ayzarani. Me gusta mucho trabajar con gente que vive en la calle, que son sinceros, que no tienen las necesarias coartadas del actor. Llevan su verdad marcada en el rostro y en cada movimiento”, explica  el alicantino Valero.

 

   En cambio, el protagonista de Scratch es todo un profesional, el madrileño Javier Bódalo, que acaba de estrenar La noche del virgen (Roberto San Sebastián). “Es un actor inmenso, muy expresivo, con un físico muy poco frecuente en el cine español”, elogia el cineasta. Bódalo ha destacado en El espinazo del diablo (Guillermo del Toro), Promoción fantasma (Javier Ruiz Caldera) y las series Vive cantando Paquita Salas.

 

   Valero es autor del corto Niños que nunca existieron (2007), que tuvo un gran éxito nacional e internacional. También ha rodado los largos Los increíbles El arca de Noé. Cuando rodé Niños que nunca existieron no era muy consciente de lo que pretendía con el corto, pero con Scratch sí sé dónde quiero llegar: a desentrañar el significado de la violencia”, relata el realizador.

 

   Llegamos a la conclusión con este impresionante filme de que nadie está a salvo de la violencia, de esa pulsión que a algunos inclinados a ella parece hacerles más fuertes cuando en realidad les reduce a la nada. Valero consigue que tengamos en cuenta esa verdad, con un Javier Bódalo que nos conmueve y finalmente atemoriza.

 

Patricia Vico, protagonista de 'Lo cotidiano'

 

‘Lo cotidiano’

‘UNA INACEPTABLE REALIDAD’


Cuatro grandes actrices, Patricia Vico, Ruth Gabriel, Miriam Montilla y Tamara Berbés, protagonizan esta inteligente y necesaria denuncia del acoso escolar a cargo de David Lara. Ha sido galardonada con el premio al mejor filme en el Reggio Film Festival de Italia y el de mejor director en el certamen de Alicante.

 

   Sonia (Vico) toma un café mientras espera a que su hija salga del colegio. Se sienta a una mesa y de pronto tres mujeres a las que no conoce de nada (Gabriel, Montilla y Berbés) se colocan junto a ella para comportarse de manera muy hostil.

 

   La madrileña Patricia Vico ha destacado en las dos últimas películas de Daniel Calparsoro: Cien años de perdón El aviso. En televisión la hemos visto en las series Rabia El señor de los cielos. Tamara Berbés ha colaborado en el largometraje Crisis (Miguel Monteagudo) y la serie Centro médico. La trayectoria de Miriam Montilla abarca filmes tan importantes como La caja 507 (Enrique Urbizu) o Héctor (Gracia Querejeta), y series de la talla de Los misterios de Laura Amar es para siempre

 

   Cierra el cuarteto de estrellas femeninas de Lo cotidiano la gaditana Ruth Gabriel, en las cintas Marsella (Belén Macías) y Zona hostil (Adolfo Martínez) y las series Olmos y Robles Perdóname, Señor. “Sin Patricia, Tamara, Miriam y Ruth, y las colaboraciones de José Ramón Iglesias o Niko Verona, y mi fantástico equipo técnico, Lo cotidiano no tendría la fuerza que afortunadamente posee”, reconoce el director Lara, autor de los cortos Los que están aquí y El balcón y los documentales Miguel Hernández La fuente de la vida, emitidos en TVE y Canal+.  

 

    “Lo cotidiano refleja algo que por desgracia es más frecuente de lo que quisiéramos: el acoso escolar o bullying en los centros educativos. Todos debemos poner nuestro granito de arena para que esta lacra social termine, porque nuestros niños y niñas deben disfrutar aprendiendo, no ir a pasar miedo”, declara el cineasta.

 

   Alrededor de la mesa de una cafetería, Patricia Vico, Ruth Gabriel, Miriam Montilla y Tamara Berbés secuestran nuestra mirada con sus sonrisas venenosas y sus miradas duras. No comprendemos al principio lo que pasa, pero nos intriga la discusión de las cuatro mujeres. David Lara dosifica con sabiduría la razón por la que no están de acuerdo, hasta que vemos el rostro angelical de la niña Noa Sánchez. Que nadie tenga dudas de que Lo cotidiano acierta plenamente en su alegato contra la infame realidad del acoso escolar.

Versión imprimir