twitter instagram facebook
Versión imprimir
14-05-2019


Los estrenos del 17 de mayo



‘El año de la plaga’



UN HÉROE ENAMORADO



ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

Entre la comedia, el terror y el suspense se mueve este sugerente filme de Carlos Martín Ferrera, adaptación de la novela homónima de Marc Pastor, que logró el beneplácito del público en los certámenes de Sitges, Guadalajara (México) o la Muestra SyFy de Madrid. Se trata de una coproducción entre España, México y Bélgica, cuyo presupuesto ascendió a 1,8 millones de euros. Cuenta con un conocido y talentoso elenco. 

   Víctor (Iván Massagué) no ha superado la ruptura con su novia, Irene (Ana Serradilla), de modo que sus compañeros de trabajo le animan a salir con la simpática Lola (Miriam Giovanelli). De repente, Irene le llama muy nerviosa porque la gente ha comenzado a comportarse de forma anormal, como si fueran autómatas. En un ambiente amenazante y peligroso, Víctor decide acudir a la llamada de Irene y enfrentarse a un mal que ni imagina.



Miriam Giovanelli e Iván Massagué


Conocemos a Iván Massagué de las películas Pancho, el perro millonario (Tom Fernández) y Cerca de tu casa (Eduard Cortés), así como de las series Gym Tony y Benvinguts a la familia (TV3). “Víctor es un tipo muy gris que trabaja de mala gana como asistente social. Pero en el caos que se forma a su alrededor ve la oportunidad de llegar a convertirse en un héroe, casi como el de sus películas y series favoritas”, expone el actor, cuyo próximo estreno será El hoyo (Galder Gaztelu-Urrutia).

   Comparten protagonismo junto a Massagué la mexicana Ana Serradilla (en series como La viuda negra) y Miriam Giovanelli, actriz de películas como Todas las canciones hablan de mí (Jonás Trueba) y de la serie Velvet, en cuyos episodios encarnó a personaje Patricia Márquez. “Lola es el otro amor de Víctor. Formamos un triángulo muy inestable, inquietante, porque... ¡soy casi una zombi!”, dice entre risas Giovanelli. Es además protagonista de la serie en grabación Caronte.

   También destaca en El año de la plaga Silvia Abril, que estrenó recientemente Bajo el mismo techo (Juana Macías). “Soy la auténtica arma secreta de la película. Compañera de Víctor en el trabajo y enamorada a más no poder de sus huesos”, afirma Abril, presentadora junto a Andreu Buenafuente de la última gala de los Goya. Este verano la veremos en la comedia de Santiago Segura Padre, no hay más que uno

   Nos complace asimismo el papel de Brays Efe como Miguel, otro compañero de Víctor. Este actor aparece en el reparto de ¿Qué te juegas? (Inés de León) y alcanzó enorme popularidad por su protagonismo absoluto en la serie Paquita Salas. Canco Rodríguez da vida a un amigo poco leal de Víctor, Casu, tras trabajar en las series Aída o Cuerpo de élite. El actor y presentador Juanra Bonet es aquí Diego, otro amigo del personaje de Massagué. Y completa el plantel el veterano Fermí Reixach, en la piel del heroico anciano Lazlo. A Reixach le hemos visto últimamente en las producciones Nit i dia y La zona.



De izquierda a derecha: Canco Rodríguez, Juanra Bonet e Iván Massagué


Una mutación extraña

El año de la plaga no es una historia apocalíptica al uso. No hay una invasión alienígena ni se propaga un virus de laboratorio. Es una historia sobre cómo podríamos mutar en seres que no sufren, seres cuya única diferencia con los humanos es la de no sentir sufrimiento ni empatía. Son como una planta: ni envejecen, ni crecen, ni mueren”, explica Carlos Martín Ferrera. Antes fue director de los largometrajes Zulo y Suspicious Minds y de los cortos Sombras en la pared y El barbero.

   “La novela de Marc Pastor me permitía homenajear a una de mis películas favoritas: La invasión de los ultracuerpos. Pero el motivo más importante para rodar la película era su mezcla de cine fantástico y aventuras, donde los personajes nos transportan hacia una divertida y terrorífica aventura, propia de ese cine de ciencia ficción y aventuras de los setenta y ochenta que yo adoro”, cuenta Martín Ferrera. Es también autor del telefilme Código 60 y de los documentales Pau Gasol, el sueño americano y Mineros de Río Tinto.

   El papel excelentemente interpretado por Iván Massagué sabe que no puede ser un héroe, como sus admirados mitos del cine americano, así que decide ser por una vez él mismo, mostrando todos sus defectos pero también sus cualidades, entre las que está la valentía ante una situación límite. Martín Ferrera lo describe con brío. A su lado desfilan otros personajes igualmente bien perfilados que tienen un punto cómico y un reverso tenebroso que nos hace removernos con inquietud en la butaca. 

Versión imprimir