twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
18-04-2016 Versión imprimir

 
 
Movistar +: cuatro dramas y cuatro comedias de producción propia al año


 “Sería bueno contribuir a hacer una ficción europea sólida y ambiciosa”, asegura Domingo Corral, responsable de series en la plataforma
 
 
NURIA DUFOUR
Reportaje gráfico: Enrique Cidoncha
Afianzado con las series norteamericanas y europeas más relevantes (Better call Saul, Borgen, Fargo, The missing, House of Cards, Juego de tronos,...), Movistar + Series se lanza a la producción de ficción original con una apuesta fuerte. Hasta 20 proyectos descansan sobre la mesa de Domingo Corral y su equipo, de los cuales muchos se irán confirmando en los próximos meses. Como la producción se plantea a largo plazo, en función de las elevadas exigencias y calidades, ninguno de ellos se asomará a la pantalla antes del segundo semestre de 2017.
 
– ¿Sobre qué elementos se van a articular las ficciones del canal?
– No queremos el típico proyecto que se genera sin una visión creativa detrás. Es fundamental que nuestras series tengan una mirada única, la que en la industria norteamericana aporta la figura del showrunner, una especie de productor, guionista y realizador con una visión general de la serie. Dedicaremos también mucho tiempo y recursos al guion y a la creación de personajes: del primero al último, aunque tenga cinco segundos en antena. Y a la puesta en escena, que debe tener valores cinematográficos.
 
 

 
 
 
– Empiezan por una serie de ambientación histórica, La Peste (seis episodios), género que ha dado bastante éxito a las cadenas  convencionales.
– La frontera entre las llamadas series de pago y las de en abierto está cada vez más difuminada. No considero que el abierto sea nuestra competencia; de hecho, las cadenas en abierto y sus producciones se ven, y mucho, en nuestra plataforma. Contribuyen a fortalecer nuestra oferta. Una producción como El ministerio del Tiempo, de la que soy seguidor, podría ser de pago.
 
– La Peste viene avalada por un cineasta consolidado, Alberto Rodríguez (La isla mínima, Grupo 7). ¿Cómo se produjo ese encuentro?
– Propusimos a Alberto hacer televisión [el realizador sevillano ya había trabajado en el medio como director de Hispania, en Antena 3]. Es un proyecto que cumple con todo lo dicho. Alberto llevaba tiempo queriendo contar esta historia. Nos gustó a todos y llevamos un año y medio trabajando en ella. Se trata de un thriller ambientado en la Sevilla de finales del siglo XVI que requiere de mucha documentación. Los personajes y el tratamiento ya están creados. Ahora Alberto y Rafael Cobos, su coguionista habitual, se encuentran trabajando en el piloto.
 
– Además de La Peste, su intención es estrenar a partir de otoño de 2017 cuatro dramas y cuatro comedias por año.
– Ese es el plan.
 
– ¿Se trata de proyectos ya cerrados?
– El de Berto Romero es uno de ellos. El de David Trueba todavía no sabemos si será drama o comedia. Es lo que tiene cuando le das a un creador libertad creativa absoluta, y nosotros se la damos para que cuente la historia que quiere contar.
 
 

 
 
 
   David Trueba acaba de presentar en Series Xtra un capítulo especial de la mítica Qué fue de Jorge Sanz cinco años después de su estreno en la plataforma de pago. Otro canal del grupo #0, el que ha venido a sustituir a Canal Plus, ha lanzado su primera serie propia, Web Therapy, formato  norteamericano que protagoniza Eva Hache en el papel de psicóloga online que atiende microconsultas desde su casa vía Skype. María Pujalte, Julián Villagrán, Clara Lago y Blanca Portillo son algunos de los pacientes.
 
– Además de Rodríguez y David Trueba, otro cineasta, Enrique Urbizu, realizó las promociones a modo de cortometrajes del canal Movistar Series cuando se lanzó en diciembre de 2014. ¿Contarán también con profesionales del medio televisivo?
– Sin duda. Confiamos en poder adelantar de aquí a un par de meses al menos seis proyectos en los que ya estamos trabajando.
 
 

 
 
 
– La extensión de las temporadas, ¿la marcará el contenido o la política de programación?
– El contenido. A veces las series se alargan artificialmente por necesidades del medio en el que se emiten. Los espectadores cada vez agradecen series más cortas porque es tal el volumen de títulos que si te enganchas a una de 22 episodios te comprometes un tiempo importante.
 
– ¿En qué se basarán para renovar las series? ¿Cuál será el baremo?
– El consumo es una manera objetiva de medir la audiencia, nosotros sabemos exactamente lo que están viendo los clientes. Habrá otros criterios más subjetivos, como el impacto en los medios, estudios cualitativos o la intención de abono a la plataforma. Nuestra ambición es que nos vean. No buscamos necesariamente llegar a todo el mundo, vamos a segmentar un poco más sin pretender hacer un producto elitista.
 
– ¿Cómo ha cambiado el perfil de la televisión de pago? ¿Ha dejado de ser un lujo?
– Completamente. La estrategia de Telefónica de fusionar la televisión con las telecomunicaciones lanzando al mercado un producto muy competitivo ha sido un gran acierto. De hecho, y ahí están los datos, es la plataforma que más ha crecido en el mundo, hasta superar a fecha de hoy los cuatro millones de abonados. Solo en 2015, el número de suscriptores se incrementó en un millón y medio. En nuestro ánimo está seguir creciendo y fidelizar a los clientes que ya tenemos. Para lograr esto es fundamental una apuesta decidida por la producción original.
 
 

 
 
 
– ¿El referente del canal serían los norteamericanos HBO, AMC o la plataforma online Netflix?
– Nuestro referente es la buena ficción, el tipo de series que hacen esos canales, pero también las que se generan en los públicos o generalistas, como Borgen (pública danesa) o American Crime (ABC). HBO hizo un trabajo extraordinario abriendo camino y todos los que trabajamos en este medio debemos reconocerlo, pero a día de hoy es un canal más que produce series.
 
– Todas las cadenas coproducen con otros países. ¿Qué peso tendrá la coproducción internacional en su oferta?
– La prioridad es hacer series en español, pero sí creemos que sería bueno contribuir a hacer una ficción europea sólida y ambiciosa. Hemos iniciado conversaciones con nuestros colegas de Canal Plus Francia, con el grupo Vivendi, con Sky. Quizá podamos anunciar antes del verano una gran coproducción que está llevando sacar adelante más tiempo del que pensábamos.
 
– ¿Qué opinión le merecen las series online, cuyo volumen de producción ha crecido de manera exponencial en España en los últimos años sin el respaldo de productoras ni recursos económicos?
– La industria está cambiando y la buena ficción puede venir de muchas maneras. Estamos viviendo un momento extraordinario para hacer buenas historias en España. Es difícil adivinar cómo van a evolucionar los formatos. Cambiarán y se enriquecerán. Debemos estar muy atentos a ellas, tratar de ver qué está pasando e impulsar el mucho talento que está por ahí.
 
 

 
En síntesis
 
 
DURACIÓN DE LOS CAPÍTULOS
“Cada medio hace las series según sus necesidades. Para nosotros es fundamental que los capítulos sean de 45 minutos en el caso de los dramas, tiempo que se reducirá hasta los 25 en el de las comedias. Ello no quiere decir que los episodios de 70 sean peores”.
 
GRABACIÓN
“Para que nuestra ficción tenga valores cinematográficos, se parezca a la manera de las grandes series europeas o norteamericanas, hay que dotarla de medios y tiempo”.
 
AUDIENCIA
“Nuestras series están pensadas para un público que abona una cuota y decide la forma y el ritmo al que verlas”.
 
 
18-04-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio