twitter instagram facebook
Versión imprimir
25-01-2018

¡SELFI!  UN CUESTIONARIO PARA NO CORTARSE UN PELO

 
 
 
Paula del Río
 
 
 
Tortugas de la infancia disecadas al sol y un autostop inoportuno 
 
 
 
 
• Cuando me levanto... me apetece volver a dormirme un rato más [risas].

• Lo primero a lo que le echo un vistazo por la mañana… son las redes sociales.
 
 
 El objeto más preciado que tengo por casa… Los álbumes de fotos y las cintas de vídeo de cuando era pequeña.
 
 
• Las horas vuelan si… se juntan amigos y una guitarra.
 
 
 Una manía imposible de evitar… Quitarle la grasilla al jamón.

• No me acuesto sin… darle antes un achuchón a mi madre.
 
 
 Jamás olvidaré el momento en que… rodé mi última secuencia en El desconocido.

 El juguete que me volvía loca de niña… Los Playmobil. Aunque en realidad yo era más de construir cabañas en el bosque con mis amigas. 
 
 
 Mi primer recuerdo televisivo… A los cuatro años miraba los videoclips de Los 40 Principales y mis padres bloquearon ese canal porque era muy pequeña. Luego me aficioné a los Teletubbies.     
 
 
 La interpretación cambió… la forma de verme a mí misma. Me ayuda a descubrirme.
 
 
 La última vez que un admirador me sorprendió... Mientras cenaba en un restaurante de Zaragoza con mi prima, que también es actriz. Fue especial que nos dijeran palabras bonitas a las dos.
 
 
 Cuando necesito suerte llevo conmigo… energía positiva. No tengo ningún amuleto.  
 
 
 Soy un absoluto desastre... con las fechas de cumpleaños. Me aprendí las de mis padres hace un año...
 
 
 Pasé vergüenza... cuando me puse en medio de la calle para hacer autostop a una chica que venía en moto. ¡Pensaba que era mi amiga! 

 La app más reciente a la que he hecho hueco en mi móvil… No tengo espacio para descargarme nada.
 
 
 Flipé por la casualidad de… No creo en las casualidades.
 
 
 No tengo pelos en la lengua para hablar de… sentimientos y sexualidad femenina.
 
 
 La gente se parte de risa si cuento... mi día a día.
 
 
 Me miran con extrañeza… por inventarme palabras o mezclar el principio de una con el final de otra.
 
 
 Vaya susto me llevé... un día al volver del cole. Mi madre se dejó mis dos tortugas de agua mucho rato al sol y las encontré disecadas.     
 
 Un personaje histórico con el que me habría tomado un café… Sócrates. Más que nada, para que me echara una mano con los exámenes de Filosofía.   
 
 
 No me resisto cuando en la carta de un restaurante veo… costillas de cordero o pasta al pesto.
 
 
 Creo que regresaría mil veces a… Cuba, pese a que no haya ido todavía.
 
 
 Quien más se aproxima a mi concepto ideal de belleza… La gente humilde, con sentido del humor, luchadora.
 
 
 Me bloquea el miedo a… fallarme a mí misma.
 
 
 Quisiera parecerme… a mi abuela. 
 
 
 Cuando me muera... será porque ya habré hecho todo lo que tenía que hacer.
 
 
 Que me recuerden por... ser siempre yo misma.
 
 
Que Paula del Río (Barcelona, 2000) apuntaba maneras de buena artista quedó claro cuando con ocho años rodó su primer corto: Levedad. Delante de la cámara encarnaba a una niña que, a través de su curiosidad y su sueño de dirigir películas domésticas, descubría el drama de su hermana adolescente. Esa situación dejaba al descubierto los serios problemas de una familia aparentemente feliz. Trabajó entonces junto a su prima, Andrea del Río, quien también es intérprete. Y ese debut ya le valió el premio a la mejor protagonista en el Festival Gaztebideo de Vitoria. 
 
   Solo un lustro después, en 2015, su nombre empezó a sonar con fuerza en el panorama cinematográfico tras su salto al largometraje gracias a El desconocido. Y es que ese thriller rodado en A Coruña por el novel Dani de la Torre se coló entre los mayores éxitos españoles del año en cuanto a número de espectadores y palmarés. Imposible olvidar la desesperación de aquella Sara que se pasaba toda una mañana a bordo de un coche que saltaría por los aires en caso de que su padre (el personaje de Luis Tosar) no pagara la astronómica cantidad de dinero que un supuesto cliente de su banco le reclamaba. Su capacidad para conmover al público la convirtió en mejor actriz principal en los Premios Mestre Mateo y en nominada a las Medallas del CEC en la categoría de intérprete revelación.
 
   El pasado verano se puso de nuevo a las órdenes de De la Torre con La sombra de la ley, la segunda película tanto para él como para ella. Con su estreno previsto para este año, el argumento retrocede hasta la convulsa Barcelona de 1921, con Tosar otra vez al frente del elenco. Le veremos como agente de policía que se enfrenta a jefes corruptos y trata con delincuentes y anarquistas radicales en el desarrollo de su labor. Pero el coprotagonismo le corresponderá en esta cinta a Michelle Jenner.
 
   Pese a su trayectoria ascendente en la gran pantalla, sigue teniendo presente el formato breve. Por eso en su filmografía aparecen títulos como Menstrual Party o Marcianos de Marte, donde coincidió con Miki Esparbé y Núria Gago. O el más reciente Descubrimiento, para el certamen Notodofilmfest. 
 
   Tampoco le es ajena la televisión, aunque hasta ahora le avalan papeles episódicos en Centro médico y Servir y proteger, las cuales emite diariamente la cadena pública TVE. 
 
 
 
Así se lo ha contado a Héctor M. Rodrigo
 

Versión imprimir