twitter instagram facebook
Versión imprimir
15-11-2018

La Fundación AISGE premia a Anna Maria Barbany y Gemma Cuervo, dos grandes damas de la escena española

 

La X edición de los Premios Actúa hace un hueco en su palmarés a estas grandísimas actrices barcelonesas de teatro, televisión y cine



NANO AMENEDO

A Anna Maria Barbany y Gemma Cuervo les une ser barcelonesas y grandes damas de la interpretación. Y desde ahora presumirán también de compartir el Premio Actúa en la categoría de actriz, que les va a conceder en esta X edición la Fundación AISGE. Ambas suceden en el palmarés a las galardonadas de 2017, María José Alfonso y Petra Martínez, y a las dos se las espera sobre el escenario del Teatro Nuevo Apolo el próximo 3 de diciembre, sobre cuyo escenario recogerán las estatuillas que recibirán de manos de sus propios compañeros de profesión en reconocimiento al conjunto de sus brillantes trayectorias.

 

   Tanto Barbany como Cuervo coinciden también en formar parte de recientes series televisivas de éxito que han realzado aún más su popularidad y han favorecido que el público más joven se haya familiarizado con ellas. Se trata de Merlí, donde Anna Maria da vida a Carmina Calduch, y de La que se avecina, en la que Gemma interpreta a una de las vecinas entrometidas.

 

   Con este nuevo anuncio va perfilándose el cuadro de honor de los décimos Premios Actúa, con los que el Consejo de Administración de AISGE (la entidad de gestión de derechos de propiedad intelectual que agrupa a actores, bailarines, actores de voz y directores de escena) honra desde hace una década las carreras y la integridad humana en las categorías de actores, actrices, bailarines, actores de voz y Joven Talento (actor y actriz menores de 40 años). El Consejo de Administración de AISGE anunciará en próximas fechas los nombres de quienes obtengan los Premios HazTuAcción, con los cuales se aplaude la labor de organismos o personas admirables por su solidaridad y su empeño en construir un mundo mejor, más justo y más humano. Hay dos estatuillas para ONG y una tercera que se concede a algún profesional o programa del panorama mediático que contribuya a difundir el trabajo de los intérpretes.



Anna Maria Barbany

Nacida en Barcelona el año en que se celebraba el final de la Segunda Guerra Mundial, sus inicios interpretativos se centraron en los escenarios teatrales, un territorio al que permanece unida. Porque hace poco nos deleitó con su talento en obras de éxito como Toc Toc o 5mujeres.com, además de en sus incursiones en el Teatre Nacional de Catalunya junto a Josep Maria Flotats. En lo que se refiere a la televisión, formó parte de míticos programas, desde Hora once a Estudio 1. Pero la audiencia quizá la tenga más presente gracias a sus apariciones protagónicas en numerosísimas series de distintos canales: Merlí, La sagrada família, Los hombres de Paco, Recuerda cuándo, Clase media, Casi perfectos, De moda, L’un per l’altre... En el cine su presencia ha sido más escasa, aunque pueden contarse títulos de la talla de El pájaro de la felicidad (Pilar Miró), Obra maestra (David Trueba) o Lo mejor que le puede pasar a un cruasán (Paco Mir), donde ha hecho su última aportación al celuloide hasta el momento. 



Gemma Cuervo

Las jóvenes generaciones han situado a esta mujer, que vino al mundo en Barcelona antes de que comenzara la Guerra Civil, entre sus actrices fetiche gracias a sus peripecias en vecindarios de locura: dio vida a la cotilla Vicenta Benito en Aquí no hay quien viva y cambió de nombre pero no de rol para La que se avecina. Como ella misma proclama, “ahora soy un referente de la gente joven”. Ello no eclipsa en absoluto la impecable andadura de quien figura como uno de los grandes nombres de la interpretación en España durante las últimas décadas. A lo largo de su vasta experiencia encima de los escenarios, que comenzó en el Teatro Español Universitario, ha interpretado textos de los más grandes autores (Shakespeare, Esquilo, García Lorca, Pirandello, Sartre, Buero Vallejo, Lope, Calderón…) para directores de lo más ilustre (Adolfo Marsillach, Fernando Fernán Gómez, María Luisa Ponte, José Luis López Vázquez, Carlos Larrañaga...). Y por supuesto, también para Fernando Guillén, quien fuera su marido. Antes de su boom en el nuevo siglo había pasado por todos los programas de teatro que se han emitido en televisión, así como por Cuéntame cómo pasó, Planta 25, Médico de familia o Segunda enseñanza. También nos ha maravillado en el séptimo arte desde que se dejara ver en filmes tan lejanos en el tiempo como La vida es maravillosa, El escándalo, Vivir al sol o El mundo sigue, aunque en su currículum se pueden contar los más recientes El sueño de una noche de San Juan, La mirada violeta, Pacto de brujas o Me llamo Sara.

Versión imprimir