twitter instagram facebook
Versión imprimir
19-11-2019

Gala de entrega: Lunes 25 de noviembre, Teatro Nuevo Apolo

 

Los Premios Actúa de danza reconocen a Nacho Duato y a la pionera Pacita Tomás 

 

Los XI galardones de la Fundación AISGE rinden tributo a dos épocas distintas y muy fecundas del baile en España   

 

 



 

NANO AMENEDO

El último galardón que faltaba por desvelarse en la XI edición de los Premios Actúa –la máxima condecoración honorífica anual que concede la Fundación AISGE– reconoce la grandeza y trascendencia de la danza en España a través de dos figuras que han marcado época en etapas muy diferentes. De una parte, la de Pacita Tomás, la última superviviente de una de las etapas más brillantes de la danza española y el flamenco, allá por los años 50 del siglo pasado. De otra, la de quien quizás haya sido el bailarín y coreógrafo español más internacional de las últimas décadas, Nacho Duato. Ambos recibirán este galardón el próximo lunes, 25 de noviembre, durante una ceremonia de entrega que se celebra un año más en el Nuevo Teatro Apolo de Madrid y en la que se dará cita una nutrida representación de la profesión de actores, actrices, actores de voz, bailarines y directores de escena. 

 

   Tras una aclamada trayectoria en diferentes compañías extranjeras, Nacho Duato (Valencia, 1957) ha sido el creador que más ha marcado el devenir de la Compañía Nacional de Danza, a cuyo frente estuvo durante 20 años, entre 1990 y 2010. Después de esta etapa, dirigió el Ballet del Teatro Mijáilovski de San Petersburgo (2010 a 2014) y el Staatsballet de Berlín, para regresar a la ciudad rusa en el momento presente.

 

   La madrileña María Paz Tomás Llory, conocida artísticamente como Pacita Tomás, ha prometido que aprovechará la gala de entrega de la próxima semana para desvelar su secreto mejor guardado: su edad. Dejó impronta en los escenarios, llevando la danza española y el flamenco por todo el mundo en un tiempo nada fácil para los artistas, y a partir de 1979 regentó junto a su marido, el también bailarín Joaquín Villa, una academia en la capital que ha sido lugar de encuentro y aprendizaje para varias generaciones de bailarines. 

 

 

Palmarés completo

Con el anuncio de los dos últimos galardonados, el palmarés de estos XI Premios Actúa / XI Premios HazTuAcción ha quedado del siguiente modo:

 

Actrices: Nuria Espert y Concha Velasco

Actores: Manuel de Blas y Emilio Laguna

Actores de Voz: Javier Franquelo y María Luisa Solá

Jóvenes Talentos: Martiño Rivas y Anna Castillo

Danza: Nacho Duato y Pacita Tomás

HazTuAcción: Asdent y Fedace

HazTuAcción ComunicaciónLa Script (Movistar +)

 

 

(Foto: Asia Martín)

 

Pacita Tomás

Pacita Tomás, nombre artístico de María Paz Tomás Llory y “madrileñísima de La Latina”, es quizá la última superviviente de una de las etapas más brillantes de la danza española y el flamenco, en cuya historia ha dejado su impronta. No nos pregunten su edad: veremos si quiere desvelárnosla ella. Esta bailarina y pedagoga madrileña, que se consagró junto a Manolo Caracol en el celebérrimo espectáculo La copla nueva (un triunfo arrollador en la España de los años cincuenta), ha compartido escenario con los más grandes de la copla, desde Juan Valderrama a Juanita Reina, Marifé de Triana o Antoñita Moreno. Formada con los maestros Román, La Quicá, El Estampío o los Pericet, su arte brilló no solo en nuestro país como notable representante de la llamada Ópera Flamenca, sino también por todo el mundo. En París bailó en la compañía de Carmen Amaya junto a un ya injustamente olvidado Hurtado de Mendoza y luego lo hizo por todo el mundo con su propio grupo de baile. Fue, además, protagonista de algunas películas, como María de los ReyesDuende y misterio del flamenco o Padre Pitillo. En 1954 registró seis discos para el sello Columbia y entre sus hitos profesionales más curiosos figuran haber inaugurado un teatro en Liberia o bailar para Raniero y Grace de Mónaco, los duques de Kent o la madre del rey de Jordania.

 

   Pero no solo los escenarios han sido su territorio natural; también lo fueron las aulas. En 1979, junto a su marido, el también bailarín Joaquín Mediavilla (Joaquín Villa sobre el escenario), abrió una academia que ha sido lugar de encuentro y aprendizaje de escuela bolera, flamenco y clásico español para varias generaciones de artistas de la danza. 

 

 

 

Nacho Duato

Con ustedes, el bailarín y coreógrafo español quizá más internacional de los últimos tiempos, un acreditadísimo creador valenciano que dirigió la Compañía Nacional de Danza (CND) durante 20 años, entre 1990 (nada más regresar a España) y 2010. Duato se formó en el extranjero: en la Rambert School de Londres, en la Mudra de Maurice Béjart en Bruselas y en la Alvin Ailey American Dance Centre de Nueva York. Con tan solo 21 años firmó contrato con el prestigioso Cullberg Ballet de Estocolmo y un año después ingresaba en el Nederlands Dans Theater de la mano de su director, Jirí Kylián. La década que pasó en la compañía holandesa marcaron su quehacer artístico. Allí firmó su primera coreografía, Jardí Tancat(1983), pasó a ser coreógrafo estable junto a Hans Van Manen en 1988 y se empapó del sentir coreográfico de Kylián.


   Durante su etapa al frente de la CND, ha sido autor de más de 30 piezas, entre las que podemos destacar Mediterrania (1992), Multiplicidad. Formas de silencio y vacío (2000), Herrumbre (2004), Alas (2006) o Gilded Goldbergs (2006), entre otras. Además, numerosas compañías internacionales han incorporado en sus repertorios las creaciones de Duato, lo que habla por sí solo de su brillantez como autor.

 

   Tras la CND –en cuyo seno formó la Compañía Nacional de Danza 2, cantera de jóvenes bailarines–, dirigió el Ballet del Teatro Mikhailovsky de San Petersburgo (2010 a 2014), un cargo al que acaba de retornar y desde el que creará La Bayadere. Entre medias, ostentó la dirección del Staatsballet de Berlín. En este 2019, el galardón de AISGE se suma al Positano, “Premio de la Danza Léonide Massine a toda su carrera”, una distinción que se añade a una larguísima lista. Desde el Caballero de la Orden de las Artes y las Letras (1995), concedido por la embajada de Francia en España, al Premio Nacional de Danza de 2003.

 

Versión imprimir