twitter instagram facebook
Versión imprimir
06-11-2019

Gala de entrega: Lunes 25 de noviembre, Teatro Nuevo Apolo

 

 

La Fundación AISGE celebra la naturalidad y profundidad de Anna Castillo y Martiño Rivas

 

La XI edición de los Premios Actúa dedica la categoría Joven Talento a dos indiscutibles valores en alza





 

NANO AMENEDO

Fotografías: Enrique Cidoncha (@enriquecidoncha)

La solvencia y el desparpajo con que se desenvuelven desde hace años los jóvenes actores Anna Castillo y Martiño Rivas delante de las cámaras y sobre los escenarios han cautivado a los miembros del Consejo de Administración de AISGE. Ambos artistas son los elegidos en la categoría Joven Talento de los XI Premios Actúa, los máximos galardones honoríficos de la entidad de gestión que agrupa a actores, bailarines, actores de voz y directores de escena.

 

   Aunque pueda sonar a tópico, los dos demostraron desde muy pronto, en sus inicios, que estaban hechos para el oficio interpretativo. Antes de que la cinta de Iciar Bollain El olivo catapultara a Anna Castillo, ya había constancia de su buen hacer en diversas series y filmes. Lo mismo puede afirmarse de Martiño Rivas, a quien no pesó en absoluto su debut con 13 años en la serie Mareas vivas ni el hecho de tener un padre famoso: Manuel Rivas. 


   Esta categoría de Joven Talento a la que unen sus nombres está destinada a un actor y una actriz con trayectoria consolidada y edad inferior a 40 años. En este 2019 cumple su quinta entrega. Anteriormente ya habían recibido este galardón nombres de la talla de Adriana Ugarte, Irene Escolar, Alba Flores y Aura Garrido, en el lado femenino, así como Raúl Arévalo, Miguel Ángel Muñoz, Álvaro Cervantes y Adrián Lastra, por la parte masculina del cuadro.  

 

   Castillo y Rivas acudirán a recoger su estatuilla el próximo 25 de noviembre en el teatro Nuevo Apolo de Madrid, sede desde 2014 de los Premios Actúa, que cada año celebran las carreras artísticas y la integridad profesional y humana en los apartados de actores, actrices, bailarines, actores de voz y Joven Talento.

 

   El Consejo de Administración de AISGE desgranará próximamente el palmarés de los Premios Actúa y también de los Premios HazTuAcción, con los que se aplaude la labor de entidades u organismos admirables por su dimensión solidaria y por su empeño en la construcción de un mundo mejor, más justo y más humano. Hay dos trofeos para ONG y un tercero para alguna personalidad o programa del panorama mediático que contribuya a la difusión del trabajo de los intérpretes de nuestro país.

 

 

Anna Castillo 

Por la película El olivo (2016) obtuvo el Goya a mejor actriz revelación y ello catapultó su carrera. Pero esta joven barcelonesa (de 26 años recién cumplidos) ya había dado muestras de su talento con anterioridad. Antes de ponerse a las órdenes de Iciar Bollain los espectadores disfrutaron de su naturalidad, sencillez y desparpajo en series como Doctor MateoClub Súper 3 o Amar es para siempre, así como en filmes como BlogPromoción fantasmaFuera de foco o Losers

 

   A partir de entonces ha sumado trabajos y éxitos a partes iguales. Ahí están sus participaciones en los repartos de las películas OroLa llamada o Viaje al cuarto de una madre y de series tan populares como Paquita Salas o Arde Madrid. O sus apariciones en El Ministerio del TiempoWeb Therapy o Mira lo que has hecho.

 

   Ha mostrado igualmente su querencia por los escenarios teatrales. Sobresale su papel de Susana Romero en el montaje La llamada, de Javier Calvo y Javier Ambrossi, que permanece en la cartelera del madrileño teatro Lara desde 2013.

 

      El galardón de AISGE se une al Goya, sus dos Feroz, la Medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos, el premio de la Unión de Actores y Actrices o el Gaudí. 

 

 

Martiño Rivas 

Nunca parece haberle pesado el hecho de tener un padre famoso. Hijo del escritor Manuel Rivas, inició su andadura interpretativa siendo jovencísimo. Sus comienzos se remontan a cuando tenía solo 13 años, edad a la que debutó en la televisión gallega (TVG) con la serie Mareas vivas. El canal autonómico también acogió su participación en Maridos e mulleres. Su salto a la ficción nacional le llegó de la mano de la serie SMS (La Sexta), a la que luego seguirían El internadoEl don de AlbaLas chicas del cable o Sé quién eres


   Era cuestión de tiempo –poco, todo hay que decirlo– que el cine fijara sus ojos en el talento de Martiño. En 2008 protagonizaría junto a Maribel Verdú e Irene Escolar uno de los grandes éxitos del mítico José Luis Cuerda, Los girasoles ciegos, adaptación de la novela homónima firmada por Alberto Méndez. Aquel personaje le valió una nominación a los Goya como mejor actor revelación. Tres bodas de más o Por un puñado de besos son otros títulos cinematográficos de los que ha formado parte. 

 

   Y como buen actor que se precie, no ha despreciado las tablas, subiéndose al escenario en las obras Cuestión de altura (bajo la dirección de Rubén Cano), La monja alférez (a las órdenes de Juan Carlos Rubio), Drácula (Eduardo Bazo y Jorge de Juan). Actualmente está representando por toda España el montaje Jauría (Miguel del Arco), en torno al caso de La Manada de Pamplona.

Versión imprimir