twitter instagram facebook
Versión imprimir
07-02-2019


Helena Pimenta conquista el premio de la ADE a la mejor dirección teatral por ‘La dama duende’

 


 

La directora de escena salmantina Helena Pimenta se ha alzado este año con el Premio ADE a la mejor dirección por su puesta en escena de La dama duende, la comedia de Calderón de la Barca que estrenó en la pasada edición del Festival de Almagro. Los galardones de la Asociación de Directores de Escena, que alcanzaban este año su edición número 32, se entregaron el pasado día 4 en una ceremonia celebrada en el Teatro de la Comedia de Madrid, sede la Compañía Nacional de Teatro Clásico. 

 

   La compañía Atalaya, asentada en Sevilla, se marchó de la gala con una doble distinción: el Premio “Adolfo Marsillach”, como reconocimiento a sus 35 años de actividad, y el vestuario de su espectáculo El rey Lear, que en la categoría de figurinismo consiguió Carmen de Giles. La noche estuvo amenizada por las interpretaciones de la compañía Teatro Defondo, con fragmentos de su espectáculo La teatropedia. Entre los entregadores de los trofeos figuraba el actor Emilio Gutiérrez Caba, presidente de AISGE, una de las entidades colaboradoras de la ADE. 

 

   El premio de escenografía recayó en Silvia de Marta por sus creaciones en La edad de la ira y Reglas, usos y costumbres en la sociedad moderna. Por su parte, el de iluminación fue para Felipe Ramos por su trabajo en El concierto de San Ovidio. La bailarina, investigadora y doctora en musicología Laura Hormigón ganó el premio para estudios teatrales con El ballet romántico en el Teatro del Circo de Madrid (1842-1850), un volumen que analiza el destacado lugar del ballet en la escena madrileña durante la década de 1840 y la gran actividad de aquel coliseo, hoy ya desaparecido. 

 

   Las Medallas de la ADE reconocieron este año a los socios de la ADE Eduardo Alonso, Pablo Calvo, José Miguel Elvira Aretxabaleta, Xúlio Lago, Antonio López-Dávila, Manuel Lourenzo, Cándido Pazó, Denis Rafter, Francisco Valcarce, Alfonso Zurro, Alberto Fernández Torres, Eduardo Pérez-Rasilla y Jorge Urrutia, así como al compositor Tomás Marco. En cuanto a las Tarascas de la ADE, destinadas a reconocer la labor prestada a la entidad, se repartieron entre la traductora Elda García-Posada; el director del teatro Principal de Zamora, Daniel Pérez; la coordinadora de proyectos del Instituto Polaco de Cultura, Joanna Gdowska, y la Escuela Superior de Canto de Madrid.

 

 

Premio Joven y de Honor

En esta edición número 32 de las estatuillas se entregaba también el Premio de Honor de la ADE, que en esta ocasión fue para el director de escena y actor gallego Xúlio Lago, “por la relevante labor desarrollada a lo largo de toda su vida como director de escena y actor, así como en la promoción y gestión de un proyecto teatral como el Teatro do Atlántico, que se ha prolongado durante más de 30 años”. Elpremio “José Luis Alonso” para jóvenes directores emergentes fue para David Martínez Sánchez por su espectáculo Eco y Narciso.

 

 

Versión imprimir